<
>

MLB 2017: Las batallas por puestos a playoffs

play
Los Indios de Cleveland quieren su anillo (1:28)

El equipo de Terry Francona se quedó con las manos vacías la pasada Serie Mundial cuando se atravesaron los Cachorros de Chicago. Este año están dispuestos a todo para evitarlo. (1:28)

Los Nacionales de Washington y los Dodgers de Los Angeles son los únicos clubes que ya compraron boletos a los playoffs de las Grandes Ligas, programados para arrancar la primera semana de octubre.

Ocho puestos, incluyendo cinco banderines divisionales, y las ventajas de casa para las eliminatorias siguen en juego, faltando un poco más de dos semanas para el final de la serie regular más larga de los deportes profesionales.

Washington (88-56) aseguró su segundo título consecutivo y el cuarto en seis años en la División Este, aprovechando la pobre competencia de un sector que no tiene ningún otro club con marca positiva.

Los Angeles (93-52) garantizó al menos uno de los puestos comodines, tiene ventaja de 10 juegos en la División Oeste, que busca ganar por quinto año seguido -- lo que extendería el récord de la franquicia -- y lidera por cinco juegos la puja con los Nacionales por la mejor marca de la liga y la ventaja de casa para todas las rondas de postemporada.

Los Cachorros de Chicago (78-66), actuales campeones de las ligas mayores, dominan la División Central por apenas dos juegos sobre los Cardenales de San Luis (76-68) y 2.5 por encima de los Cerveceros de Milwaukee (76-69). El número mágico de los Cachorros para repetir banderín divisional es de 17, el más abierto de todo el béisbol.

Los Diamondbacks de Arizona (83-62) y los Rockies de Colorado (80-65) cuentan con ventajas cómodas para quedarse con las plazas de comodines en el viejo circuito, especialmente el conjunto de Phoenix, que cuenta con 6.5 juegos de ventaja dentro de la zona de clasificación. Colorado supera por 3.5 juegos a San Luis en el segundo Wild Card.

Desde que debutaron en las ligas mayores, en 1998, los Diamondbacks han ganado cinco banderines divisionales (1999, 2001, 2002, 2007 y 2011), pero nunca abanzaron como comodines. Los Rockies, que nacieron en 1993, nunca han ganado un banderín divisional y las tres veces que accesaron a los playoffs (1995, 2007 y 2009) fue por una plaza de comodín.

En la Liga Americana, los Indios de Cleveland han ganado 20 partidos consecutivos para alejarse a 16.5 juegos de los Reales de Kansas City (72-72) y reducir a cinco el número mágico que le separa del segundo título divisional consecutivo y el noveno de su historia. Cleveland ganó 94 partidos el año pasado, cuando avanzó a su primera Serie Mundial desde 1995.

Más importante aún, Cleveland (89-56) ha sacado ventaja de juego y medio sobre los Astros de Houston (87-57) en la pugna por el mejor récord de la liga. Los Astros dominan la División Oeste con 14 juegos por encima de los Angelinos de Los Angeles, tienen el número mágico en cinco para conseguir su primer título desde el 2001, pero tienen marca de 17-21 en agosto y septiembre, tras dominar cómodamente el circuito por los primeros cuatro meses.

Cleveland y Houston están a horas de asegurar su presencia en la postemporada, algo que no ocurre desde el 2001, cuando ambos fueron campeones en las divisiones del centro de ambas ligas. Los Astros se mudaron del centro de la Liga Nacional al oeste de la Liga Americana después de la temporada del 2012.

Los Medias Rojas de Boston (82-62) y Yankees de Nueva York (78-66) están separados por cuatro juegos en la División Este, con los del Bronx disfrutando una holgada ventaja de cinco encuentros dentro de la zona de clasificación Wild Card. Los Yankees tienen tres partidos sobre Mellizos de Minnesota en el primer comodín y un 98% de probabilidades de llegar a los playoffs.

La verdadera lucha del joven circuito es la que tiene Minnesota con Angelinos, Reales y los Rangers de Texas por el segundo comodín. Los Mellizos tienen ventaja de dos juegos sobre Anaheim y tres por encima de Reales y Vigilantes.