No te pases de velocidad

ESPN Run

Como sabemos, la forma más eficiente para ganar velocidad corriendo es entrenando series o pasadas. Y está claro que no se trata sólo de correr fuerte, sino de hacerlas bien. Es importante entender que un derroche de energía al realizar este tipo de sesiones suele llevar a frustraciones, fatiga e inclusive a bajar tu rendimiento. En otras palabras, las series de velocidad requieren esfuerzo, pero en su punto justo, y esto debe estar lejos del agotamiento total. No porque corras más fuerte en ellas lograrás luego mejorar tus tiempos en carrera.

Si bien hay muchas variables, tener una idea general de la intensidad que debemos imprimir en los entrenamientos de series podemos decir que está en torno a los ritmos en los que nos movemos en las carreras de 5k a 10k, variando esto de acuerdo al objetivo deportivo que busquemos. Lo cierto es que en la intensidad de los ritmos es donde está la clave de cualquier tipo de entrenamiento. De poco servirá seguir a rajatablas una planificación si fallamos en la ejecución de las series por realizarlas a ritmos demasiado fuertes.

Otro punto interesante a la hora de trabajar las series es buscar el llamado "split negativo". Esto consiste en empezar las primeras pasadas algo más suaves, para terminar las últimas a ritmos más rápidos, pero sólo por unos segundos, sin exagerar. Esto es muy efectivo ya que organismo cuerpo tiene memoria selectiva, y sólo recordará las últimas repeticiones. De esa forma lograremos "engañarlo" para entrenarlo mejor, y además sin exigirlo por demás.

¿Cada cuanto hacer series de velocidad?