NFL Equipos
Mike Triplett 178d

Glendale y New Orleans volverán como sedes del Super Bowl

El Super Bowl parece que volverá a dos lugares familiares en el 2023 y el 2024.

Arizona es la única ciudad pujando para recibir el Super Bowl LVII, y New Orleans es la única que puja por albergar el Super Bowl LVIII bajo el nuevo proceso de la NFL para seleccionar las posibles sedes y negociar directamente con ellos.

Los dueños de la liga elegirán a los dos anfitriones luego de escuchar sus propuestas finales el miércoles en las reuniones de la liga en Atlanta, de acuerdo a múltiples fuentes. La noticia fue reportada en primera instancia por el Business Journal.

Se espera que ambas ciudades sean aprobadas, a menos que ocurra alguna sorpresa.

"Asumiendo que hayan cumplido con todos los requerimientos, lo que creemos que han hecho, son asuntos cerrados", dijo una fuente a Dan Graziano de ESPN.

Los próximos cuatro Super Bowls, que fueron otorgados previamente, se realizarán en Atlanta, Miami, Tampa y Los Angeles.

Si se aprueba, Arizona recibirá su cuarto Super Bowl (tercero en Glendale), y New Orleans estará recibiendo el N° 11.

Las ciudades fueron notificadas en noviembre que serían invitadas a presentar sus propuestas, y se les exigió que mantuvieran el proceso en secreto.

El portavoz de la NFL, Brian McCarthy, indicó que la oficina de la liga trabajó junto al comité del Super Bowl y eventos importantes, que incluye dueños de equipos, para elegir las ciudades que fueron invitadas a participar.

"El nuevo proceso para elegir comités anfitriones del Super Bowl se discutió por primera vez el otoño pasado y permite un enfoque más estratégico, evitando que múltiples equipos entren a la puja sin recibir nada y también para confirmar las ciudades anfitrionas con anticipación para facilitar una mejor planeación", refirió McCarthy.

El presidente y CEO de la Greater New Orleans Sports Foundation, Jay Cicero, señaló que la mayor diferencia ahora es que las sedes no se están centrando en argumentar lo que hacen mejor que otras ciudades contra las que están pujando y ya no están tratando de atraer a los dueños de manera individual con charlas promocionales desde el principio del proceso.

Sin embargo, Cicero destacó que New Orleans no lo considerará un hecho hasta la votación del miércoles. La nueva propietaria de los Saints, Gayle Benson, y el presidente Dennis Lauscha harán una presentación final para el resto de los dueños el miércoles.

"Nuestra ciudad fue construida para Super Bowls", sentenció Cicero, que señaló el continuo crecimiento en habitaciones de hotel, restaurantes y hospitalidad en la ciudad, así como las mismas cosas que siempre han hecho a New Orleans una gran anfitriona para grandes eventos.

"Es más fácil de hacer aquí. Es menos costoso para la NFL hacerlo aquí. Es transitable, desde luego. Los costos de transporte son casi nada. Y sabes que estás en una ciudad de grandes eventos y el Super Bowl está ocurriendo en el momento que sales del hotel.

"Esa atmósfera es difícil de recrear en otro lugar".

New Orleans tuvo marca perfecta, 10 de 10, en pujas por el Super Bowl bajo el viejo proceso antes de perder ante el nuevo estadio de Minneapolis para el 2018. New Orleans recibió el Super Bowl por última vez en el 2013.

New Orleans también recibirá el Juego por el Campeonato de la NCAA en el 2020 y el Final Four del baloncesto colegial en el 2022.

Autoridades estatales han comenzado a investigar mejoras para el Superdome que podrían costar entre 150 y 500 millones de dólares, aunque no estén vinculadas específicamente a la propuesta de New Orleans.

"Creo que se puede reducir a una o dos ciudades que lo hacen mejor que nadie. Y esta sería una de ellas", declaró el entrenador en jefe de los New Orleans Saints, Sean Payton, cuando habló de la noticia en un evento de golf de caridad este lunes. "La cercanía a hoteles y restaurantes realmente proporcionan un lugar y ambiente únicos. No hay que subir al auto y conducir 40 minutos a otro lugar. Así que tiene sentido. Es una buena noticia.

"Obviamente cuando recibimos el Super Bowl hay un gran impacto. No sólo económicamente, sino que es difícil medir todos los detalles en los que nuestra ciudad se beneficia al recibir un evento así. Es muy importante".

^ Al Inicio ^