Justin Verlander confía en instinto y no en experiencia para 2a. salida ante Boston

play
Boston fue mejor en un juego clásico de postemporada (1:23)

La efectividad de los Medias Rojas se combinó con algunos desaciertos de los Astros y el resultado se traduce hoy en un 3-1 para los visitantes. (1:23)

HOUSTON -- Justin Verlander sabe que este jueves puede ser uno de los días más importantes de su carrera, al ser el de la sobrevivencia para los Astros de Houston, que están 3-1 abajo en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

El as de los Astros será el abridor del quinto y último juego de la serie en el Minute Maid Park en su segunda salida contra los Medias Rojas de Boston, que ganaron 8-6 la noche del miércoles.

Verlander ya derrotó a los Medias Rojas en el primer juego de la antesala del Clásico de Otoño, el sábado pasado, con seis entradas de trabajo y pelota de dos imparables con igual número de carreras permitidas y seis ponches, sin embargo, el derecho sabe que las segundas salidas en la misma serie pueden ser más complicadas que las primeras.

“Especialmente contra este equipo, que es realmente bueno haciendo ajustes“, dijo Verlander. “Hacen ajustes rápido. Representan retos únicos. Conocen mis fortalezas y mis debilidades y yo conozco las suyas.

“La segunda vez contra una alineación tienes que ajustar. O tal vez no. No sé. Es una de esas ocasiones en las que me gusta confiar en mis instintos”, agregó.

Desde que llegó a los Astros en el verano de 2017, Verlander pareció haber rejuvenecido. Incluso, él mismo ha dicho que a sus 35 años está en la segunda parte de su carrera ligamayorista, después de 12 temporadas y media con los Tigres de Detroit.

El desempeño de Verlander en la postemporada anterior fue una de las principales razones por las que Houston logró el primer título de su historia y en 2018, tampoco bajaron sus estadísticas entre los abridores élite con marca de 16-9 y efectividad de 2.52.

“(Justin) es un lanzador que está en evolución continua”, destacó el manager de los Astros, A.J. Hinch. “Es un lanzador diferente al que trajimos hace más de 12 meses. Puede ajustar y adecuarse a las circunstancias. Es muy listo y se prepara demasiado”.

Altuve batea y corre con dolor
José Altuve fue víctima de un robo de jonrón en su primer turno al bat, pero en el segundo conectó un doble.

El problema es que llegó a segunda base con molestias en la pierna derecha, la misma que ha provocado que los dos partidos anteriores juegue sólo como bateador designado.

El venezolano fue revisado por el médico y cuestionado por Hinch y decidió seguir en el partido.

“En línea recta no me preocupa“, dijo Hinch el martes por la noche, luego del Juego 3. “(Altuve) está más cómodo cuando corre en línea recta. El cambio de dirección es un poco más de problema. Al dar la vuelta no luce completamente cómodo.

“Este muchacho es un perfecto ejemplo para cualquiera que vea beisbol sobre cómo competir y jugar”, recalcó el piloto.

En la primera entrada, Altuve bateó lo que parecía un jonrón, pero fue marcado out porque los umpires consideraron que hubo interferencia de un aficionado en una acción en la que Mookie Betts salta sobre la barda del jardín derecho y parece tener el guante ya dentro del área de las gradas.

El nuevo ‘Sr. Octubre’
George Springer conectó sencillo y cuadrangular para extender a 13 su racha de juegos de postemporada con al menos un imparable, la cual comenzó desde el año pasado.