Estruendoso abucheo para Manny Machado en Miller Park

MILWAUKEE -- Algo quedó bien claro desde antes que arrancara el partido del viernes en el Miller Park: Los fanáticos de los Cerveceros de Milwaukee odian a Manny Machado y se encargaron de hacérselo saber.

El torpedero de origen dominicano de los Dodgers de Los Ángeles fue abucheado ruidosamente cuando anunciaron las alineaciones y luego en cada turno que agotó, durante el sexto partido de la Serie de Campeonato de las Liga Nacional. Milwaukee ganó 7-2 para forzar un séptimo y decisivo encuentro el sábado en esta misma instalación.

Machado, quien se fue de 4-0, fue abucheado intensamente durante los actos previos al juego y luego cuando fue ponchado en la primera entrada con Justin Turner en primera base y un out, bateó elevado al torpedero en el tercero, se ponchó con dos en bases en el quinto y conectó rodado al campocorto comenzando el octavo.

Los abucheos eran sostenidos a lo largo de los turnos, lo que hacía recordar el singular sonido de las vuvuzelas que tocaban los aficionados sudafricanos en los estadios durante la Copa Mundial de Fútbol del 2010. En cada ocasión terminaron con una gran celebración por el fallo de Machado.

Durante el juego #4, en el que Machado anotó la carrera ganadora en el inning 13, el torpedero de Los Ángeles y el inicialista venezolano de los Cerveceros, Jesús Aguilar, se enfrascaron en una discusión en la décima entrada que provocó que todos los peloteros de ambas novenas saltaran al campo.

Mientras corría a la primera base luego de pegar un rodado por el campocorto, Machado golpeó con su pie izquierdo la pierna derecha de Aguilar encima de la almohadilla de primera base. La repetición de TV mostró que el inicialista venezolano no retiró el pie rápidamente, pero también que el dominicano no hizo nada para evitar el contacto.

Los jugadores se dijeron algunas cosas agriamente y se vaciaron las bancas. En la entrada #13, Machado bateó un sencillo y cuando llegó a la primera base él y Aguilar se dieron un abrazo y hablaron brevemente. Esto no impidió que algunos compañeros de Aguilar tildaran de ''sucio'' a Machado y que el comisionado le pusiera una multa económica no revelada.

''Su pie estaba un poco encima de la base y cuando traté de subir el pie le di un poco, pero eso pasó. Nosotros somos familia, hace mucho tiempo que jugamos juntos, que estamos juntos y son cosas que pasan en el juego'', dijo Machado.

''Ellos están tratando de ganar un campeonato y nosotros también. La gente siempre quiere hacer de todo algo más grande de la cuenta'', dijo Machado, quien contó lo que dijo a Aguilar cuando se reencontraron en el área de la inicial.

''Le dije vamos a seguir adelante, sabes que no fue a propósito. Él me dijo lo mismo'', agregó.

''Manny y yo hablamos y estamos bien'', dijo Aguilar del episodio luego del partido.

Sin embargo, algunos Cerveceros no fueron tan comprensivos con el torpedero de los Dodgers, que ya había molestado a sus rivales con dos barridas en la segunda base del día anterior que los campeones de la División Central consideraron peligrosas.

''Fue una jugada sucia'', dijo el intermedista Travis Shaw. ''Fue una jugada sucia de un jugador sucio'', dijo el jardinero Christian Yelich.

El viernes, cuando la final del viejo circuito regresó a Milwaukee, los aficionados locales le dejaron a saber a Machado cómo se sentían y lo hicieron efusivamente.