Mexicano Julio Urías muestra temple en su debut de Serie Mundial

play
Julio Urías se hizo presente en el 1er juego de la Serie Mundial (0:59)

El lanzador mexicano no permitió carreras en la 6ta entrada. (0:59)

El mexicano Julio Urías cumplió uno de sus sueños al debutar en una Serie Mundial defendiendo la franela de Los Angeles Dodgers en Fenway Park y así convertirse en el pitcher más joven de la novena californiana en aparecer en un juego del Clásico de Otoño desde su compatriota Fernando Valenzuela en 1981.

Urías tomó la lomita de las responsabilidades en el sexto rollo cuando los Boston Red Sox tenían la ventaja 5-3 tras explotar al abridor Clayton Kershaw y también hacerle daño al relevista Ryan Madson.

El culichi inició encendido su labor en el sexto rollo retirando a los tres hombres que enfrentó. Sandy León y Jackie Bradley Jr. se fueron por la vía del ponche y posteriormente Mookie Betts, sólido candidato a Jugador Más Valioso, elevó a la primera base para que David Freese capturara en apenas 12 lanzamientos.

Dave Roberts, tras conseguir una carrera en la parte alta del séptimo episodio le dio el voto de confianza para enfrentar a Andrew Benintendi, una de las estrellas de la velada, quien coectó un batazo que apenas superó la tercera base y fue imposible de alcanzar para Joc Pederson, quien sólo vio como la pelota se fue a las gradas para que se marcara el doble de terreno.

Fue en ese momento cuando el manager decidió dar por finalizada la labor del joven pitcher mexicano que se convirtió en el décimo jugador de esta posición que aparece en un Clásico de Otoño y el primero en casi siete años nacido en México que lo hace desde Jaime Garcia y Fernando Salas.