<
>

Así es... Cachorros son líderes divisionales tras vencer a Cardenales

play
Venezolano Contreras marca la diferencia con su 15to Hr (0:31)

Wilson quebró el empate a tres carreras en la parte baja del sexto episodio. (0:31)

CHICAGO -- El venezolano Willson Contreras rompió un empate con un bambinazo de dos carreras en la sexta entrada y el colombiano Josée Quintana debutó con el pie derecho en Wrigley Field para ayudar a los Cachorros de Chicago a derrotar 5-3 a los Cardenales de San Luis y lograr un virtual empate en el liderato de la División Central de la Liga Nacional.

Kyle Schwarber también conectó un cuadrangular y los Cachorros ganaron por octava ocasión en nueve encuentros desde el receso del Juego de las Estrellas. Los campeones de la Serie Mundial mejoraron su marca a 51-46 y superan por algunos puntos porcentuales a los Cerveceros de Milwaukee (53-48), que cayeron 6-3 ante los Filis de Filadelfia.

Quintana (6-8) ponchó a siete en seis entradas en su primera apertura con Cachorros en Wrigley Field desde que fue adquirido en un canje con los Medias Blancas de Chicago el 13 de julio. El domingo pasado trabajó siete brillantes entradas en la blanqueada por 8-0 en su debut con los Cachorros en Baltimore.

El veterano lanzador zurdo no estuvo tan afinado en el partido ante San Luis, pero su actuación bastó para agenciarse el triunfo luego de permitir tres carreras y cinco hits para acumular marca de 3-0 en tres aperturas de su carrera contra San Luis.

Randal Grichuk disparó un jonrón de dos anotaciones para los Cardenales, que concluyeron con marca de 4-6 su serie de visitantes, incluidos cuatro descalabros en cinco encuentros. Paul DeJong también consiguió un cuadrangular.

Tras lograr la primera blanqueada de su carrera, Michael Wacha admitió cinco carreras y seis imparables en seis entradas y sufrió su primera derrota desde el 30 de mayo.

El lanzador derecho estaba 4-0 con promedio de efectividad de 1.01 en sus anteriores cuatro aperturas, incluida la victoria por 5-0 del martes contra los Mets en la que toleró tres indiscutibles.