¿Habrá espantado finalmente David Price sus fantasmas de postemporada?

play
Los Medias Rojas dieron primero en la Serie Mundial (1:35)

Boston doblegó a los Dodgers, con pizarra final de 8 carreras a 4, para el delirio de la fanaticada del Fenway Park. (1:35)

BOSTON – ¿Habrá espantado finalmente David Price sus fantasmas de postemporada? Eso se pondrá a prueba esta noche en el segundo encuentro de la Serie Mundial de 2018, con los Medias Rojas de Boston buscando tomar una comandante ventaja de dos victorias a cero sobre los Dodgers de Los Angeles. Los equipos que han arrancado con una ventaja de 2-0 en la Serie Mundial han ganado el 82% de las veces.

Las penurias de Price en playoffs han sido bien documentadas. Antes del segundo partido de la más reciente Serie de Campeonato contra los Astros de Houston, donde el zurdo se fue sin decisión tras permitir cuatro carreras en cuatro y dos tercios de entrada, los equipos de Price habían registrado un récord de 0-10 en sus 10 aperturas de postemporada de por vida.

Le tomó 20 juegos de postemporada, pero Price finalmente consiguió su primera victoria como abridor con una dominante presentación en el quinto juego de la serie contra los Astros. Price aseguró la barrida en Minute Maid Park y envió a los Medias Rojas a la Serie Mundial ponchando a nueve Astros en seis entradas en blanco, un nuevo récord personal en postemporada.

“Definitivamente me siento contento de que ya haya llegado ese momento y de que podamos seguir adelante”, dijo Price al abordar a la prensa previo al primer partido de la Serie Mundial en Fenway Park. “Definitivamente fue un peso que me quité de encima”.

Price llamó a ese partido “una de las noches más especiales que he tenido en un terreno de béisbol”, la cual buscará suplantar con su primera salida como abridor en un Clásico de Otoño. El zurdo lanzó tres entradas y un tercio con Tampa Bay en la Serie Mundial de 2008, pero todas fueron como relevista.

En 19 presentaciones playoffs con Tampa Bay, Detroit, Toronto y Boston en sus 11 años en Grandes Ligas, Price anteriormente había registrado sólo dos victorias, ambas como relevista, acumulando un récord de 2-9, con una abultada efectividad de 5.42.

“Sólo porque fallé en octubre durante nueve años de forma consecutiva, eso no me quitó la pasión por el béisbol. En cuestión de altibajos, sabía que era algo que iba a suceder. Definitivamente he tenido muchas más bajas que altas en octubre”, destacó el ganador del Cy Young en 2012. “Pero espero que aún me quede mucho béisbol en octubre. Para eso vine a Boston. Sabía que estaríamos en esta posición, año tras año. Así que estoy feliz de que hayamos llegado a este punto y todos nosotros queremos cuatro victorias más”.

Por segunda noche consecutiva habrá un duelo de zurdos, con Hyun-jin Ryu midiéndose a Price. Al igual que su compañero de equipo Clayton Kershaw, será la primera aparición del abridor coreano en Fenway Park. Kershaw, como sucedió también con el as bostoniano Chris Sale, en un duelo que se anticipaba fuese dominado por el pitcheo, vio solamente cuatro entradas de acción en la derrota de los Dodgers.

Ryu no ha tenido el mismo éxito fuera del Dodger Stadium esta campaña. El zurdo de 31 años, que busca convertirse en sólo el segundo pelotero coreano en la historia en ganar un anillo de Serie Mundial, registró una efectividad de 1.15 en nueve aperturas en casa durante la temporada regular. Ese número aumentó dramáticamente a un ERA de 3.58 como visitante.

Price tiene un récord de 0-1 con una efectividad de 2.25 en dos aperturas de por vida contra los Dodgers; Ryu nunca se ha enfrentado a los Medias Rojas.

“Los Dodgers tienen una muy buena alineación para enfrentarse a un lanzador zurdo y a un lanzador derecho. Estoy familiarizado con algunos de los jugadores en su alineación y simplemente voy a salir a ejecutar mis lanzamientos”, señaló Price. “Este es el mismo béisbol que hemos estado jugando todo el año contra un equipo con el que muchos de nosotros probablemente no estamos tan familiarizados. Pero creo que todos estamos emocionados por hacerlo”.

Los equipos tendrán un día libre mañana jueves ya que la Serie Mundial se trasladará al Dodger Stadium para celebrar, de ser necesarios, los próximos tres partidos. La última vez que un equipo ganó un anillo de Serie Mundial en casa fueron precisamente los Medias Rojas en 2013, cuando vencieron a los Cardenales de San Luis para conseguir su tercer campeonato mundial en menos de una década.