Alex Cora: "JD va a jugar, Betts no abrirá en 2B"

LOS ANGELES -- Ahora que la Serie Mundial se traslada a la casa del campeón de la Liga Nacional y perderá el bateador designado, el manager de los Medias Rojas de Boston, el puertorriqueño Alex Cora, tendrá que hacer algo creativo para mantener en la alineación titular a su principal toletero, el cubano J.D. Martinez.

Los Medias Rojas, que dominan el clásico de otoño 2-0, visitan a los Los Angeles Dodgers durante el fin de semana para los juegos 3 y 4 y, de ser necesario, el #5. Los derechos Rick Porcello y Walker Buehler son los lanzadores abridores en el tercer encuentro, programado para arrancar el viernes a las 5:09 pm de Los Angeles (8:09 ET).

“JD va a jugar”, dijo Cora a ESPN Digital el jueves en el Dodger Stadium. “Aún no hemos decidido quién será el sacrificado, pero JD estaría en el jardín izquierdo o el jardín derecho. Vamos a ver como amanece su tobillo lastimado, pero planeo jugar a JD”, agregó Cora.

El piloto boricua dijo que Andrew Benintendi también estará en la alineación, mientras que el otro gran candidato que tiene Boston para el premio de Jugador Más Valioso de la temporada, Mookie Betts, es una ficha fija. Ese escenario dejaría fuera de la alineación inicial al jardinero central Jackie Bradley Jr., el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Astros de Houston.

Desde que arrancó la Serie Mundial se ha especulado que Cora podría usar en la segunda base a Betts, un antiguo jugador del cuadro, para mantener jugando a Beninendi, Bradley y Martínez. El jueves, el capataz de los Medias Rojas descartó esa opción. El trío de jardineros regulares de Boston es finalista al Guante de Oro en sus respectivas posiciones, fue anunciado el jueves.

“¿Mookie Betts en segunda base? No, él no jugará segunda base. Bien, él no abrirá en segunda base”, dijo Cora.

En su primera temporada con Boston, Martínez coqueteó con la triple corona de bateo y llenó el enorme hueco dejado por el retiro del dominicano David Ortiz, después de la temporada del 2016. Martínez, quien firmó un contrato de cinco años y $110 millones de dólares como agente libre, bateó .330 con 43 jonrones, 130 carreras impulsadas y 111 anotadas en la serie regular.

En la postemporada, el candidato al Jugador Más Valioso de la Liga Americana batea .333 con dos cuadrangulares y 13 carreras impulsadas en 11 encuentros. En los dos primeros choques de la Serie Mundial bateó .429 y empujó cuatro de las 12 carreras que anotaron los Medias Rojas. Lo único que podría dejar fuera del equipo titular a Martínez el viernes es la molestia de tobillo que arrastra desde hace algún tiempo. “Ya veremos. En realidad, se sintió mejor hoy caminando hoy, recibió tratamiento en el camino aquí.

Va a recibir tratamiento mañana. Tendrá tratamiento mañana por la mañana. En la tarde vamos a tomar una decisión. Ayer, se veía mal al principio del juego, pero luego parecía que se estaba moviendo mejor hacia el final. Haremos una decisión. Él nos dejará saber”, dijo Cora.

Además de la ausencia del bateador designado, el lanzador de los Dodgers debería estar más acostumbrado a batear que el de los Medias Rojas y la posibilidad de que un jugador defensivo con limitaciones y un tobillo lastimado salga a defender en uno de los jardines más amplios de las ligas mayores, en cierta forma otorgarían algunas aparentes ventajas para los Dodgers, que fueron superados en Fenway Park en los primeros dos encuentros de la serie.

No obstante, Porcello bateó .429 (7-3) con dos dobles y tres impulsadas en la temporada del 2018 y tiene ocho hits y cinco impulsadas en 39 turnos en su carrera. Buehler bateó .163 (43-7) en su primera temporada en las Grandes Ligas.

“Bueno, obviamente el Bateador Designado es una cosa. Creo que el clima es un poco diferente. Hay una familiaridad, obviamente, para nosotros. Se ha hablado mucho de la profundidad de nuestros jardines; estamos muy familiarizados con nuestro parque”, dijo Dave Roberts, el dirigente de los Dodgers.

“Y el juego de la Liga Nacional, haciendo que Walker tome un al bate, ver si Rick puede manejar el bate.

Pero es el estilo. Obviamente esto es a lo que estamos acostumbrados. Pero, de nuevo, el béisbol es el béisbol. Todavía tienes que salir y lanzar, atrapar la pelota y batear. Y tenemos que hacer eso mejor que ellos”, dijo Roberts.