<
>

Por qué los Cachorros deberían intercambiar a Russell por Machado

play
Espectacular jonrón de Machado define en Baltimore (0:36)

El antesalista dejó tendidos a los Yankees con dos outs en el noveno. (0:36)

CHICAGO - Si los Medias Blancas de Chicago están dispuestos a negociar por la estrella de los Orioles de Baltimore, Manny Machado, y luego toman los próximos meses tratando de persuadirlo para que firme una extensión, ¿por qué sus rivales del otro lado de la ciudad no pueden hacer lo mismo?

Como cualquier persona en el béisbol sabe, los Cachorros de Chicago tienen mucho que ofrecer a un futuro agente libre como Machado, comenzando por jugar frente a grandes concurrencias en el histórico -y ahora renovado- Wrigley Field. Y luego está la idea de ganar.

Los Medias Blancas están comenzando a emerger de una reconstrucción, mientras que los Cachorros han aparecido en tres postemporadas consecutivas. Hay una razón por la que terminaron como finalistas en la pugna por Shohei Ohtani y fueron uno de los cuatro equipos a los que Giancarlo Stanton aprobaría un intercambio antes de ser enviado a los Yankees: el béisbol de los Cachorros se vende solo.

Si Machado juega para los Cachorros en 2018, muy bien podría querer quedarse en Chicago.

Pero incluso si Machado no firma a largo plazo, los Cachorros aún pueden salir de un acuerdo sin problemas. Un año de Machado en el medio de una sólida alineación junto al también derecho Kris Bryant bateando alrededor del zurdo Anthony Rizzo valdría la pena el precio de la entrada cada noche en cada estadio. La alineación de los Cachorros volvería a ser válida para octubre, por lo que el acuerdo vale la pena por esa razón.

Lo primero es lo primero, sin embargo. Los Cachorros tienen que atraparlo.

Cómo conseguir a Machado

Machado ha expresado su deseo de jugar como campocorto, por lo que los Cachorros deberían ofrecerle a Addison Russell como centro del trato. Cuatro años de Russell a cambio de un año de Machado podrían no sonar como un gran negocio para Chicago, pero en un año en que los Cachorros tienen signos de interrogación en el montículo, tal vez podrían abrirse camino hacia un título. Russell, más un brazo o dos de ligas menores, podría ser suficiente para hacer un trato por el All-Star.

Parte de la reflexión gira en torno al campocorto titular actual de 23 años de los Cachorros. Negociar a Russell ahora podrían estar vendiéndolo en el tope de su valor. No se cuestiona la habilidad de Russell, pero perdió gran parte de una temporada por problemas fuera del campo en el 2017 y las lesiones que están empezando a acumularse. Ha tenido problemas previos en las piernas desde antes de ser adquirido de Oakland, y el año pasado tuvo un terrible caso de fascitis plantar, así como dolor en el hombro en más de una ocasión. Podría ser el momento adecuado para intercambiarlo, especialmente por un jugador del calibre de Machado.

Quizás se pregunte por qué Baltimore lo adquiriría sabiendo estas cosas. Es sencillo. Tienen menos importancia y están en la posición de negociación menos ventajosa. Los Cachorros pueden mantener a Russell y aun así ganar. Es probable que Machado deje Baltimore sin importar nada. Los Orioles podrían simplemente tener que correr el riesgo de que Russell sea un jugador de élite a un precio decente.

Los Orioles también podrían ser la pareja perfecta porque no parece probable que hagan una reconstrucción completa, lo que significa que obtener un jugador de Grandes Ligas establecido y con control de costos por un agente libre pendiente no es tan difícil de vender a la base de fanáticos como cambiar la cara de su franquicia por un grupo de prospectos con años de por medio para llegar a jugar en el Camden Yards.

Además, según los informes, los Orioles no quieren que Machado regrese al Este de la Liga Americana (específicamente los Yankees) a mitad de temporada, haciendo un trato más atractivo para un contendiente que enviarlo a un reconstructor que lo compraría en julio si no está dispuesto a firmar un acuerdo a largo plazo.

Si Machado se va después de 2018

Si Machado firma un acuerdo a largo plazo con los Cachorros, este sería sin dudas un intercambio brillante. Pero incluso si llega a la agencia libre, no los destruye.

Podrían tomar ese dinero, así como también el dinero que ahorren por Russell, que entraría en su segundo año de arbitraje, y llegar al mercado de agentes libres a lo grande.

La clave en este escenario es Javier Baez. Si Machado se va, Báez se desliza hacia el campocorto, mientras que Ian Happ y Ben Zobrist, en su último año como Cachorros pueden asumir los deberes de la segunda base. Sí, los Cachorros recibirían un golpe en defensa, pero recuerden, pueden fortalecer a otra área del equipo de una manera mucho más amplia a través de la agencia libre la próxima temporada baja. Eso podría significar Bryce Harper o un abridor No. 1 o 2.

Russell tiene el mismo cronograma de contrato que Bryant, por lo que en el peor de los escenarios están ganando flexibilidad porque Machado fue a otro lugar y se cambió a Russell, eso no es tan malo. Y no olvides ese año de Machado. Si los Cachorros ganan la Serie Mundial de nuevo, con él en el campocorto, entonces nada de lo que venga después realmente importa. El trato habrá valido la pena.

Con San Luis ganando terreno este invierno, y Milwaukee tumbado entre la maleza, los Cachorros pueden hacer un movimiento audaz y crear un dinámico medio en su alineación, aunque sea por una temporada. Vale la pena el riesgo.

Consigan a Machado.