Alex Cora celebra por partida doble: su cumpleaños y segunda Serie Mundial al hilo

play
Alex Cora nos habla del significado de celebrar ir rumbo a la (0:59)

Alex Cora nos habla del significado de celebrar ir rumbo a la Serie Mundial el día de su cumpleaños, y hacerlo junto a su familia. Video by Marly Rivera (0:59)

HOUSTON -- No hubo un mejor regalo de cumpleaños para el dirigente Alex Cora que la cuarta victoria consecutiva de los Boston Red Sox sobre los Houston Astros, imponiéndose por marcador de 4-1 la noche del jueves para coronarse campeones de la Liga Americana y conseguir su pase a la Serie Mundial por primera vez desde 2013.

“Es un gran día”, dijo Cora, quien cumplió 43 años el jueves. “A.J. Hinch y los Astros me dieron la oportunidad de estar con ellos, crecer como entrenador y aprender mucho de los diferentes aspectos del juego. Estoy muy orgulloso de ellos. Tuvieron una temporada increíble. Estoy orgulloso de A.J. y lo que lograron esta temporada”.

“Es tremendo”, continuó el dirigente puertorriqueño, quien fue coach de banca y campeón de la Serie Mundial con los Astros el año pasado. “De verdad que los sacrificios que hace la familia en esta carrera son sumamente duros y que se disfruten esto de la manera que los muchachos se lo disfrutan, (mi familia) es una parte esencial de lo que está sucediendo”.

“El partido de anoche terminó cerca de las 12:10 de la madrugada, así que ganamos dos juegos en mi cumpleaños. Me quedo con eso”.

El receptor Christian Vázquez se expresó muy contento de compartir el momento con su dirigente y compatriota, en particular un año después de que la isla de Puerto Rico fue devastada por el huracán María: “Creo que nunca va a tener un regalo tan lindo como éste, entrar a la Serie Mundial el primer año de haber estado como manager. Bien especial”.

“Tú sabes que somos de Puerto Rico”, continuó Vázquez. “Es especial. Lo que pasó con Puerto Rico, el huracán y todas esas cosas, pienso que va a ayudar a Puerto Rico. Los niños van a querer seguir jugando pelota en Puerto Rico y nos va a ver como ejemplo”.

A David Price le tomó 11 años y 20 partidos en postemporada, pero finalmente consiguió su primera victoria como abridor en playoffs. Price dio una clínica de pitcheo, donde se fue golpe a golpe y dominó a su ex compañero en Detroit, Justin Verlander.

El zurdo de 33 años le dio gran parte del crédito a Cora por la histórica campaña de los Medias Rojas, que ganaron 108 juegos en 2018, la mayor cantidad en la historia de la franquicia y apenas la cuarta vez en que un equipo bostoniano gana 100 juegos o más en sus 117 años de historia.

“AC (Alex Cora) ha sido enorme para nosotros durante todo el año” dijo Price. “Simplemente encaja muy bien en este grupo. Desde nuestro primer día de entrenamientos primaverales, siempre nos mantuvo unidos, ya fuera a través de mensajes de texto o llamadas telefónicas, o a salir a almorzar. Todos siempre estuvimos en la misma página y con el mismo objetivo en común. Y ha sido fenomenal para nosotros”.

Price mantuvo a los Astros fuera de balance, en un momento retirando a ocho bateadores de forma consecutiva, y ponchó a nueve en sus seis entradas en blanco, un nuevo récord personal en postemporada.

“Me sentí muy bien en el montículo”, explicó el zurdo. “Todo el tiempo me seguía diciendo: mantente en el momento. No te preocupes por el siguiente bateador. No pienses en el próximo lanzamiento. Mantente aquí. Y pude hacer eso esta noche. Y dio sus frutos. Y es una de las noches más especiales que he tenido en un terreno de béisbol”.

“Increíble, increíble”, dijo Vázquez sobre la apertura de Price. “Fue unas de las mejores salidas de su carrera. Yo pienso que ahora él va a coger esa confianza para atrás y seguir haciendo su trabajo”. A pesar de haber obtenido 108 victorias toda la campaña, los Medias Rojas continuaban siendo vistos como los no favoritos, no sólo cuando perdieron el segundo partido ante los Yankees de Nueva York en la Serie Divisional, sino también después de ser derrotados por los Astros en el primer juego de la Serie de Campeonato.

No obstante, al igual que le sucedió al dominicano Rafael Devers toda la campaña, el equipo hizo oídos sordos a los comentarios de afuera y se enfocaron en su única meta, llegar a la Serie Mundial.

Ningún bateador de los Medias Rojas tuvo el bate más caliente que Devers en la Serie de Campeonato, donde remolcó 12 carreras para empatar al Tigre de Maracay Miguel Cabrera con el segundo mayor número de carreras impulsadas en postemporada antes de cumplir 22 años. El novato dominicano también bateó para .385 en la serie, liderando a todos los Medias Rojas con al menos 10 turnos al bate.

“A mí no me sorprende nada. Nosotros estamos aquí. Sabemos lo que tenemos y sabemos lo que queremos”, sentenció Devers, quien conectó el cuadrangular de tres carreras que decidió el partido. “Somos un equipo que siempre está positivo y siempre vamos a competir. No importa lo que digan fuera del terreno. Nosotros estamos aquí para ganar y vamos a tratar de ganar”.

BRADLEY JR. EL MÁS VALIOSO
A pesar de batear para sólo .200, Jackie Bradley Jr. fue nombrado el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato por conectar tres batazos decisivos para los Medias Rojas en la serie, incluido un cuadrangular con las bases llenas en el tercer partido.

Bradley Jr. impulsó nueve carreras con dos cuadrangulares y un doble, recibiendo cuatro bases por bolas y anotando tres carreras. Las nueve carreras de Bradley Jr. fueron equivalentes al 33 por ciento de los 27 RBI de los Medias Rojas en toda la serie.

“No tengo palabras”, dijo Bradley. “Esto es un asombroso. Tengo compañeros de equipo increíbles, un personal de trabajo increíble. Todos son una bendición”.

“Esto fue lo que nos propusimos desde que llegamos a los entrenamientos primaverales. Y batallamos – y nos pusimos a prueba en la batalla, jugamos en contra de muchos grandes equipos de gran. Este es definitivamente un momento especial”. “Ha sido muy gratificante”, continuó Bradley. Siempre te propones hacer, posiblemente hacer todo lo que puedas para permanecer aquí y competir, ayudar a ganar de cualquier manera posible. Fue mucho trabajo. No viene fácil. Y quiero seguir trabajando, seguir mejorando en mi trabajo y, con suerte, seguir ganando”.