Anillo en estómago, malestar del zurdo Chris Sale... pudiera ser

play
¿Red Sox son favoritos sin importar su rival en la Serie Mundial? (2:01)

Los bostonianos regresaron al 'Clásico de Otoño' tras derrotar a los campeones Astros y con la mejor marca de las Mayores en temporada regular. (2:01)

Aparentemente, no fue la gripe o algún sushi malo el que envió a Chris Sale al hospital durante la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Astros de Houston.

No, la razón era muy diferente de lo que la mayoría hubiera esperado: una infección debido a un anillo en el ombligo.

Esa es la historia que Sale contó el sábado cuando se le preguntó cómo se sentía antes de su inicio en el Juego 1 de la Serie Mundial el martes contra los Dodgers de Los Ángeles o los Cerveceros de Milwaukee. Con una cara seria, el as del zurdo dijo que un golpe en el ombligo estaba detrás de su estadía en el hospital el fin de semana pasado en Boston, una que finalmente hizo que se perdiera un comienzo en el Juego 5.

''Me irritaba un anillo en el ombligo, simplemente lo recogía y lo sacaba constantemente, causaba irritación y tenía un erupto'', dijo Sale a los periodistas en Fenway Park, según el Boston Herald. ''Tuve que ocuparme de eso. Los médicos y enfermeras de MGH fueron increíbles. Las cosas suceden. Tú las manejas y sigues avanzando''.

No estaba claro si Sale estaba bromeando, pero en el pasado se divirtió un poco con los motivos de sus lesiones. Después de romperse el pie en 2015, se presentó al entrenamiento de primavera y le dijo a los reporteros que sucedió mientras estaba dando patadas en la cabeza a un intruso en su casa.

Sale duró solo cuatro entradas en el Juego 1 contra los Astros. Al día siguiente, los Medias Rojas anunciaron que había sido admitido en el MGH con una enfermedad estomacal. Fue dado de alta el lunes y se reincorporó al equipo en Houston el martes, pero fue removido para abrir el Juego 5 porque no estaba al 100 por ciento. David Price lanzó en su lugar, liderando a los Medias Rojas de Boston a amarrar la serie.

''Solo tuve un mal en el estómago'', dijo Sale. ''No es divertido. Definitivamente no es divertido ver a tu equipo. Sin embargo, tenemos que hacer lo que tienes que hacer. Sucedió, lo solucionamos y estamos aquí ahora. Hay que seguir''.

Sale dijo que perdió algo de peso mientras estaba fuera, pero ahora se siente 100 por ciento. Lanzó una sesión de bullpen el sábado y comenzará el juego 1 de la Serie Mundial el martes en Boston.