Medias Rojas, por perfección en patio ajeno en Playoffs

LOS ÁNGELES – Los Medias Rojas de Boston buscarán extender su marca perfecta como visitantes esta postemporada cuando envíen a Rick Porcello a la lomita este viernes para el tercer partido de la Serie Mundial ante los Dodgers de Los Angeles de Los Ángeles.

“No estoy seguro de que puedo explicar el éxito que hemos tenido como visitantes", explicó el lanzador el jueves al abordar la prensa tras arribar en Los Ángeles. “Creo que hemos jugado buena pelota. Si miras hacia atrás a la serie en Nueva York, anotamos 16 carreras y luego lanzamos bien en el cuarto partido. Y luego en Houston, David Price lanzó un juego increíble, y pudimos anotar suficientes carreras para concluir la serie. "Pero no estoy seguro de porqué nos ha ido tan bien en la carretera", agregó.

"Creo que es porque nadie se está viendo afectado por el lugar en el que se encuentra y mantiene ese enfoque de salir a hacer su trabajo y hacer lo que es necesario cada día. Pero estoy muy emocionado por la oportunidad. Ese es un buen equipo con jugadores versátiles y siento que estoy listo para el desafío".

Boston cuenta con un récord invicto de 5-0 en sus cinco partidos fuera de casa estos playoffs, arrancando con dos victorias en la Serie de Campeonato sobre uno de los equipos más dominantes en su propio patio toda la campaña: los Yankees de Nueva York.

Los Bombarderos acumularon un récord de 53-28 en Yankee Stadium, la segunda mejor marca en todo Grandes Ligas, sólo detrás de los mismos Medias Rojas, que lideraron a todo el béisbol con 57 victorias en el Fenway Park. Después que Nathan Eovaldi anuló a los bates neoyorquinos en el primer partido de la Serie Divisional en el Bronx, Porcello tuvo una de las mejores salidas de postemporada para cualquier abridor de los Medias Rojas.

El abridor permitió una sola carrera en cinco hits a través de cinco entradas contra los poderosos bates de los Yankees, eliminando a sus archirrivales en el mismo lugar donde habían parecido invencibles toda la campaña. Los Astros fueron sus próximas víctimas.

Los Medias Rojas se alzaron con tres victorias consecutivas en Minute Maid Park en la Serie de Campeonato, celebrando de nuevo en terreno ajeno y sorprendiendo al mundo del béisbol haciendo ver fácil la eliminación de los campeones reinantes de la Serie Mundial.

Ahora pondrán esa marca perfecta a prueba en otra de las sedes más difíciles para jugar como visitantes, el Dodger Stadium. Dodger Stadium es uno de los parques de Grandes Ligas que más favorece a los lanzadores y a la defensa, y limita a la ofensiva.

Los Dodgers registraron 45 victorias en Chávez Ravine, el quinto mejor récord en la Liga Nacional. No obstante, Porcello no se circunscribe a la noción de que un parque en particular puede ofrecer una ventaja dramática para un lanzador.

"Los buenos lanzamientos sacan a jugadores de out, y eso es consistente en cualquier parte", señaló el derecho de 29 años. "No puedes comenzar a considerar el tamaño del plato porque estamos en Fenway Park o ponerte a hacer algo diferente en ciertos estadios, especialmente a estas alturas. Son bateadores inteligentes. Si me estoy midiendo a un Manny Machado en Fenway Park, y sólo estoy trabajándolo con lanzamientos afuera, él hará los ajustes necesarios y comenzará a atacarlos. Tienes que cubrir todos los cuadrantes de la zona de strike y mantener a los bateadores fuera de balance, sin importar dónde estés". "En cuanto a lanzar en Dodger Stadium, sé que estoy siendo parcial, pero creo que Fenway Park es uno de los mejores ambientes que verás en el béisbol", continuó.

"Y el Dodger Stadium está muy cerca en segundo lugar. Esto es algo con lo que sueñas desde niño. Algo que nunca voy a olvidar".

Porcello ha sido un enigma esta postemporada. Antes de su apertura contra los Yankees, el derecho había acumulado pésimos números en playoffs, con récord de 0-3 y efectividad de 5.33 en 12 partidos de postemporada entre Boston y Detroit.

Si bien Porcello dominó a los poderosos bates neoyorquinos en la Serie Divisional, cuando llegó su turno de lanzar en Houston, no fue ni la sombra del abridor que fue crucial en la eliminación de los 'Baby Bombers'.

Porcello permitió 7 hits y 4 carreras en sólo cuatro entradas de labor contra los Astros, un daño que pudo ser muchísimo mayor si no hubiera sido por la oportuna intervención de la estelar defensa bostoniana. Fue así que su efectividad como abridor aumentó a 5.00 esta postemporada.

No obstante, en las dos ocasiones que ha aparecido como relevista, Porcello se ha combinado para lanzar una entrada y dos tercios en blanco, permitiendo un solo hit y registrando dos ponches.

"Lo usamos mucho en las dos primeras rondas como relevista, y luego abriendo. No creo que su arsenal estuvo muy pulido al principio de los playoffs. Así que ahora con el descanso creo que estará bien", dijo el dirigente Alex Cora sobre el derecho, quien no ha lanzado desde el 17 de octubre.

"Sé que ellos tendrán una alineación diferente; todos los zurdos jugarán. Pero siento que con su arsenal podemos irnos uno a uno con ellos y puede darnos una salida de calidad".

Cora hizo referencia al hecho que Porcello además verá a una alineación muy distinta a la que el dirigente Dave Roberts presentó en los primeros dos partidos en Fenway Park, siendo el primer lanzador derecho de los Medias Rojas en medirse a los Dodgers.

Roberts utilizó una alineación conformada por bates derechos de pies a cabeza en contra de los dos primeros abridores de los Medias Rojas, los zurdos Chris Sale y David Price. Eso hizo que los Dodgers se convirtieran en el primer equipo en la historia en abrir una Serie Mundial con sus cuatro líderes en cuadrangulares en el banco: Max Muncy (35 jonrones), Cody Bellinger (25), Joc Pederson (25) y Yasmani Grandal (24). Tras caer en un hoyo de 0-2 para arrancar la Serie Mundial, Roberts, dijo que anticipaba utilizar una alineación distinta el viernes, con el novato Walker Buehler en la lomita.

El talentoso Buehler, de 24 años, ha tenido un mejor desempeño de lo que dice su línea de 0-1 con una efectividad de 5.40 en tres aperturas esta postemporada.

"Esos jugadores que estaban en el banquillo en contra de los abridores zurdos los primeros dos juegos, espero verlos mañana", señaló el abridor.

"He tratado de observarlos toda oportunidad que haya tenido durante la postemporada, cuando han estado en televisión y no estamos jugando, tratando de ver los swings de los bates zurdos. Tienen mucha profundidad. Tienen un gran talento del lado izquierdo del plato y también grandes bateadores derechos. Tampoco te puedes olvidar de ellos".

Porcello cuenta con dos aperturas de por vida en Dodger Stadium, pero ambas fueron cuando militaba con los Tigres de Detroit en 2011, acumulando una marca de 1-0 y efectividad de 5.91.

Curiosamente, el serpentinero llegará al Dodger Stadium con una racha de tres partidos consecutivos con hit en parques de la Liga Nacional. Porcello cuenta con un promedio de bateo de .429 con tres imparables en siete turnos en sus últimos tres partidos de interliga entre Filadelfia, Atlanta y Washington D.C.

No obstante, a él le parece risible que lo reconozcan por sus destrezas como bateador.

"Mi enfoque es lanzar ceros. Ese es mi enfoque principal. Los turnos al bate son secundarios, obviamente", sentenció Porcello. "No la describiría como una racha ofensiva. Dije todo el año que fueron hits con mucha suerte. Pero, honestamente, espero tener tres o cuatro turnos al bate, porque eso significa que me he quedado en el partido mucho tiempo y que hemos tenido a muchos corredores en base".