Machado y Aguilar dejan atrás incidente en primera base, pero Milwaukee no

play
Se vaciaron las bancas entre Dodgers y Cerveceros (0:44)

Otra vez Manny Machado y su comportamiento en el terreno, en esta ocasión con el venezolano Jesús Aguilar. (0:44)

LOS ÁNGELES -- Manny Machado y Jesús Aguilar voltearon la página para dejar atrás una pequeña discusión que provocó que se vaciaran las bancas durante el intenso y dramático cuarto partido de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, el martes en el Dodger Stadium. Algunos compañeros de Aguilar, sin embargo, no fueron tan diplomáticos.

Machado anotó desde segunda base impulsado por hit con dos outs del jardinero Cody Bellinger para que los Los Angeles Dodgers ganaran 2-1 en 13 entradas y 5 horas y 15 minutos a los Milwaukee Brewers y empataran 2-2 la final del viejo circuito.

Pero más que el hit de Bellinger, la zambullida de Machado en el plato para evitar el toque del receptor o el extraordinario desempeño de los lanzadores de ambos equipos, el principal tema de conversación en los camerinos de ambos equipos fue una situación entre Machado y Aguilar en la décima entrada que provocó que todos los peloteros de ambas novenas saltaran al campo, aunque no hubo golpes ni expulsiones.

Mientras corría a la primera base luego de pegar un rodado por el campocorto, Machado golpeó con su pie izquierdo la pierna derecha de Aguilar encima de la almohadilla de primera base. La repetición de TV mostró que aunque el inicialista venezolano no retiró el pie rápidamente, el dominicano pudo haber evitado el contacto.

Los jugadores se dijeron algunas cosas y Machado se devolvió para discutir con Aguilar. Entonces se vaciaron las bancas. En la entrada #13, Machado bateó un sencillo y cuando llegó a la primera base él y Aguilar se dieron un abrazo y hablaron brevemente. Más tarde, Machado pasó a segunda por un pitcheo desviado del relevista venezolano Junior Guerra y luego anotó la carrera ganadora.

“Nada. Su pie estaba un poco encima de la base y cuando traté de subir el pie le di un poco, pero eso pasó. Nosotros somos familia, hace mucho tiempo que jugamos juntos, que estamos juntos y son cosas que pasan en el juego”, dijo Machado.

“Ellos están tratando de ganar un campeonato y nosotros también. La gente siempre quiere hacer de todo algo más grande de la cuenta”, dijo Machado, quien contó lo que dijo a Aguilar cuando se reencontraron en el área de la inicial.

“Le dije: 'Vamos a seguir adelante, sabes que no fue a propósito'. Él me dijo lo mismo”, agregó.

“Manny y yo hablamos y estamos bien”, dijo Aguilar del episodio luego del partido.

Sin embargo, algunos de los compañeros de Aguilar no fueron tan complacientes con el torpedero de los Dodgers, que ya había molestado a los Cerveceros por dos barridas en la segunda base del día anterior que los campeones de la División Central consideraron peligrosas.

“Fue una jugada sucia”, dijo el intermedista Travis Shaw. “Fue una jugada sucia de un jugador sucio”, dijo el jardinero Christian Yelich.

“Yo juego pelota, y trato de salir y ganar para mi equipo. Si esos son sus comentarios, son sus comentarios, no hay nada que pueda hacer al respecto”, dijo Machado, quien batea .353 en la Serie de Campeonato y lidera a los Dodgers con tres jonrones y nueve carreras impulsadas en la postemporada.