Si yo fuera gerente general de los Nationals...

play
¿Harper vale 400 MDD? (2:05)

El pelotero de los Nationals está buscando firmar un contrato millonario. (2:05)

Tras la firma del zurdo Patrick Corbin por 140 millones de dólares por los próximos seis años, los Washington Nationals tienen hoy una de las mejores rotaciones de abridores de todas las Grandes Ligas, sino la mejor.

Corbin llega para ser posiblemente el tercer abridor mejor pagado de todo el béisbol, pues su lugar en la rotación será detrás de los derechos Max Scherzer y Stephen Strasburg, seguido por los también diestros Tanner Roark y Joe Ross.

Unos días antes de la flamante contratación del serpentinero que pasó sus primeros seis años con los Arizona Diamondbacks, los Nacionales consiguieron en canje con los Cleveland Indians al cátcher brasileño Yan Gomes, quien alternará los arreos con Kurt Suzuki, firmado como agente libre por dos años y diez millones.

¿Y la ofensiva pa´cuándo? Juan Soto y Anthony Rendon solos no pueden echarse el equipo encima, sobre todo, si Bryce Harper firma finalmente con otro equipo, pues Ryan Zimmerman va de caída y Adam Eaton es de cristal, con apenas 118 partidos jugados de 324 posibles entre 2017 y 2018.

Si yo fuera el gerente general de los Nacionales...

1.- Insistiría en firmar de vuelta a Harper, pero a corto plazo

La gerencia de Washington habría ofrecido a Harper un pacto por 300 millones, pero su agente Scott Boras asegura que su cliente vale por los menos 100 millones más que eso y anda buscando un pacto de entre diez y 13 años.

Lo cierto es que hasta el momento, el codiciado jardinero sigue sin firmar y está por verse si consigue más dinero de otro equipo, algo que por ahora no ha logrado.

La paciencia es una virtud y la gerencia podría jugar con la desesperación de Boras y Harper.

Es entonces que Washington jugaría con ventaja y si no quiere aceptar la oferta de 300 millones, tendría sentido ofrecerle un contrato por un solo año, tal vez por 40 o 45 millones.

Tal vez le convenga al pelotero, quien se esforzaría por tener en el 2019 su año-carrera, mejor incluso que el 2015, cuando fue el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, para tratar de garantizar entonces un contrato más cercano a sus deseos.

2.- Buscaría un segunda base

Daniel Murphy se fue a mediados de temporada pasada en canje con los Chicago Cubs y dejó vacante una posición que ocupó temporalmente el dominicano Wilmer Difo, con algún tiempo de juego también para el venezolano Adrián Sánchez y el veterano Howie Kendrick.

Pero ni Difo, ni Sánchez, ni Kendrick parecen capaces de asumir la titularidad, ya por insuficiencias ofensivas, como es el caso del quisqueyano o el venezolano, o defensivas de un veterano de 35 años cuyo desplazamiento es pobre para la posición.

Aunque tuvo un descenso en sus números del 2018 en comparación con el 2017 y se perdió 31 partidos por lesión, el curazoleño Jonathan Schoop sería una buena adición, pues se trata de un pelotero maduro con apenas 27 años.

Dejado en libertad por los Milwaukee Brewers, ofensivamente además aportaría mucho más que Difo, Sánchez y Kendrick juntos, pues traería al menos 20 vuelacercas a una alineación necesitada de poder.

3.- Un jardinero adicional

Dada la fragilidad de Eaton, la inexperiencia de los jovencitos dominicanos Soto y Víctor Robles, no estaría de más buscar un jardinero que pueda asumir con robustez la posibilidad de jugar mucho más frecuente que el clásico cuarto jardinero.

No estamos hablando de los patrulleros de élite que están allá afuera, sino de un obrero del béisbol, de esos que sin mucho ruido hacen su trabajo.

El cubanoamericano Jon Jay podría ser esa pieza que ayudaría mucho por su capacidad de defender los tres jardines y que puede aportar ofensivamente por su capacidad de embasarse.