NFL Equipos
Mike Sando 231d

Conclusiones tras la elección de la Clase 2018 del Salón de la Fama

MINNEAPOLIS -- Este sábado se marcó mi noven año como elector para el Salón de la Fama. Aquí están algunas de mis conclusiones luego que el profundo Brian Dawkins; el apoyador Ray Lewis; los receptores Randy Moss y Terrell Owens; y el apoyador Brian Urlacher emergieron como las cinco selecciones de la era moderna:


1. LLEGÓ EL MOMENTO PARA OWENS

He apoyado a Owens con base en su producción y el papel de líder que jugó en el éxito de sus equipos, resaltados por su valiente actuación para los Philadelphia Eagles con un tobillo roto en el Super Bowl en el 2005 contra los New England Patriots.

Nadie podría cuestionar el esfuerzo, la dureza o producción de Owens, He destacado que los equipos de Owens y sus mariscales de campo disfrutaron algunas de sus mejores temporadas con Owens como pieza central. Tomó un par de años, pero estas contribuciones medibles prevalecieron sobre las preocupaciones no tangibles acerca de la conducta inmadura de Owens perjudicando a sus equipos.

2. OWENS ERA LA CLAVE PARA LOS LINIEROS OFENSIVOS

Hubo cinco linieros ofensivos en la boleta de 15 finalistas de la era moderna. Todos excepto Joe Jacoby pasaron la reducción inicial a 10 candidatos. Una vez que cuatro linieros avanzaron a los últimos 10, sentí que Owens tendría que quedar fuera de los cinco finales para que cualquier liniero lo lograra este año .

Lewis y Moss parecían seguros. Urlacher no estaba muy lejos. Dawkins era un fuerte candidato sin rivales en su posición una vez que John Lynch no pasó el corte final a 10.

Con Lewis, Moss, Urlacher y Dawkins en excelente posición para ganarse un lugar entre los cinco finales, la interrogante era si Owens ganaría suficiente apoyo para unírseles. Si Owens fallaba, entonces el quinto miembro de la Clase 2018 habría sido el esquinero Ty Law uno de los linieros ofensivos restantes, un grupo que incluía a Steve Hutchinson, Tony Boselli, Kevin Mawae y Alan Faneca.

Una vez que Owens pasó la reducción a cinco, todavía tenía que ganar el 80 por ciento de aprobación en una votación separada de sí o no. Diez votos negativos lo habrían eliminado y había la sensación que esto podría ocurrir. Owens no había siquiera llegado a los 10 finales el año pasado, después de todo.

3. LINIEROS OFENSIVOS ENFRENTAN RETOS EN EL 2019

El profundo Ed Reed, el ala cerrada Tony Gonzalez y el esquinero Champ Bailey serán elegibles para ser enaltecidos el próximo año. Ellos se combinaron para 35 selecciones al Pro Bowl y 17 apariciones en el primer equipo All-Pro. Los tres fueron parte del equipo de la década, también.

Ellos tres podrían ser seleccionados al Salón de la Fama en su primer año, lo que dejaría vacantes sólo dos lugares de la era moderna para un grupo que podría incluir de nuevo a Law, Hutchinson, Boselli, Mawae, Faneca, Isaac Bruce, Edgerrin James y John Lynch.

Estos aclamados linieros ofensivos están ahora en la misma posición que enfrentaron prominentes receptores abiertos cuando Cris Carter, Andre Reed, Tim Brown y Marvin Harrison estuvieron entre los elegibles. Carter lo logró en el 2013, Reed lo siguió en el 2014 y el turno de Brown llegó en el 2015, resolviendo un atasco que amenazaba con complicar el panorama para Harrison, quien lo consiguió en el 2016.

4. NO FUE UN MAL DÍA PARA ISAAC BRUCE

Los números de Bruce son casi idénticos a los de Owens y Moss, excepto que anotó mucho menos touchdowns, en parte porque el corredor de Salón de la Fama, Marshall Faulk, le quitó oportunidades de anotar. Bruce perdió con Owens y Moss este sábado, lo que significa que ellos dos no lo eclipsarán en el futuro. Eso es bueno para las posibilidades de Bruce.

5. SE APROXIMA OTRA BATALLA PARA LYNCH

Dawkins, el gran ex profundo de los Philadelphia Eagles, tenía la ventaja sobre Lynch, el gran ex profundo de los Tampa Bay Buccaneers safety.

La elegibilidad de Reed como candidato de primer año en el 2019 podría repetir la dinámica para Lynch el próximo año. Los electores a veces hablan sobre elegir a los mejores cinco jugadores sin importar la posición, pero cuando muy poco separa a los candidatos en la mente de los votantes, puede haber una tendencia a que electores individuales elijan un jugador de una posición.

Los finalistas tienden a ser enaltecidos eventualmente. Lynch seguirá teniendo compañía de élite entre los profundos en futuras elecciones con Reed elegible en el 2019, Troy Polamalu en el 2020 y Charles Woodson en el 2021.

^ Al Inicio ^