Cómo se tratan las uñas negras de los corredores

ESPN Run

Un problema de muchos runners, especialmente quienes corren largas distancias, es la aparición de hematomas subungueales, más conocidos como uñas negras en los dedos del pie.

Esto se produce en mayor medida debido al impacto repetido de los dedos sobre la puntera del calzado, cuando este no es del talle adecuado o no se ajusta bien a la horma de tu pie. La coloración oscura se debe a una acumulación de sangre, y debe ser tratado cuanto antes por un podólogo para disminuir así el riesgo de aparición de otras complicaciones.

El profesional debe extraer la sangre estancada bajo la uña, facilitando así el proceso de curación, y evitando que la uña se desprenda completamente. ¿Cómo lo hace?, agujereando la uña con un instrumento especial que permite perforarla sin dolor y que la sangre salga, reduciendo de inmediato la presión y con ello las molestias. Inmediatamente se tapa la zona con una gasa esterilizada durante unos días y se desinfecta con yodo, permitiendo así una rápida reincorporación a los entrenamientos habituales.

Cabe remarcar que estos tratamientos deben ser realizados por profesionales, que cuentan con el conocimiento y los instrumentos necesarios. En estos casos se trata de procesos muy rápidos y aunque pueda parecer doloroso no lo es, ya que en las uñas no tenemos terminaciones nerviosas. De no hacer uno de estos tratamientos, en una o dos semanas la uña se caerá, y deberás tener cuidado de recortarla para que no se enganche en tus medias o pueda lastimar con el roce a otros dedos del pie.

¿Alguna vez sufriste de una uña negra?