SCLN: Fans abuchean a receptor Yasmani Grandal, Kike Hernández sale en su defensa

play
Milwaukee pintó de blanco a los Dodgers (2:15)

Los Cerveceros no creyeron en la afición del estadio con mayor capacidad de la MLB y tomó ventaja en la NLCS. (2:15)

LOS ÁNGELES - El receptor Austin Barnes volverá a abrir en lugar de Yasmani Grandal en el Juego 4 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, el mánager de Dodgers de Los Ángeles , Dave Roberts, anunció inmediatamente después de la derrota del lunes 4-0 ante los Cerveceros de Milwaukee.

Grandal cometió su tercer passed ball en dos aperturas en la serie y tampoco pudo detener un lanzamiento enterrado en la quinta entrada de Walker Buehler (anotado como wild pitch) que permitió al infielder Travis Shaw anotar la segunda carrera de los Cerveceros. En el plato, Grandal se ponchó tres veces, la última con un out y las bases llenas en la novena entrada.

Una multitud que repletaba el Dodger Stadium abucheó a Grandal durante toda la noche.

En un momento, un puñado de la multitud comenzó a cantar como súplica "¡Queremos a Austin!", algo que su compañero Enrique Hernández no apreció.

"Es una pena que nada salió de las gradas, desde la primera entrada cuando [Ryan] Braun bateó ese doble, el estadio se quedó medio que tranquilo durante el resto de la noche", dijo Hernández. "Y apesta que se pusieran fuertes solo para emprenderla con Yasmani. Él está haciendo todo lo posible. Los receptores tienen muchas cosas que hacer".

En el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, Grandal se convirtió en el primer receptor en la historia de la postemporada en cometer dos errores y dos passed ball, una "hazaña" que logró en las primeras tres entradas. Roberts lo usó solo en un papel de bateador emergente en el Juego 2, que resultó en una jugada de doble play para cerrar una entrada con las bases llenas y los Dodgers perdiendo por una en el séptimo episodio.

Cuando se le preguntó repetidamente sobre el lanzamiento descontrolado que condujo a una carrera en el Juego 3, Grandal dijo: "Creo que los están volviendo locos más que a mí".

"Creo que cualquier persona en el béisbol entiende lo que es poder bloquear una pelota así", agregó. "Realmente no escucho el ruido afuera".

Las llamadas para Barnes se produjeron después del passed ball de Grandal, lo que permitió a Braun avanzar a posición anotadora en la octava entrada (aunque finalmente no anotó). Fue el passed ball número 28 de Grandal desde el inicio de la temporada pasada, que solo se encuentra por detrás de Gary Sánchez, de los Yankees de Nueva York, en el liderazgo de las Grandes Ligas.

"Él tuvo una noche difícil, y obviamente los fanáticos expresaron su opinión", dijo Roberts, cuyo equipo ahora tiene un récord de 2-1 en la serie. "Y son apasionados. Quieren ganar. Quieren lo mejor de todos nosotros, especialmente en la postemporada".

Hernández no fue tan aceptable.

"Si piensan que pueden hacerlo, entonces adelante, ponte tu equipo y atrapa 99 con bolas que tienen mucho movimiento", dijo Hernández. "Ha sido uno de los mejores receptores en el juego desde hace un tiempo. Está teniendo un poco de dificultad, algo que todos nosotros, como humanos, como jugadores de béisbol, superamos".

Grandal también está con problemas en la caja de bateo, donde ahora tiene 7 en 68 con 30 ponches en su carrera de postemporada. Roberts dijo que ve a Grandal ponerse "demasiado ansioso" en situaciones de alta presión, y Grandal admitió que se aventuró fuera de la zona de strike con demasiada frecuencia.

"Me han conocido por tres cosas: cuidar de mis lanzadores, embasarme y batear", dijo Grandal. "Necesito volver a eso".

Barnes reemplazó a Grandal cuando se desplomó en la recta final la temporada pasada, y finalmente inició 13 de los 15 juegos de postemporada de los Dodgers. Grandal, un agente libre al final de la temporada, se recuperó para tener una sólida temporada regular en 2018, luciendo un OPS de .815 y 24 jonrones en 140 juegos, el mayor número de partidos jugados en una misma temporada en su carrera.

Puede que le saquen de la alineación nuevamente, aunque Grandal descartó esa idea y dijo: "Incluso en los días en que no estoy jugando, tengo un papel muy importante en lo que hago, especialmente en el informe de scouting. Ha sido así todo el año".

Los Dodgers se fueron 0 de 10 con corredores en posición de anotar y manejaron mal varias bolas en juego, más allá de los errores de Grandal.

"No teníamos energía, el estadio no tenía energía, los aficionados no tenían energía", dijo Hernández. "En general, fue un juego bastante malo para todos los que se llaman a sí mismos Dodgers".