Alvarez y Kovalev prometen una guerra por el título OMB Semipesado

En una esperada revancha por el título OMB de las 175 libras, Eleider 'Storm' Álvarez y Sergey Kovalev protagonizarán la pelea estelar de la cartelera de Top Rank en el Ford Center at The Star en Frisco, Texas, que se podrá disfrutar por ESPN+, luego del combate regreso del campeón mexicano Óscar Valdez, por ESPN y ESPN Deportes junto a una nutrida agenda de peleas.

Vea aquí los horarios y cómo puede asistir a las peleas de Oscar Valdez vs. Carmine Tommasone, Richard Commey vs. Isa Chaniev, Teofimo López vs. Diego Magdaleno y Eleider Álvarez vs. Sergey Kovalev

Será una noche memorable con boxeo explosivo, de estrategias enfrentadas, de regresos esperados, de promesas de futuro y con una batalla estelar que reúne todos los requisitos para ser candidata a pelea del año.

Eleider Álvarez vs. Sergery Alvarez, aquí está la previa de la revancha.


Eleider Álvarez (24-0 con 12 KOs) vs. Sergey Kovalev (32-3 con 28 KOs)

Título OMB Semipesado – Apuestas Álvarez 1.5 a 1

El colombiano Alvarez llegará como el obvio favorito a esta pelea, luego de su impresionante victoria por KO en el octavo asalto de la primera batalla, el pasado 4 de agosto en Atlantic City, en un momento del combate donde estaba debajo en las tarjetas de los jueces. ¿Plan perfecto, suerte o descuido de Kovalev? Esa duda genera la mayor expectativa de esta pelea.

El colombiano tendrá que ratificar que fue su calidad que le permitió esa notable victoria y ese cinturón que persiguió por tantos años. A esa atractiva incógnita, se suma la manera en la cual Kovalev buscará recuperarse en un momento angustiante de su carrera y con una nueva conducción en su esquina.

Por donde se la mire, Alvarez-Kovalev 2, es una de esas peleas que transpira morbo por todos los poros y debido a sus urgencias de los dos prometen regalarnos un combate espectacular de principio a fin. ¿Ratificará Alvarez? ¿Es posible esperar la recuperación de Kovalev¿Habrá KO o esta vez recorrerán la distancia completa? ¿Cabe imaginar una posible trilogía histórica?

Vamos a especular sobre esas dudas para tratar de encontrar las respuestas.

LAS OBLIGACIONES Y NECESIDADES DEL CAMPEÓN

Eleider Álvarez tiene la obligación de ganar y por si eso fuera poco, necesita lograrlo nuevamente por la vía rápida. La pelea anterior le enseñó varias cosas al colombiano. La primera, que respetó en demasía a un entonces campeón venido a menos como Kovalev. Álvarez no solo estaba abajo en las tarjetas cuando sobrevino ese impresionante octavo asalto, pese a todos los errores cometidos, la lentitud, la mala defensa y su falta de efectividad, el ruso estaba dominando la pelea.

No sabemos si ese boxeo cauteloso del colombiano hasta detectar el momento exacto para sorprender, cambiando la actitud, fue producto de un plan acertadamente elaborado o nació de la inspiración que generó la oportunidad en pleno combate. Lo que sea, estableció un antecedente sobre el cuál Eleider tendrá que tomar junto con su equipo una decisión estratégica: salir a buscar el KO desde el primer episodio con una actitud totalmente agresiva o repite la misma postura cautelosa, esperando al acecho para aprovechar los errores y descuidos de Kovalev.

Esta vez las dos opciones son arriesgadas, porque indudablemente a su frente no tendrá al mismo Kovalev. El ruso es una fiera herida, que no tiene mañana y deberá llegar en mejor condición anímica, con muchos errores corregidos y una esquina de mucha experiencia que sabrá donde ajustar de manera correcta. Tener en la esquina a Buddy McGirt, no es poca cosa.

Lo que decida Alvarez y su equipo, otorga una expectativa adicional a los atractivos de este combate.

LAS DEUDAS Y RESPONSABILIDADES DEL EX CAMPEÓN

Por muchos años Sergey Kovalev fue la figura dominante de esta división y su poder de destrucción lo hacía ver como una figura poco menos que invencible. Al ruso solo le faltaba un rival por doblegar, una deseada unificación que – por diversas razones - nunca ocurrió contra el ex campeón CMB Adonis Stevenson. Luego las dos dolorosas derrotas ante Andre Ward, trajeron la debacle para Kovalev. En el boxeo y en su vida privada. Tan así fue que debió buscar hasta una cura espiritual para continuar.

Regreso, volvió a ser campeón sin mostrar el mismo brillo y por paradoja, Eleider Alvarez, que por años fue el rival mandatario de Stevenson, fue el encargado de desnudar esa falta de brillo.

A los 36 años, Kovalev vuelve a batallar en dos frentes en una batalla por saldar una deuda consigo mismo. Los problemas personales se reciclan y hoy enfrenta una acusación de lesiones graves contra una mujer que conoció en California, algo que deberá responder ante la justicia en una audiencia preliminar fijada para el 14 de marzo.

A esa batalla contra sus propios fantasmas fuera del ring, el “Krusher” deberá aislarse para enfrentar los otros, los que lo atormentan dentro del cuadrilátero. Lograr el enfoque necesario, recuperar la concentración, traer de nuevo el instinto asesino que lo llevaba a resistir cualquier madrazo y devolverlo duplicado hasta acabar con cualquier oponente. Reparar errores en el acierto, corregir fallas defensivas y sobre todo mantener ese boxeo abrumador que tan buen resultado le dio en el cuarto asalto de la primera pelea contra Álvarez. ¿Lo conseguirá?

En la esquina Kovalev tendrá esta vez a un zorro viejo como James “Buddy” McGirt, el cual se ha preocupado en mejorar dos aspectos esenciales del ruso: la mente y el físico. Con más de cien rondas de entrenamiento, Kovalev llega a este combate como nunca antes lo hizo para otra pelea. En lo mental, McGirt prohibió hablar de los problemas legales del ruso fuera del ring.

Kovalev podrá perder nuevamente o conseguir esa victoria, la venganza que le prometió al colombiano. Pero no hay duda, este “Krusher” será muy diferente al de la pelea anterior, y eso por si mismo ya suma otro atractivo al combate.

¿QUÉ PELEA VEREMOS?

Si colocamos en una misma bolsa de la especulación la necesidad de Alvarez para decidir una estrategia (agresivo o cauteloso) y lo que adelantó McGirt sobre la estrategia de su pupilo. Mi primera presunción es que son muy altas las posibilidades de que esta pelea sea sustancialmente muy diferente a la anterior.

O sea, me inclino por imaginar a un Eleider Alvarez con otra actitud, más activo en la ofensiva y buscando temprano la barbilla de Kovalev con la derecha larga y por adentro. Necesariamente intentar el KO deberá ser un objetivo inevitable ya que en las tarjetas se le puede complicar la victoria en caso se vayan a la distancia.

Tampoco Eleider puede permitir que se repitan ocasiones similares a las del cuarto asalto, cuando se vio abrumado por el golpeo de Kovalev y pasó apuros que pudieron incluso algún mal mayor. El colombiano parece complicarse cuando el intercambio se produce en espacios pequeños.

Ya Kovalev en la pelea anterior se vio obligado a ejercer un protagonismo ofensivo para el cual no estaba preparado ni en condiciones técnicas de asumir. Le vimos dudar hasta el fastidio cuando amagaba a entrar y no lo hacía; lo vimos fallar golpes hasta de forma torpe, lo vimos comportarse casi como un novato, entrando a destiempo y recibiendo golpes a contrapié que pudieron lastimarlo mucho antes de ese fatídico octavo asalto.

McGirt, seguramente corregirá por ese lado y Kovalev esta vez será más cauteloso y oportunista. El propio entrenador lo confirmó cuando le preguntaron por la estrategia, recordando a Larry Holmes. “No inventaremos nada nuevo, lo haremos a lo Larry Holmes, utilizar el jab todo el tiempo que puedas y como Larry (Holmes) solía sentenciar, los emborrachas primero y luego los asaltas”.

Parecería que aprendieron la lección de la primera pelea, cuando Eleider lo noqueó por ‘asalto sorpresivo” y buscarán devolverle la dosis. Al menos en los primeros asaltos, cambiarán los papeles y veremos al ruso insistiendo con el jab y obligando a Eleider a salir de su zona de confort.

No obstante, que conste, tampoco esa estrategia le alcanza al ruso para manejar todo el combate. También Kovalev tendrá necesidad de buscar lastimar con su golpeo y la pelea anterior nos enseñó que, para lograrlo ante el colombiano, el único camino será llevarlo al espacio reducido y abrumarlo con combinaciones de poder como lo hizo en el cuarto asalto. Ello debería suceder avanzada la pelea y al achique que el ruso intente en la distancia, no dudo que McGirt le ordene evitar lanzar golpeo por afuera y le obligue a insistir con golpes de poder por el callejón central.

PRONÓSTICO: si bien Eleider Alvarez mantiene su favoritismo, esta pelea no huele igual que la anterior, especialmente porque ya se conocen, el ruso corregirá errores y el favoritismo le puede jugar en contra al colombiano. Mi predicción es que puede terminar en un KO para cualquier lado. Si Kovalev consigue recuperarse desde lo mental, junto con un acertado cambio estratégico, será el quien tendrá mayores posibilidades. En ese caso, no tengo ninguna duda, si gana el “Krusher”, habrá una bienvenida trilogía.