Medias Rojas destrozaron las estadísticas

play
Boston elimina a Houston en el Juego 5 (2:51)

Los Medias Rojas dominaron el partido en su totalidad y van camino a la Serie Mundial, por primera vez desde el 2013. (2:51)

HOUSTON – Los Medias Rojas de Boston fueron el equipo de Grandes Ligas con el mayor número de victorias durante la campaña 2018, clasificados número uno de cara al inicio de la postemporada.

Su marca de 108-54 en la temporada regular fue la mejor en los 118 años de historia de la franquicia, siendo sólo el cuarto equipo de los Medias Rojas en conseguir 100 victorias o más en una sola campaña, uniéndose a los equipos de 1912, 1915 y 1946.

La temporada estuvo repleta de estadísticas absurdas, como el hecho que el equipo nunca perdió cuatro juegos al hilo en todo el año.

Los Medias Rojas registraron un porcentaje de victorias de al menos .575 en cada mes calendario, incluyendo una marca de .600+ de abril a agosto, lo cual no había sucedido desde 1912.

Fueron además el primer equipo en 2018 en alcanzar 20, 30, 40, 60, 70, 80, 90 y 100 victorias esta campaña 2018, a la vez que fallaron en perder 14 series consecutivas entre el 2 de julio y el 23 de agosto (10-0-4), lo cual fue la racha invicta más larga para la franquicia desde 1972.

El equipo lideró a todo Grandes Ligas en la gran mayoría de las categorías ofensivas, incluidas carreras anotadas (876), promedio de carreras por juego (5.4), promedio de bateo general (.268), porcentaje de embasarse (.339), slugging (.453), OPS (.792), dobles (355) y extrabases (594).

A la vez poseyeron la tercera tasa de ponches más baja en MLB, ponchándose sólo un 19.9 por ciento. Pero pesar de su increíble campaña, los de Boston no eran considerados los favoritos llegada la Serie Divisional. En el momento en que perdieron el segundo partido de la serie ante los Yankees de Nueva York en Fenway Park, ya se comenzaba a hablar de que sería otro debut y despedida para Boston en primera ronda, como sucedió los dos años anteriores.

Los Medias Rojas no sólo se impusieron ante los poderosos 'Baby Bombers', que a la vez tuvieron su propia histórica campaña de 100 victorias y 267 cuadrangulares, pero lo hicieron como visitantes en terreno enemigo en el sur del Bronx, con dos victorias consecutivas en Yankee Stadium que los enviaron a la Serie de Campeonato.

Algo semejante volvió a suceder en la Serie de Campeonato ante los Astros de Houston. Tras caer en el primer encuentro en Boston, perdiendo de inmediato la ventaja como dueños de casa, ya se hablaba de que los Medias Rojas volverían a quedarse cortos ante un equipo más 'completo' en los Astros, y el que contó con la mejor rotación abridora en Grandes Ligas toda la campaña.

La historia fue muy distinta: los Medias Rojas consiguieron cuatro victorias consecutivas, incluidas tres en Minute Maid Park en Houston. Y es que los únicos que nunca dudaron de que su único destino era la edición número 114 del Clásico de Otoño fueron sus propios jugadores y entrenadores.

"En algo en lo que nosotros somos consistentes es no escuchar lo que dicen la gente fuera del camerino", dijo a ESPN Digital el dirigente Alex Cora. "Nosotros sabemos que somos talentosos. Sabemos que nos vamos a preparar y que vamos jugar con cualquiera a este nivel y así lo han demostrado". "La gallardía que tiene el equipo y el talento que tenemos no se puede poner en duda", explicó el coach de tercera base Carlos Febles.

"Creímos en nosotros mismos. Creímos en lo que hicimos en la temporada", ofreció el receptor Sandy León. "Jugar en familia; jugar en equipo. La comunicación fue excelente toda la temporada; lo mismo hicimos en los playoffs. Gracias a Dios ganamos. ¡Ganamos! La Serie Mundial es un sueño hecho realidad".

Es así como el mejor equipo con el que muchos no contaban se impuso ante sus supuestos superiores rivales para clasificar a su cuarta Serie Mundial en los últimos 15 años, donde la única meta es hacer lo que hicieron sus predecesores en 2004, 2007 y 2013, ganar un anillo de Serie Mundial.

"Para ganar 108 juegos en una temporada tienes tener un equipo bien completo y creo que eso estuvo en exhibición en todos estos playoffs”, señaló el toletero J.D. Martínez. “Esto demuestra que nunca nos quitamos", destacó por su parte el receptor Christian Vázquez.

"Yo pienso que siempre estamos peleando pitcheo a pitcheo; juego a juego. Es un grupo especial. Pero esto no se acaba aquí. Faltan cuatro victorias para lograr lo que queremos".