<
>

Grupo C: Dominicana lo tiene todo, EEUU sigue a deber

play
¿El grupo más sencillo en el Clásico Mundial? (2:00)

Enrique Rojas y Jorge Morejón analizan el Grupo C, que incluye a Canadá, Colombia, República Dominicana y Estados Unidos. (2:00)

Tal como reza el eslogan publicitario para promover el turismo en el país, República Dominicana lo tiene todo. Lo tiene todo para defender la corona que ganó en el III Clásico Mundial de Béisbol en el 2013.

El cuadro quisqueyano sale como gran favorito para ganar la cuarta edición del evento, con un equipo completísimo, plagado de estrellas tanto a la ofensiva, como en la defensa y el pitcheo.

Incluso a pesar de perder al prospecto Alex Reyes, quien se someterá a una operación Tommy John y se perderá toda la campaña del 2017 con los Cardenales de San Luis, República Dominicana tiene un staff de lanzadores de lujo.

Como abridores sobresalen los derechos Carlos Martínez, de los Cardenales, Johnny Cueto (Gigantes de San Francisco) y Edinson Vólquez (Marlins de Miami), mientras que Bartolo Colón (Bravos de Atlanta), Iván Nova (Piratas de Pittsburgh) y Luis Severino (Yankees de Nueva York) estarían disponibles a partir de la segunda ronda.

El relevo es igualmente poderoso, encabezado por Dellin Betances (Yankees), Jeurys Familia (Mets de Nueva York), Santiago Casilla (Atléticos de Oakland) y Fernando Rodney (Diamondbacks de Arizona).

En el ataque hay para escoger, con jugadores de cuadro como Manny Machado (Orioles de Baltimore), Adrián Beltré (Vigilantes de Texas), Robinson Canó (Marineros de Seattle) y Hanley Ramírez (Medias Rojas de Boston), hasta jardineros como Nelson Cruz (Seattle), José Bautista (Azulejos de Toronto) y Starling Marte y Gregory Polanco, ambos de los Piratas.

Junto a los dominicanos, el equipo de Estados Unidos es quien debe pasar a la siguiente ronda.

Los estadounidenses se han quedado a deber en las tres ediciones anteriores y esta vez presentan un conjunto poderoso, aunque lejos del mejor posible que podrían haber conformado.

Los mejores lanzadores del mundo, en su mayoría, son de Estados Unidos, pero casi ninguno se comprometió con la selección de las barras y las estrellas.

Chris Archer, Marcus Stroman y Tanner Roark serán los principales abridores disponibles para esta primera etapa, mientras que luego podrían sumarse otros como Sonny Gray, Michael Fulmer y J.A.Happ.

Clayton Kershaw, Jake Arrieta, Max Scherzer, Chris Sale, David Price o Madison Bumgarner le dijeron no al clásico y prefirieron concentrarse en su preparación para la temporada de Grandes Ligas.

Otros ausentes son Mike Trout, Kris Bryant y Bryce Harper, tres de las principales figuras de la pelota norteamericana, aunque el equipo tiene ofensiva abundante.

Sobresalen con el madero Nolan Arenado, Giancarlo Stanton, Christian Yelich, Buster Posey, Paul Goldschmidt y Daniel Murphy, en una lista que tiene también a Eric Hosmer, Ian Kinsler, Brandon Crawford y Jonathan Lucroy.

En la llave C, que se jugará en el Marlins Park de Miami, debuta Colombia, uno de los países de mayor desarrollo en el béisbol en los últimos años.

Las dos principales figuras del conjunto cafetero serán los lanzadores José Quintana, de los Medias Blancas de Chicago, y Julio Teherán, de los Bravos, aunque también aparecen jugadores con experiencia en Grandes Ligas como Giovanny Urshela, Dilson Herrera, Ernesto Frieri y los hermanos Donovan y Jhonatan Solano.

Difícilmente puedan los colombianos superar los obstáculos que representan República Dominicana y Estados Unidos, aunque sí podrían derrotar a Canadá, el cuarto participante, con lo que se asegurarían un puesto en el V Clásico, que debe jugarse en el 2021.

El que quede en último lugar del grupo deberá buscar el boleto al próximo torneo dentro de cuatro años en un certamen clasificatorio, como lo consiguió Colombia esta vez.

El róster canadiense tiene a Freddie Freeman como su principal figura, mientras que Erig Gagne, a los 41 años, regresa del retiro, 14 temporadas después de que ganara el premio Cy Young de la Liga Nacional, cuando era el cerrador de los Dodgers de Los Angeles en el 2003.

Justin Morneau es otra de las figuras más sobresalientes de Canadá, aunque lejos ya de aquel que en el 2006 resultó el Jugador Más Valioso de la Liga Americana con los Mellizos de Minnesota.