Ranqueamos a los equipos de la NFL según su principal receptor

¿Cuál equipo tiene al mejor receptor abierto de la NFL? Ilustración ESPN

"Pienso que se puede estimar que hay 10 receptores abiertos N° 1 en esta liga, y los otros [equipos] lo resuelven de otra manera". -- Stephen Jones, vicepresidente de los Dallas Cowboys, tras el corte de Dez Bryant.

¿Tiene razón? Sí y no.

Por un lado, la premisa de Jones de que no todos los equipos dependen de un claro N° 1 es absolutamente correcta. En algunos casos, eso es porque el equipo cuenta con varios buenos receptores abiertos. En otros, el equipo simplemente no cuenta con un "alfa" en la posición. Y eso nos puso a pensar: ¿Cuáles receptores abiertos caen en esa categoría de "N° 1"? ¿Cuál es el mejor modo para determinarlo?

¿La respuesta? Cuota de objetivos.

La cuota de objetivos es el porcentaje de los pases totales de un equipo dirigidos a un jugador individual. Por ejemplo, los Houston Texans registraron 508 pases dirigidos la temporada pasada, y 172 de ellos se lanzaron en la dirección de DeAndre Hopkins. Eso nos arroja una cuota de objetivos del 33.9 por ciento para liderar la liga, y la tercera mayor cantidad en la NFL desde el 2007.

Decidimos dividir las situaciones de receptor abierto de los 32 equipos de la NFL en cuatro niveles:

- Los claros N° 1.

- No precisamente un N° 1

- Los N° 1 que van surgiendo

- Los ataques por comité

Aquí está cómo se ordenan los 32 clubes, con las proyecciones de cuota de objetivos para 2018 del analista de ligas de fantasía para ESPN, Mike Clay, y el análisis de cada reportero de la Nación NFL.

Nivel 1: Los claros N° 1

DeAndre Hopkins

Panorama para el 2018: Luego de ver lo hecho por Hopkins en los seis inicios del quarterback Deshaun Watson la temporada pasada --38 atrapadas para 551 yardas y seis touchdowns-- los Texans tienen altas expectativas para su receptor abierto N° 1 en el 2018. Hopkins dice que le da "escalofríos a veces, simplemente pensar lo que [él y Watson] hicimos en el poco tiempo que estuvimos juntos", añadiendo que cree que la dupla puede ser la mejor combinación de quarterback-receptor en la NFL. Los Texans se aseguraron de que Hopkins se quede en Houston por el futuro previsible gracias a un contrato de cinco años y 81 millones de dólares en agosto pasado. -- Sarah Barshop

Cuota de objetivos proyectada: 33 por ciento. Hopkins lideró a la liga en la cuota de objetivos la temporada pasada, y sus 508 objetivos a lo largo de las últimas tres campañas fueron 367 más que cualquier otro jugador de Houston. Existe un abismo grande entre él y el receptor N° 2 en el orden de plantilla, Will Fuller. -- Clay

Antonio Brown

Panorama para el 2018: Brown ha impuesto expectativas casi irracionales para su propio juego. Cualquier cosa menos que 100 recepciones y al menos 1,500 yardas es considerado una decepción. Eso no cambiará para Brown, quien cumple 30 de años de edad en julio y que muestra señales de frenarse. El quarterback Ben Roethlisberger lanzará en dirección de Brown otras 175 veces, más o menos, al tiempo que el receptor enfrenta su usual dosis pesada de doble cobertura. Brown debe tener al menos una temporada estelar más para reforzar su amarre sobre el título del mejor receptor abierto de la liga. -- Jeremy Fowler

Cuota de objetivos proyectada: 29 por ciento. Brown ha disfrutado una cuota de objetivos de al menos 26 por ciento en cada uno de los últimos cinco años, ranqueando entre los mejores cinco de la liga en objetivos, recepciones y yardas en recepción durante las cinco temporadas. Ingresa a su campaña de los 30 años de edad muy por delante de JuJu Smith-Schuster como el mejor receptor abierto de Pittsburgh. -- Clay

A.J. Green

Panorama para el 2018: Dijo que sus estadísticas fueron "malas" la temporada pasada, lo que habla mucho sobre su valor al tiempo que registró 1,078 yardas en recepciones y ocho touchdowns. Green cumplirá 30 años de edad esta temporada y le restan dos campañas de contrato. -- Katherine Terrell

Cuota de objetivos proyectada: 29 por ciento. Green ha liderado a los Bengals en objetivos en seis de las últimas siete campañas. Es uno de seis receptores abiertos que han registrado un porcentaje mayor al 30 por ciento en su cuota de objetivos a lo largo de temporadas múltiples en la última década. jugadores como Brandon LaFell y el recluta de primera ronda del 2017, John Ross, están detrás de Green en el orden de plantilla. -- Clay

Odell Beckham Jr.

Panorama para el 2018: Odell Beckham Jr. sigue siendo el mejor jugador de los Giants, incluso pese a regresar de una lesión seria y con la llegada de Saquon Barkley a la plantilla. Beckham lució haber recuperado su antigua forma al correr rutas en el minicampamento, y existen pocos motivos para creer que se alejará demasiado de las 1,300 yardas y el doble dígito de touchdowns que ha producido en cada una de sus tres primeras temporadas. Ahora solo resta ver si los Giants pueden retener a Beckham a largo plazo para asegurar que esté contento y enfocado. Beckham tiene programado jugar bajo la opción al quinto año de su contrato de novato por 8.5 millones de dólares. -- Jordan Raanan

Cuota de objetivos proyectada: 28 por ciento. Sano durante la mayor parte de las campañas del 2014 al 2016, Beckham se encargó de 237 objetivos más que cualquier otro jugador de los Giants en ese lapso. Registró una cuota de al menos 27 por ciento en cada una de esas temporadas y llega al 2018 con Sterling Shepard como el más cercano en el orden de plantilla. -- Clay

Julio Jones

Panorama para el 2018: Julio Jones es, sin lugar a dudas, el mejor receptor de los Falcons, pero existen múltiples interrogantes respecto a su status actual. Se mantuvo fuera de las actividades del equipo en este receso de temporada --incluyendo el minicampamento obligatorio-- pese a que le restan tres años y casi 35 millones de dólares en un contrato que obviamente ha superado. Ahora los Falcons deben decidir si están dispuestos a sentar un precedente y reestructurar o romper el contrato de Jones. El receptor se mantiene en gran forma al entrenar con el miembro del Salón de la Fama, Terrell Owens, y apunta a una quinta campaña consecutiva de al menos 1,400 yardas en recepciones. Pero Jones necesita mejorar su total de tres touchdowns de la temporada pasada. Los Falcons tienen una póliza de garantía en el recluta de primera ronda, Calvin Ridley. -- Vaughn McClure

Cuota de objetivos proyectada: 28 por ciento. jones ha finalizado entre los tres primeros en la liga en yardas en recepciones en cada una de las últimas cuatro campañas, promediando una cuota de objetivos del 28 por ciento en ese lapso. Su porcentaje del 33.5 en el 2015 es el quinto más alto de la última década. El recluta de primera ronda de este año, Ridley, no será una amenaza para el status de Jones como el N° 1 pronto. -- Clay

Keenan Allen

Panorama para el 2018: Keenan Allen jugó una temporada completa de 16 partidos por primera vez en su carrera de cinco años en la NFL en el 2017, finalizando con 102 atrapadas para 1,393 yardas en recepciones y seis touchdowns. El producto de Cal parece en camino a conseguir números similares este año, luciendo como el mejor jugador sobre el campo durante el trabajo de temporada baja de los Chargers. Allen todavía tiene tres años restantes en un acuerdo de cuatro temporadas y 45 millones de dólares firmado en el receso de temporada del 2016. Tiene programado cobrar 7.75 millones de dólares en el 2018. -- Eric D. Williams

Cuota de objetivos proyectada: 27 por ciento. Allen se recuperó de una desafortunada racha de lesiones para registrar una cuota del 28 por ciento en el 2017. Allen lidera a la franquicia en objetivos (470), recepciones (323) y yardas en recepciones (4,017) desde que llegara a la liga en el 2013 pese a perderse 26 encuentros. Mike Williams fue reclutado séptimo global en el 2017 pero tiene camino por recorrer antes de estar al nivel de Allen. -- Clay

Larry Fitzgerald

Panorama para el 2018: Ha sido uno de los mejores receptores de todos los tiempos, un futuro miembro del Salón de la Fama, y sigue produciendo entrados sus 30s con tres campañas al hilo de 1,000 yardas. Ha sido el receptor abierto N° 1 de los Cardinals desde que fuera reclutado y lo seguirá siendo mientras juegue. Ha creado expectativas altas gracias a su éxito reciente: lideró a la NFL en recepciones en el 2016 y fue segundo el año pasado. Se espera que tenga otra campaña de 100 atrapadas y 1,000 yardas con un quarterback como Sam Bradford bajo centro. Fitzgerald firmó una extensión de contrato de un año en la pasada temporada que lo mantendrá en Arizona por el 2018 y le pagará 11 millones de dólares. ¿Qué la guarda el futuro? Nadie lo sabe en este punto. Esencialmente va año por año. Se tomó un mes al término de la temporada pasada para decidir si jugaba en el 2018, así que no hay modo de predecir lo que hará en el 2019. -- Josh Weinfuss

Cuota de objetivos proyectada: 26 por ciento. Fitzgerald ha liderado a los Cardinals en objetivos en cada una de las últimas 11 temporadas. De hecho, lidera a la NFL en objetivos (1,469), recepciones (904) y yardas en recepciones (11,001) a lo largo de la última década. Su cuota de objetivos de 28 por ciento la temporada pasada fue el más alto desde el 2011. El futuro miembro del Salón de la Fama empieza su temporada de los 35 años de edad, pero sigue siendo claramente el N° 1 en Arizona. -- Clay

Michael Thomas

Panorama para el 2018: Solo existen dos motivos por los que Thomas no es ya considerado entre los receptores abiertos de primera línea en la NFL. Una es que los Saints tienen un historial de repartir el ovoide en la era Drew Brees/Sean Payton. La otra es que New Orleans fue más balanceado que nunca la temporada pasada con un sorpresivo total de 23 touchdowns terrestres en comparación a los 23 touchdowns por aire. Pero no nos equivoquemos, Thomas es un jugador tan confiable como cualquiera que haya tenido Brees en New Orleans, como lo demostró cuando los Saints realmente lo necesitaron en su juego de playoffs en Minnesota (cinco atrapadas para 54 yardas y dos anotaciones en la segunda mitad, la mayoría ante Xavier Rhodes). La línea estadística de Thomas de 104/1,245/5 del año pasado podría estar más cerca de un piso que de un techo. -- Mike Triplett

Cuota de objetivos proyectada: 26 por ciento. Thomas recibió un 29 por ciento de objetivos la temporada pasada, por mucho el más alto para un jugador de los Saints durante la era Payton/Brees. Eso nos dice algo. Thomas comeinza su tercera temporada profesional muy por delante de Cameron Meredith y Ted Ginn Jr. como el mejor blanco para Brees. -- Clay

Demaryius Thomas

Panorama para el 2018: Los números de Thomas recibieron un duro golpe la temporada pasada al tiempo que los Broncos rotaron a tres quarterbacks titulares diferentes y el equipo mostró poco en el sentido de presentar una tercera amenaza por aire como para mantener lejos las dobles coberturas de Thomas y Emmanuel Sanders. Sus 83 recepciones para 949 yardas fueron sus marcas más bajas desde el 2011. El arribo del quarterback Case Keenum debe ayudar a la causa de Thomas, lo mismo que la habilidad de los receptores novatos Courtland Sutton y DaeSean Hamilton así como el ala cerrada Jake Butt para quitarle algo de presión defensiva a Thomas. -- Jeff Legwold

Cuota de objetivos proyectada: 26 por ciento. La presencia de Emmanuel Sanders (proyectado con una cuota de 22 por ciento) casi califica a este equipo como de "comité", pero el uso consistente de Thomas es suficiente para catapultarlo a esta categoría. Thomas ha recibido una cuota de objetivos de al menos 26 por ciento en cada una de las cuatro campañas pasadas, e increíblemente ha finalizado dentro de los 12 primeros en la posición en objetivos y recepciones en cada uno de los últimos siete años. -- Clay

Mike Evans

Panorama para el 2018: Evans firmó un contrato por cinco años con los Bucs en este receso de temporada, por 82.5 millones de dólares y 55 millones garantizados. Eso fue después de unirse a Randy Moss y A.J. Green como los únicos receptores en la historia de la NFL en alcanzar 1,000 yardas en cada una de sus primeras cuatro temporadas. -- Jenna Laine

Cuota de objetivos proyectada: 25 por ciento. Evans ha sido un caballo de batalla desde que ingresara a la liga en el 2014. Ha estado sobre el campo por el 87 por ciento de las jugadas de pase del equipo, y el 26 por ciento de esos envíos han sido en su dirección. Sus 571 objetivos de por vida son la quinta mayor cantidad en la liga en ese periodo. Evans todavía está en su mejor momento, y tiene cierta ventaja sobre el N° 2, DeSean Jackson, en el orden de plantilla. -- Clay

Davante Adams

Panorama para el 2018: Davante Adams debe ser considerado uno de los mejores receptores de la NFL; ciertamente le pagan como uno. Firmó una extensión de contrato de cuatro años y 58 millones de dólares en diciembre. Eso lo coloca como el séptimo receptor abierto mejor pagado de la NFL, lo que es adecuado dado que en el último par de temporadas, nadie ha atrapado más envíos de anotación que sus 22. Con Jordy Nelson fuera, Adams es el claro receptor abierto N° 1 para los Packers. -- Rob Demovsky

Cuota de objetivos proyectada: 25 por ciento. El antiguo blanco preferido de Aaron Rodgers, Nelson, fue liberado, lo que posiciona a Adams como el claro receptor abierto primario para los Packers. Es un rol que desempeñó Adams por buena parte del 2017, cuando se encargó de una cuarta parte de los objetivos del equipo durante 14 semanas activo. En la ranura, es improbable que Randall Cobb supere a Adams por la mayor cantidad de objetivos en esta temporada. -- Clay

Allen Robinson

Panorama para el 2018: Los Bears firmaron al veterano Allen Robinson en la agencia libre para convertirse en su receptor abierto N° 1. pero Robinson, quien recibirá 25.2 millones de dólares en garantías de Chicago, se sigue recuperando de una rotura de ligamento anterior cruzado sufrida en la Semana 1 del año pasado. Robinson no participó en ejercicios de equipo --abiertos a los medios-- durante el programa de temporada baja de los Bears, pero el head coach Matt Nagy dijo en numerosas ocasiones que Robinson participará de lleno cuando el club reporte al campamento de entrenamiento en julio. -- Jeff Dickerson

Cuota de objetivos proyectada: 25 por ciento. Robinson es el primer jugador en la lista que cambió de equipos durante el receso de temporada, pero no existe duda de que es el N° 1 para Chicago después de firmar un contrato por tres campañas y 42 millones de dólares. El ex jugador de los Jaguars se lastimó del ligamento anterior cruzado el año pasado luego de tres jugadas, pero ranqueó entre los mejores ocho de la liga en objetivos durante el 2015 y 2016. Se encargó de una cuota del 25 por ciento en ambas campañas. -- Clay

Doug Baldwin

Panorama para el 2018: Ha liderado a los Seahawks recibiendo en cinco de sus siete temporadas y se quedó sin su tercera campaña de 1,000 yardas consecutiva por muy poco el año pasado. También se le paga como receptor abierto de élite gracias a un contrato que promedia 11.5 millones de dólares y al cual le restan tres campañas. Los 29 touchdowns en recepciones de Baldwin desde el 2015 son la segunda mayor cantidad en la NFL detrás de los 31 de Antonio Brown. Con la salida de Jimmy Graham, los Seahawks necesitarán toda la producción anotadora que puedan exprimirle a su receptor abierto N° 1. -- Brady Henderson

Cuota de objetivos proyectada: 24 por ciento. Baldwin es el único jugador en esta lista que no fue reclutado. Baldwin llega a su temporada de 30 años de edad luego de registrar una cuota de objetivos de al menos 21 por ciento en cada una de las últimas cuatro campañas. Aunque los objetivos de Baldwin no han sido tan altos como otros claros receptores abiertos N° 1, ha liderado al equipo en la categoría por cuatro temporadas en fila, y nombres como Tyler Lockett o Brandon Marshall probablemente no estén cerca de superarlo en el 2018. -- Clay

T.Y. Hilton

Panorama para el 2018: T.Y. Hilton sintió el mayor impacto de no contar con el quarterback titular Andrew Luck (hombro) la temporada pasada. Hilton tuvo 966 yardas en recepciones, su menor total desde su campaña de novato en el 2012. Hilton, quien todavía pudo participar en su cuarto Pro Bowl consecutivo la temporada pasada, se dirige al cuarto año de un acuerdo por seis campañas y 66 millones de dólares, y planea recuperarse de una campaña del 2017 a la baja. Ayudará a Hilton que Luck, descontando cualquier clase de contratiempo, será el titular, y se puede esperar que Hilton sea empleado en una variedad de modos en la ofensiva del nuevo head coach Frank Reich. -- Mike Wells

Cuota de objetivos proyectada: 23 por ciento. Hilton ha liderado a los receptores de los Colts en cada una de las últimas cinco temporadas, encargándose de un 23 por ciento de los objetivos en ese lapso. Su total de 651 objetivos durante las cinco temporadas es el séptimo mayor total en la NFL, y ningún otro jugador de los Colts suma más de 262. Hombres como Ryan Grant y Chester Rogers no son amenaza a su status como N° 1. -- Clay

Michael Crabtree

Panorama para el 2018: Joe Flacco ya se ha referido a la mayor adición de agencia libre de los Ravens como "el indicado", y su química ha sobresalido en prácticas de temporada baja. Crabtree no estará rebasando a muchos esquineros, pero es físico y peleará por pases en disputa. Lo más comparable es Anquan Boldin, quien lideró a los Ravens en yardas en recepciones en cada una de sus tres campañas en Baltimore (2010-2012). Crabtree firmó un acuerdo por tres años y 21 millones de dólares en marzo, pero podría ser considerado un acuerdo por solamente una campaña y 8 millones de dólares si no responde este año. -- Jamison Hensley

Cuota de objetivos proyectada: 23 por ciento. Crabtree firmó un acuerdo por tres temporadas y 21 millones de dólares con Baltimore tras liderar a Oakland en objetivos en las últimas tres temporadas y a los 49ers en cada campaña del 2010 al 2012. Durante las semanas que ha estado activo, Crabtree se ha encargado de una cuota de objetivos de al menos 21 por ciento en las nueve temporadas de su carrera de NFL. Los Ravens reconstruyeron su grupo de receptores abiertos durante el receso de temporada, pero Crabtree está claramente por delante de John Brown y Willie Snead en el orden de plantilla. -- Clay

Kelvin Benjamin

Panorama para el 2018: Será una temporada críticamente importante para Kelvin Benjamin luego de que haya visto su disponibilidad y producción declinar desde que impuso marcas personales como novato en el 2014. Mantenerse sobre el campo y evitar más lesiones a sus rodillas serán prioridades para Benjamin, pero también deberá convertir su rara combinación de tamaño y habilidad en evidencia de que merece un contrato como los otros receptores probados de la clase de draft del 2014. Benjamin empieza el año final de su acuerdo de novato, y el gerente general Brandon Beane aguantará las discusiones sobre un nuevo convenio hasta que le eche un buen vistazo a Benjamin en el campamento de entrenamiento. -- Mike Rodak

Cuota de objetivos proyectada: 23 por ciento. Este hubiera sido más difícil de calcular si el recluta de segunda vuelta del 2017, Zay Jones, hubiera tenido una mejor campaña de novato, pero sus problemas dejan en claro que Benjamin es el claro N° 1 en Buffalo. Benjamin tiene experiencia en el rol, quedándose con el 27 y 21 por ciento de objetivos durante sus dos temporadas completas en Carolina, y una cuota del 17 por ciento en seis partidos "completos" con Buffalo el año pasado. -- Clay

Alshon Jeffery

Panorama para el 2018: Alshon Jeffery jugó el 2017 con una lesión de hombro y aun así consiguió 57 recepciones, 789 yardas y nueve touchdowns durante la campaña regular, además de brillar para el equipo durante la postemporada: Se vio recompensado con un acuerdo de 52 millones de dólares que incluye hasta la campaña del 2021. La lesión le impidió entrenar en esta primavera. El head coach Doug Pederson dijo que el campamento de entrenamiento "será realmente importante" para Jeffery. Asumiendo que recupera su salud por completo, debe seguir produciendo como el receptor abierto primario de Carson Wentz. -- Tim McManus

Cuota de objetivos proyectada: 22 por ciento. La cuota de Jeffery de 22 por ciento en el 2017 no llama demasiado la atención, pero vio 26 pases más en su dirección que el N° 2 Nelson Agholor. Durante las semanas en que estuvo activo, Jeffery promedió un sólido 26 por ciento durante las cinco campañas pasadas. -- Clay

Julian Edelman

Panorama para el 2018: El receptor de 32 años de edad enfrenta una suspensión de cuatro partidos para abrir la campaña (pendiendo la apelación) por violar la política de sustancias prohibidas de la NFL, y se perdió la totalidad del 2017 con una rotura de ligamento anterior cruzado. Edelman es uno de los tipos confiables para Tom Brady, como lo evidencia su temporada de 98 recepciones en el 2016. Está firmado hasta incluir la temporada del 2019 y tiene programado cobrar un salario base de 2 millones de dólares tanto en el 2018 como en el 2019. En la posible ausencia de Edelman para los primeros cuatro juegos, Chris Hogan sería elevado a ese rol de N° 1. -- Mike Reiss

Cuota de objetivos proyectada: 21 por ciento (durante 12 semanas activo). Aunque Edelman sea suspendido por cuatro partidos al arranque de la campaña, aparece aquí porque se ajusta al rol cuando está activo. podría parecer sorpresivo ver a un jugador de los Patriots en esta categoría, pero Edelman ha sido un caballo de batalla en años recientes. Incluyendo únicamente las semanas en que estuvo activo, Edelman manejó una cuota de objetivos de al menos 24 por ciento en cada campaña del 2013 al 2016. Eso incluye un masivo porcentaje de 29 en el 2016, cuando ranqueó tercero en la liga con 157 objetivos. Tipos como el N° 2, Hogan (quien nunca ha eclipsado los 60 objetivos en una temporada) y Jordan Matthews (quien no está asegurado en una plaza de plantilla) no son amenazas realistas a Edelman por el puesto de N° 1. -- Clay

Nivel 2: No precisamente un N° 1

Devin Funchess

Panorama para el 2018: Funchess heredó el puesto de N° 1 en el 2017 cuando los Panthers se deshicieron de Kelvin Benjamin vía canje a Buffalo. Respondió con marcas personales de 63 recepciones para 840 yardas y ocho touchdowns, pero todavía debe demostrar que es un genuino N° 1. El head coach Ron Rivera incluso dijo al término de la pasada temporada que está por verse si Funchess es un N° 1 o un N° 2. Con las adiciones de Torrey Smith y el recluta de primera ronda D.J. Moore, Funchess podría caer hasta el N° 3. Es un año importante para el ex recluta de segunda vuelta procedente de Michigan, quien entra al año final de su contrato de novato. Necesita mostrar mayor consistencia y habilidad para desempeñarse en situaciones agónicas si espera ser recontratado por los Panthers cuando finalice esta temporada. -- David Newton

Cuota de objetivos proyectada: 22 por ciento. Carolina parecía comprometida con Funchess como su N° 1 cuando enviaron a Benjamin a Buffalo la temporada pasada. Funchess se quedó con una cuota de objetivos del 23 por ciento para el año, y se mantuvo sobre el campo para el 90 por ciento de las jugadas de pase de su equipo. Por supuesto, el panorama se nubló en abril cuando el club seleccionó a Moore con el turno N° 24 global del draft. Funchess figura empezar el 2018 como el blanco primordial de Cam Newton, pero se espera que Moore juegue un rol importante desde el arranque y podría robarse el puesto si responde al reto. -- Clay

Marqise Lee

Panorama para el 2018: Lee lideró a los Jaguars en recepciones la temporada pasada (56) y acumula 119 atrapadas a lo largo de las últimas dos campañas, pero lleva apenas seis touchdowns en ese lapso. No ha sido una amenaza profunda (13.1 yardas por recepción a lo largo de las dos últimas temporadas) y en lugar de eso se ha convertido más en un jugador que corre después de la atrapada. Aun así, todavía no demuestra ser un jugador confiable, ha lidiado con varias lesiones problemáticas y nuevamente debe ser el mejor receptor de los Jags en el 2018. No obstante, con la adición de Donte Moncrief, del ala cerrada Austin Seferian-Jenkins y el continuo desarrollo de los receptores abiertos Keelan Cole y Dede Westbrook, se espera que el ovoide sea repartido, así que el total de atrapadas de Lee podría no superar los 50s. Lee firmó un contrato de cuatro años y 38 millones de dólares (16.5 millones garantizados) en marzo, pero todo el dinero garantizado se agota en los primeros dos años. -- Mike DiRocco

Cuota de objetivos proyectada: 21 por ciento. Lee se coloca al tope del orden de plantilla de los Jaguars, pero todavía no eclipsa una cuota de objetivos del 19 por ciento ni finaliza entre los mejores 25 en la liga en objetivos durante su carrera de cuatro temporadas. Los Jaguars sí se comprometieron con Lee a largo plazo al darle una extensión de cuatro campañas y 38 millones de dólares, al tiempo que dejaron marcharse a Allen Robinson a Chicago. No obstante, entregaron a Moncrief 9.6 millones de dólares, hgastaron una selección de segunda vuelta en D.J. Chark, y cuentan con Westbrook en cartera. -- Clay

Pierre Garcon

Panorama para el 2018: Garcon es el más experimentado y probado receptor de los Niners, pero regresa de una lesión en el cuello que lo limitó a ocho encuentros en el 2017. Con Garcon fuera, Marquise Goodwin surgió como el receptor abierto primario para el club, especialmente después de que Jimmy Garoppolo tomara las riendas como quarterback. Pero Garcon y Garoppolo deben ser capaces de ponerse en la misma página relativamente pronto, dada la habilidad de Garcon de correr rutas intermedias y la precisión de Garoppolo en dichos pases. Garcon tiene cuatro años restantes de un contrato por cinco temporadas que firmó en el 2017, pero todos los años después del 2018 vienen como opción para la franquicia. Con Goodwin firmando una extensión en la temporada baja y los Niners invirtiendo una selección de segunda vuelta en Dante Pettis, hay opciones para el caso de que Garcon sea incapaz de producir. Pero sigue siendo una fuerte presencia de vestidor y debe mantenerse como un blanco importante para Garoppolo en el 2018, incluso si sus números no se aproximan a los de un receptor abierto N° 1 más tradicional. -- Nick Wagoner

Cuota de objetivos proyectada: 20 por ciento. Garcon era el claro receptor abierto N° para los 49ers en estemomento del año pasado, pero el surgimiento de Goodwin y, a menor grado, la selección de segunda vuelta de Pettis no se pueden ignorar. Garcon ha promediado una cuota de objetivos de al menos 19 por ciento cuando ha estado activo en las últimas ocho temporadas, pero Goodwin ha eclipsado el 17 por ciento en cada uno de los últimos dos años y se espera que le pise los talones a Garcon por el liderato del equipo en el 2018. -- Clay

Nivel 3: Los N° 1 que van surgiendo

Amari Cooper

Panorama para el 2018: Seguro, Cooper tuvo un año a la baja en el 2017, atrapando 48 pases para 680 yardas, las peores cifras de su carrera, pero el head coach Jon Gruden todavía considera al explosivo Cooper como "punto focal" de la reconstruida ofensiva aérea de los Raiders, y una "pieza central" de toda la ofensiva. "Fue grandioso", dijo Cooper en las actividades organizadas del equipo de las ideas de Gruden. "Obviamente, como receptor, quieres salir allá y hacer jugadas para tu equipo y ganar. Así que el hecho de que dijera eso, significa mucho para mí. Solo estoy listo para salir allá y trabajar y demostrar que merezco esas oportunidades". Con sus nuevos compañeros Jordy Nelson y Martavis Bryant, Cooper podría ver más tiempo en la ranura. De acuerdo a Pro Football Focus, las 2.21 yardas por ruta recorrida de Cooper desde la ranura ranquean tercero en la liga entre receptores con 90 o más oportunidades partiendo desde el interior la temporada pasada. ¿Y quién puede olvidar la actuación de Cooper frente a los Chiefs con 11 atrapadas en 19 objetivos para 210 yardas y dos touchdowns en un jueves por la noche de la pasada campaña? No los Raiders, quienes validaron la opción al quinto año de contrato de Cooper para el 2019, el recluta N° 4 global del draft del 2015. -- Paul Gutierrez

Cuota de objetivos proyectada: 24 por ciento. Gruden ha dicho públicamente que el equipo planea recargarse mucho en Cooper, pero el receptor abierto de cuarto año nunca ha liderado a su equipo en objetivos, quedándose corto respecto a Michael Crabtree en sus tres temporadas, y aun no eclipsa una cuota del 23 por ciento de objetivos en una campaña. se quedó en 19 por ciento durante 14 partidos activos el año pasado. Crabtree se ha ido, pero los Raiders firmaron a Nelson y adquirieron en canje a Bryant. Cooper está posicionado para dar el salto, pero si siguen sus ineficacias, podría convertirse en un comité. -- Clay

Corey Davis

Panorama para el 2018: Todo se trata de potencial para Corey Davis, quinto recluta global del draft del 2017. Los Titans cuentan con él para dar un salto importante en su segundo año, convertirse en su mejor receptor y una amenaza consistente para Marcus Mariota. La temporada de novato de Davis se vio arruinada por lesiones, que le costaron la mayor parte del receso de temporada, toda la pretemporada y cinco encuentros de campaña regular. Finalizó con 34 recepciones para 375 yardas y cero touchdowns en la campaña regular, pero su potencial quedó al descubierto en los playoffs cuando atrapó dos pases de anotación frente a los Patriots. Davis está sano nuevamente, creando la química necesaria con Mariota. No es irracional esperar que Davis se acerque a las 1,000 yardas en el segundo año. -- Cameron Wolfe

Cuota de objetivos proyectada: 23 por ciento. Davis sufrió con lesiones como novato, pero no hay duda de que los Titans esperan que el quinto recluta global del 2017 surja como el blanco preferido de Mariota este año. Davis estuvo sobre el campo para el 86 por ciento de las jugadas de pase de Tennessee y promedió una cuota de 19 por ciento de objetivos durante los 13 encuentros en que fue activado el año pasado. Rishard Matthews ha liderado a los Titans en objetivos en cada una de las dos últimas temporadas. -- Clay

Robby Anderson

Panorama para el 2018: Anderson es lo más cercano que tienen los Jets a un receptor abierto N° 1. Ya es uno de los mejores en la liga como amenaza en lo profundo, y Anderson puede elevar su estatura si se convierte en un receptor más completo, lo que requerirá mejoría en el recorrido de rutas. Las preocupaciones con él son sus hábitos fuera del campo; ha sufrido dos arrestos en los últimos 13 meses, y enfrenta una potencial medida disciplinaria de la liga. Anderson empieza el año final de su contrato de novato, pero será solamente agente libre restringido, significando que los Jets poseen sus derechos hasta inclusive la temporada del 2019. Un acuerdo a largo plazo es improbable a menos que madure fuera del campo. -- Rich Cimini

Cuota de objetivos proyectada: 20 por ciento. Anderson se fue sin ser reclutado en el 2016 pero mostró destellos en 77 oportunidades como novato antes de una campaña de destape en el 2017. El producto de Temple se quedó con una generosa porción de 23 por ciento de los objetivos, la mejor marca para el equipo. Probelasm fuera del campo elevan interrogantes sobre la habilidad de Anderson de surgir como un consistente N° 1, y el equipo también sumó a Terrelle Pryor Sr. a un grupo de receptores abiertos que ya incluye a Quincy Enunwa, quien se perdiera todo el año por lesión de cuello, Jermaine Kearse y Chad Hansen. -- Clay

DeVante Parker

Panorama para el 2018: Parker tiene el tamaño (6 pies con 3 pulgadas y 212 libras) para destacarse del resto de los receptores de los Dolphins, pero llamarlo un N° 1 luego de anotar apenas un touchdown la temporada pasada sería demasiado. A menos que dé un paso al frente y colme sus expectativas como el recluta N° 14 global del 2015, Parker probablemente será parte de una estrategia de ataque por comité en Miami que debe incluir a los recién llegados Danny Amendola y Albert Wilson, así como Kenny Stills. Los Dolphins ejercieron la opción al quinto año de contrato de Parker en este receso de temporada, lo que le redituaría en 9.4 millones de dólares para el 2019, pero eso no está completamente garantizado hasta el próximo mes de marzo, y necesitará ganárselo este año. -- Mike Rodak

Cuota de objetivos proyectada: 19 por ciento. Jarvis Landry se ha marchado, lo que abre la puerta para que el recluta de primera ronda del 2015 finalmente dé el paso al frente como el receptor abierto N° de Miami. Parker ha estado sobre el campo para el 90 por ciento de las jugadas de pase y ha recibido el 20 por ciento de los objetivos durante los 28 partidos "completos" en que ha alineado a lo largo de los últimos dos años. Tipos como Stills, Wilson y posiblemente Amendola presionarán para liderar a Miami en objetivos esta temporada. -- Clay

Josh Doctson

Panorama para el 2018: Mantengan en mente que el blanco primordial para los Redskins es el ala cerrada Jordan Reed; el juego por aire pasa por él, cuando se encuentra sano. Pero Doctson es su receptor abierto más talentoso y se desempeña en la posición X. Jamison Crowder podría terminar con más recepciones, pero lo haría saliendo de la ranura. Doctson se perdió todos excepto dos partidos en su año de novato por una lesión, y luego atrapó 35 pases con seis touchdowns en el 2017. Coaches esperan que el nuevo quarterback Alex Smith ayude a Doctson al lanzar más pases incluso cuando Doctson esté cubierto, confiando en que puede realizar la atrapada. Es posible que pueda ser un receptor abierto de 60 atrapadas, pero con jugadas grandes campo abajo por lo bien que rastrea el ovoide. Doctson inicia su tercera campaña; los Redskins deberán decidir en la próxima primavera si desean validar su opción a un quinto año de contrato. -- John Keim

Cuota de objetivos proyectada: 18 por ciento. Doctson estuvo sobre el campo para el 93 por ciento de las jugadas de pase de los Redskins y recibió el 18 por ciento de los objetivos luego de una promoción en la Semana 7 del año pasado. Crowder y el recién arribado Paul Richardson ciertamente podrían forzar un comité aquí, pero no existe duda de que a Washington le gustaría que se destapara su recluta de primera ronda del 2016 para convertirse en el claro receptor abierto primario del club en el 2018. -- Clay

Nivel 4: Los ataques por comité

Josh Gordon/Jarvis Landry

Panorama para el 2018: Números de hace unos años apuntan a Josh Gordon como el receptor abierto principal para los Browns, pero producción reciente podría apuntar de hecho hacia Jarvis Landry, quien ha promediado 105 recepciones en las tres pasadas temporadas. Los Browns dieron a Landry un contrato por cinco años y 75.5 millones de dólares y esperan que inicie al lado opuesto de Gordon. Landry de hecho podría ser el tipo que abra el campo para Gordon y le permita aportar las jugadas grandes mientras se ocupa de las atrapadas consistentes. -- Pat McManamon

Cuota de objetivos proyectada: 25/25 por ciento. Gordon y Landry son receptores de estilos distintos, pero ambos tienen cualidades de N° 1. Gordon lideró a la NFL en recepciones en el 2013 y ranqueó octavo en objetivos durante las cinco semanas en que fue activado la pasada temporada. Promedia un masivo 28 por ciento de objetivos a lo largo de sus últimos 24 encuentros. Landry se ha manejado con un mínimo de 27 por ciento de objetivos y ha finalizado entre los mejores 15 en la posición en objetivos, recepciones y yardas en recepciones en cada uno de los últimos tres años. -- Clay

Adam Thielen/Stefon Diggs

Panorama para el 2018: La temporada del 2018 podría convertir a Diggs en el siguiente receptor abierto en ganarse un mega contrato, uniéndose a tipos como Davante Adams, Jarvis Landry y otros ganan alrededor de 13 millones a 15 millones de dólares anuales. Lesiones han impedido a Diggs jugar los 16 partidos en el último par de años, y será importante para él mantenerse sano para su siguiente contrato, ya sea con los Vikings o con otro equipo. Los Vikings podrían elegir darle un nuevo convenio antes del campamento de entrenamiento como han hecho por jugadores en el pasado, y ponerle cerrojo antes de que se convierta en agente libre. Si no lo hacen, Diggs podría incrementar su próximo cheque más si le da seguimiento a una temporada fuerte con un mejor 2018, cuando tenga a Kirk Cousins lanzándole el ovoide. Minnesota tiene a la mejor dupla de receptores de l aliga con Diggs y Thielen. Mantener a ese par juntos, no obstante lo difícil que pueda ser en términos financieros, ciertamente debe ser una prioridad. -- Courtney Cronin

Cuota de objetivos proyectada: 24/22 por ciento. Thielen se quedó con una cuota del 27 por ciento de objetivos durante su campaña de destape en el 2017, y Diggs ha fluctuado entre el 22 y 24 por ciento cuando estuvo activo durante sus primeras tres temporadas de NFL. -- Clay

Tyreek Hill/Sammy Watkins

Panorama para el 2018: Los números de Hill podrían no igualar aquellos de la campaña pasada (75-1,183-7) porque los Chiefs sumaron a otra amenaza legítima en Watkins, pero Hill sigue siendo una parte vital de la ofensiva de Kansas City por su habilidad para realizar jugadas grandes. A Hill le restan dos campañas en su contrato de novato con los Chiefs del 2016 como recluta de sexta vuelta. -- Adam Teicher

Cuota de objetivos proyectada: 23/21 por ciento. Hill no es el receptor abierto N° 1 tradicional, con 5 pies y 10 pulgadas, 185 libras, y contribuyendo todavía como corredor y especialista en devoluciones, así como un rol ampliado en la posición de receptor. Aun así, no hay duda de que se convirtió en el receptor primordial para Kansas City el año pasado, quedándose con el 23 por ciento de los objetivos al tiempo que participó en el 82 por ciento de las jugadas ofensivas en 16 encuentros. Tendrá mayor competencia este año con la llegada del cuarto recluta global del 2014, Watkins. La cuota de objetivos del 15 por ciento del año pasado fue decepcionante, pero Watkins estuvo sobre el campo para el 88 por ciento de las jugadas de pase de los Rams y se adueñó del 25 por ciento de los objetivos mientras operaba como el receptor abierto principal de los Bills del 2014 al 2016. -- Clay

Golden Tate/Marvin Jones Jr.

Panorama para el 2018: Desde que se uniera a los Lions en el 2014, Tate es noveno en la liga en yardas (4,224) y sexto en recepciones (372), por delante de DeAndre Hopkins, Doug Baldwin, Mike Evans y A.J. Green en atrapadas. Lo que le separa es su habilidad después de la atrapada. En ese mismo lapso, Tate acumula 2,460 yardas después de la recepción, la mayor cantidad den la NFL. -- Michael Rothstein

Cuota de objetivos proyectada: 22/18 por ciento. Jones ha surgido como una de las mayores amenazas profundas del juego, pero es Tate quien se ha quedado con la mayoría de objetivos de Detroit en años recientes. Tate se apropió del 23 por ciento de los objetivos desde que se unió al equipo en el 2014, finalizando en el Top 10 de la liga en las cuatro campañas. Jones está 46 objetivos por detrás de Tate desde que firmara con Detroit en el 2016 pero ha participado en más jugadas y recorrido más rutas. -- Clay

Robert Woods/Cooper Kupp/Brandin Cooks

Panorama para el 2018: Un recluta de segunda ronda del 2013, Woods pasó las primeras cuatro campañas de su carrera con los Bills, considerado un receptor abierto N° 2. Pero la temporada pasada, Woods se convirtió en el blanco principal de Jared Goff y probó tener potencial para jugadas explosivas. Finalizó el 2017 con 56 recepciones para 781 yardas y cinco touchdowns --incluyendo anotaciones de 52 y 94 yardas-- pese a perderse tres encuentros por una lesión de hombro. Woods está en la segunda temporada de un convenio por cinco campañas y 34 millones de dólares. Deberá compartir más objetivos en el 2018, después de que Goff y el recién adquirido Cooks desarrollen mayor química en el receso de temporada, pero esperen que Woods se mantenga como el blanco preferido de Goff. -- Lindsey Thiry

Cuota de objetivos proyectada: 21/20/19 por ciento. Los Rams tuvieron a un tercer receptor abierto sobre el campo el 92 por ciento del tiempo, la mayor cifra en la liga. Eso significa que los tres jugadores --Woods, Kupp y Cooks, quien fuera fichado para reemplazar a Sammy Watkins-- serán prácticamente titulares de tiempo completo en el 2018. Cooks tiene algo de experiencia como un N° 1 pero nunca ha eclipsado un 20 por ciento de objetivos luego de cuatro temporadas. Woods promedió una cuota en el rango del 19-20 por ciento durante sus primeros cuatro años en Buffalo antes de destaparse y liderar a los Rams con un 23 por ciento el año pasado. En la ranura, Kupp se adueñó de un 20 por ciento de los objetivos como novato el año pasado. -- Clay

Allen Hurns/Terrance Williams

Panorama para el 2018: Los Cowboys señalan que se decantan por una estrategia de comité para el puesto de receptor abierto, pero únicamente Allen Hurns posee una temporada de 1,000 yardas a su nombre, con 1,031 en el 2015. No superó las 500 yardas en sus dos temporadas finales con Jacksonville, lo que jugó un rol en su corte, aunque se perdió 11 encuentros entre el 2016 y 2017. Los Cowboys no necesitan que él reemplace al Dez Bryant del 2012 al 2014, quien promediara más de 1,200 yardas y doble dígito en touchdowns, pero necesitarán que se convierta en el líder del comité. Tuvo un buen inicio de trabajo con Dak Prescott en el receso de temporada, pero necesitará seguir con eso una vez que empiece el campamento de entrenamiento. -- Todd Archer

Cuota de objetivos proyectada: 19/15 por ciento. Dez Bryant y su cuota de por vida de 25 por ciento de objetivos se han ido, por lo que la competencia en la posición para los Cowboys está abierta para el 2018. Hurns promedió una cuota del 18 por ciento en cada una de sus cuatro campañas en Jacksonville, Williams no ha eclipsado el 18 por ciento en cinco temporadas con Dallas, y Cole Beasley ha superado el 14 solamente una vez en su carrera (21 por ciento en el 2016). Los tres veteranos y el novato Michael Gallup proyectan para liderar la unidad en el 2018, pero podría no existir demasiada separación en el rubro de los objetivos entre las opciones N° 1 y N° 4. -- Clay