Sergey Kovalev cobra venganza ante Eleider Álvarez

play
Sergey Kovalev obtuvo su dulce venganza (0:50)

El ruso recupera el título mundial de peso semipesado luego de ganar por la vía de los puntos al colombiano Eleider Álvarez. (0:50)

Sergey Kovalev dijo que demostraría que la derrota de agosto pasado fue simplemente un accidente y lo comprobó.

El ruso cobró venganza ante el colombiano Eleider Álvarez y recuperó el cetro Semicompleto de la Organización Mundial de Boxeo por la vía de los puntos la noche del sábado en el Ford Center de Texas.

Kovalev, quien se mostró fresco, enfocado, con buena condición física y buenos argumentos técnicos con James “Buddy” McGirt en la esquina, se llevó una justa decisión unánime a su favor con tarjetas de 116-112,120-108 y 116-112 en el evento estelar de la cartelera de Top Rank transmitida por ESPN+.

Kovalev no tuvo mayores problemas ante un Álvarez que quedó a deber al mostrarse lejos de ser aquél noqueador que sorprendió a propios y extraños al apagarle la luz al “Krusher” en siete episodios el año pasado, ya que esta vez estuvo muy amarrado de manos y ni siquiera tuvo algún chispazo que pudiera abrirle la puerta a otro triunfo.

Si bien Álvarez lanzó bien las manos a las zonas blandas en el arranque de la pelea, el boxeo cerebral del ruso le hizo perder pronto la brújula al sudamericano, quien no pudo ante el constante jab, el cruzado de derecha y ese entrar y salir que fue clave para que Kovalev corriera muy pocos riesgos y se encaminara a la victoria.

No hubo forma de que “Storm” Álvarez diera el cambio de timón, a pesar de que se notaba que era el hombre más fuerte en el ring, ya que un par de veces se dejó ir y logró sacudir la humanidad del ruso, pero no fue ni insistente ni tuvo a merced a su retador como para castigarle severamente.

Hacia el final de la pelea, McGirt le pidió a Kovalev mantener el enfoque y dedicarse a cuidar la ventaja que llevaba hasta entonces y “Krusher” no sólo no falló sino que cerró mucho mejor con fuertes combinaciones que impactaron el rostro del hasta entonces campeón.

Con este triunfo, el ruso mejoró su récord a 33-3-1 y 28 nocauts al sumar su tercer triunfo en sus últimos seis combates, mientras que Álvarez perdió el invicto y el campeonato al quedarse con una hoja de servicios de 24-1 y 12 cloroformos.