<
>

Canelo sólo espera por firma de Chávez Jr

play
La Mirada: Se viene la pelea esperada (2:08)

David Faitelson analiza el posible arreglo entre Canelo y Chávez Jr en el boxeo (2:08)

MÉXICO - En términos de basquetbol, el balón está en la cancha de Julio César Chávez Jr., quien luego de recibir una oferta de 6 millones de dólares garantizados para enfrentarse a Canelo Álvarez el 6 de mayo en Texas, Los Angeles o Las Vegas, deberá decidir la siguiente semana si acepta ese monto o se hace a un lado para que el tapatío vaya con Billy Joe Saunders antes de enfrentarse a Gennady Golovkin en septiembre y a Miguel Cotto en diciembre.

Una fuente cercana a las negociaciones en las que están involucrados representantes de Golden Boy Promotions, Al Haymon, Canelo Álvarez y Julio César Chávez Jr., indicó que los números previos indican que la pelea puede superar el millón de casas vendidas en el pago por ver, y entonces que la ganancia para el sinaloense podría llegar hasta los 8, 9 o hasta 10 millones de dólares, mientras que Canelo también buscaría sumar al menos esa cantidad de millones.

Canelo Álvarez, quien fue nombrado rival mandatorio del británico Saunders por el título medio de la Organización Mundial de Boxeo, podría descartar esa posición en caso de que la siguiente semana se concrete la pelea con el Junior, pero si antes del 31 de diciembre no hay nada, entonces podrían comenzar a evaluar las negociaciones con el inglés, y si todo sale bien, entonces ir luego con Golovkin y cerrar el año con Cotto.

Chávez Jr. sabe que tiene todo que ganar en esa pelea. Después de algunos años de inconsistencias y lesiones, al haberse visto bien en la báscula hace unas semanas y derrotar a Dominik Britsch le permitió colocarse en el camino de Canelo y encaminarse por su bolsa más grande con posibilidad de ganar y cobrar mucho más en una posible revancha.

Si Junior logra salir avante podría ser él quien vaya por Gennady Golovkin ante otro pleito aún más millonario o quizá ante alguno de los campeones de las 168 libras garantizando una mejor entrada, pero eso se sabrá hasta la siguiente semana, cuando representantes suyos y de Canelo se reúnan para determinar si va o no va la pelea.

De acuerdo con una fuente involucrada, si llegan a acordar la pelea, a finales de enero o principios de febrero comenzarían la amplia promoción del combate, con parada obligada en México pese a que aquí no sería de pago por evento el combate. Por lo pronto, se sabe que ya Saúl comenzará a golpear con la mano derecha después de haber sido de alta por el médico, aunque el trabajo será ligero. La pelea entre Junior y Canelo se habla para un peso pactado de 165 libras.