NFL advierte a los equipos por conmociones en las prácticas

BRISTOL -- La NFL ha advertido a los equipos que los ejercicios de 11 contra 11 en el campamento de entrenamiento fueron responsables en gran medida por el aumento de conmociones cerebrales el año pasado en la pretemporada, un dato importante ya que los entrenadores concluyen sus calendarios de práctica para este verano.

La liga no ha prohibido los ejercicios de equipo completo, que los entrenadores consideran esenciales para prepararse para el contacto que ocurre durante los partidos de temporada regular. Sin embargo, los datos de la NFL mostraron que las conmociones de la pretemporada en el 2017 se incrementaron en un 73 por ciento, de 26 en el 2016 a 45. La mayoría de ellos ocurrieron durante los ejercicios de equipo completo durante las primeras semanas del campamento, antes que comenzaran los juegos de pretemporada.

Cada equipo ha recibido un reporte de datos personalizado describiendo cómo y cuándo ocurrieron las conmociones de pretemporada en sus campamentos la temporada pasada, en comparación al resto de la liga. Jeff Miller, el vicepresidente ejecutivo de iniciativas de salud y seguridad de la NFL, indicó que espera que los datos "informen lo que hacen los equipos" cuando inicien los campamentos. Miller indicó que la liga espera repetir su éxito en abordar un problema similar tras la campaña del 2014. En el 2015, las conmociones en el campamento cayeron en un 33 por ciento.

"No teníamos el nivel y la especificación de los datos entonces", sentenció Miller. "Pero pasamos por un proceso encabezado por nuestras operaciones de fútbol americano para informar a los equipos, hablar con ellos y decirles, 'Oigan, descubrimos estos datos'. Llamamos su atención y hubo un esfuerzo para que muchos abordaran el tema. Y vimos un descenso al año siguiente.

"Elevar el nivel de consciencia de ese problema definitivamente valió la pena. No quiero recibir todo el reconocimiento por ese descenso, pero creo que informó lo que hacían los equipos".

El Dr. Allen Sills, contratado el año pasado como director de la oficina médica de la NFL, ya ha hablado con el cuerpo médico de cada equipo. Sills y Miller visitarán varios campamentos de entrenamiento también pero aseguran que no buscarán ni presionarán a equipos específicos para que cambien sus calendarios de práctica.

"No es cuestión de tener cinco o seis equipos reincidentes para castigar", expresó Sills. "Este es un problema de toda la liga donde todos tienen que entender que depende de todos nosotros resolverlo. Podría sonar trivial decirlo, pero cada conmoción que evitemos es importante para nosotros. Queremos crear consciencia allá afuera y asegurar que lo estamos haciendo tan seguro como es posible".

Aunque las conmociones en el campamento se produjeron principalmente en las primeras semanas, Sills dijo que no hay razón médica para pensar que los jugadores necesitan más tiempo para acostumbrarse al contacto antes de avanzar a los ejercicios de 11 contra 11.

"No pensamos en el cerebro como un tendón de la corva, donde tienes que estirarlo y flexionarlo", indicó. "No creo que se sienta así. Creemos que es exposición: ¿Qué conducta estás teniendo y cuánto estás haciendo?".

La atención en las conmociones a principios del campamento es parte de un esfuerzo más grande esta temporada baja para reducir el número de conmociones en toda la liga. Sills declaró una "llamada a la acción" en febrero y continuó trabajando con el comité de competencia en dos importantes cambios en las reglas.

Primero, la liga convirtió en castigo de 15 yardas por bajar la baja para iniciar el contacto con cualquier parte del cuerpo del rival. Segundo, la liga ordenó un rediseño en la patada de salida, en la que ha sido cinco veces más probable que ocurra una conmoción que en una jugada promedio.

Además, la NFl se unió con la Asociación de Jugadores de la NFL para prohibir ciertos cascos de bajo rendimiento en las próximas dos temporadas.