<
>

Pronósticos NFL: Semana 1

play
Buzón: ¿Por qué los Cowboys no apostaron por Earl Thomas? (2:15)

Pablo Viruega responde a los fanáticos de Cronómetro (2:15)

Inicia una nueva temporada regular de la NFL y con ella, la defensa de los Philadelphia Eagles de su primer título de Super Bowl en su historia, lo cual no le resultará nada sencillo al equipo comandado por Carson Wentz... no, disculpen, por Nick Foles, al menos en la Semana 1.

Desde 2002, cuando la NFL realineó sus conferencias en cuatro divisiones, sólo un equipo, los New England Patriots en 2014, lograron repetir como campeones del Super Bowl, mientras que sólo tres (Patriots en 2004 y 2017 y Seattle Seahawks en 2014) lograron volver al juego por el título de la NFL, a seis les alcanzó sólo para llegar a Playoffs y otros seis ni siquiera volvieron a Postemporada.

Y así como el camino no parece sencillo para los Eagles, tampoco resulta fácil anticipar qué equipos ganarán y por qué, pero nos dimos a la tarea de intentarlo y cada semana, Pablo Viruega y Carlos Nava, figuras en las transmisiones de la NFL en ESPN Deportes, e Ivis Aburto y Alfonso Mancilla, editores y escritores de NFL en ESPNDeportes.com intentarán perfeccionar el arte de predecir el futuro y pronosticar el resultado de los cinco mejores juegos de cada semana.

Comenzamos.

FALCONS vs. EAGLES (-1.0)

PABLO VIRUEGA: Son equipos que han llegado al Super Bowl en los últimos dos años por la NFC y son de los mejor balanceados. Atlanta tiene una ofensiva con varias armas, las cuales no tuvieron su mejor temporada en 2017, en especial Matt Ryan. La campaña pasada, los Falcons se quedaron cerca de eliminar a los Eagles tras ser frenados en zona de gol. Su defensiva se ubicó dentro de las mejores 10 en yardas y puntos permitidos.

Philadelphia tiene la base del equipo campeón, aunque no contará ya con su coordinador ofensivo Frank Reich, quien emigró a los Indianapolis Colts. Carson Wentz no se logró recuperar a tiempo de la lesión en la rodilla y será Nick Foles el titular para la Semana 1. La incertidumbre se genera por las series ofensivas de Foles que terminaron sin puntos y los balones que perdió en pretemporada, pero está de sobra recordar que tiene la capacidad para guiar al equipo tras ser nombrado Jugador Más Valioso del Super Bowl LIII.

El campeón abre en casa y a pesar de que en partido inaugural el local tiene mejores números, Atlanta se llevará la victoria. (Falcons por 4)

CARLOS NAVA: Es la repetición del juego divisional que ganaron los Eagles 15-10 rumbo al primer título de Super Bowl en su historia, cuando mejor jugaban. Ahora parece diferente.

Los Falcons llegan con equipo prácticamente completo al juego inaugural y de ambos lados del balón se ven fuertes con las adiciones a su potente ofensiva, como la del receptor novato Calvin Ridley, y una defensiva con más experiencia y velocidad.

Los Eagles extrañarán a dos de sus cuatro mejores receptores, Alshon Jeffrey (hombro) y Mack Hollins (ingle), pero, sobre todo, al coordinador ofensivo Frank Reich (Falcons por 4)

IVIS ABURTO: Calladitos, los Falcons se vieron más bonitos durante la pretemporada, lo que se traduce en ser un equipo con talento y sin problemas, mientras que los Eagles, lo que es natural tras ganar el Super Bowl, estuvieron bajo la atenta mirada de propios y extraños que, de nueva cuenta, vuelven a dudar, y con cierta razón, de la capacidad de Nick Foles para comandar al ataque.

Si bien los Eagles ya no tienen el nivel de entusiasmo y revancha por ser los desfavorecidos en Playoffs, no ser los favoritos en el marco de su fiesta de campeones en casa debe ser motivo suficiente para hacerles sacar la casta. (Eagles por 3)

ALFONSO MANCILLA: A los Falcons les ha ido bien recientemente contra los Eagles tras ganar tres de los últimos cuatro partidos. Presentan, además, a su arsenal ofensivo con Matt Ryan, Devonta Freeman y Julio Jones. Pese esto, los momios históricos están en favor de los Eagles, pues los campeones de la NFL tienen marca de 42-9-1 en la semana inaugural de una temporada.

El partido será dominado por las ofensivas, pero, al final prevalecerán los Eagles, amparados en algún chispazo defensivo y con la música de Rocky como fondo. (Eagles por 3)

49ers vs. VIKINGS (-6.5)

PV: El cierre de 2017 para los 49ers con Jimmy Garoppolo como quarterback titular trajo cinco victorias en diciembre, incluidas tres sobre equipos de Playoffs. San Francisco es uno de los conjuntos que más expectativas ha levantado por el buen trabajo de Garoppolo, pero la defensiva no terminó con buenos números, por lo que es la gran interrogante.

Minnesota cuenta con la mejor ofensiva de la NFL en cuanto a números en 2017. Con una defensiva casi intacta y talentosa, los Vikings tratarán de dar ese paso que les faltó el año pasado para alcanzar el Super Bowl. Del lado ofensivo hay un nuevo quarterback al mando. Kirk Cousins firmó un contrato millonario y no necesitará hacer mucho, pues los Vikings tienen buen juego terrestre con el regreso de Dalvin Cook, además de una sólida defensiva, los dos grande aliados de un quarterback.

Los Vikings tienen un equipo mejor balanceado, una gran defensiva y, además, juegan en casa. (Vikings por 10)

CN: Minnesota se quedó a nada de avanzar al Super Bowl con una potente defensiva y un quarterback cumplidor.

Esta vez, los Vikings abren temporada con una defensiva y quarterback de mayor calidad. Kirk Cousins tiene las herramientas para demostrar que vale el precio de su contratación. Lanzó 81 touchdowns en las últimas tres temporadas y la defensiva de los 49ers fue la 26 en la NFL en capturas.

Los 49ers perdieron por lesión a su mejor corredor, Jerick McKinnon, y el quarterback Jimmy Garoppolo tiene pocas armas de su lado para producir frente a los Vikings. (Vikings por 7)

IA: Ahora sí, Jimmy Garoppolo sabrá lo que es ser el líder absoluto de un equipo y vencer a uno de los fuertes candidatos para llegar al Super Bowl y ganarlo seríaideal para ratificar esa etiqueta en San Francisco.

Ese es precisamente el problema para los 49ers, un equipo en construcción que tendrá enfrente a unos Vikings con una defensiva dominante y un ataque que, en realidad, Kirk Cousins sólo debe administrar.

Las formas serán importantes en este encuentro. (Vikings por 6)

AM: El rugido de los aficionados cuando los Minnesota Vikings entren al emparrillado, encabezados por su flamante quaterback Kirk Cousins, será tan ensordecedor, que ya llevarán una valiosa ventaja psicológica sobre los 49ers.

Jimmy Garoppolo verá en peligro su racha de cinco triunfos, la cual se remonta al final de la temporada 2017, ante los problemas que pasará la dupla de corredores formada Alfred Morris y Matt Breida. (Vikings por 13)

TEXANS vs. PATRIOTS (-6.5)

PV: Houston marchaba bien en 2017, hasta que se presentó la lesión de Deshaun Watson, mismo caso que le ocurrió a J.J. Watt y el equipo acabó por hundirse. Watson llevaba 19 pases de anotación, lo que terminó por ser un récord para novato, mientras que Lamar Miller ayudó con el juego terrestre, pero los Texans terminaron 4-12. Se espera que sin lesiones y con la llegada de Tyrann Mathieu para reforzar el perímetro, este equipo repunte.

Los Patriots llegaron a su tercer Super Bowl en cuatro años y terminaron con la mejor ofensiva en yardas el año pasado, pero, para esta temporada sufrieron bajas en la línea ofensiva, así como en los receptores y la de su coordinador defensivo, Matt Patricia, pero de algo podemos estar seguros: cuando Tom Brady y Bill Belichick saltan al campo, jamás hay que darlos por descontados y menos en partidos inaugurales en el Gillette Stadium. Podría ser que estos dos se vean las caras en Playoffs.

El duelo se antoja de muchos puntos, pero la ofensiva de Patriots luce más potente. (Patriots por 3)

CN: El quarterback de los Texans, DeShaun Watson, regresa corregido y aumentado y J.J. Watt, Jadeveon Clowney y Whitney Mercilus están sanos.

Houston parece tener más talento en ataque y defensiva que los Patriots, que perdieron a sus dos principales receptores del año pasado y a su corredor más productivo.

Cierto que es casi imposible apostar contra los Patriots en su estadio si se considera que aún están el coach Bill Belichick y el mejor quarterback de todos los tiempos, Tom Brady, pero en 2017, los Texans casi hacen en New England el milagro con medio equipo lastimado, gracias al plan de juego de dos de los alumnos más destacados de Belichick, Bill O’Brien y Romeo Crennel. (Texans por 3)

IA: El primer juego de la suspensión por cuatro de Julian Edelman no deberá ser nada sencillo para unos Patriots a quienes les gusta usar las zonas cortas en el juego aéreo. Chris Hogan es bueno en ese aspecto, pero no tanto como Edelman y la presión de J.J. Watt y compañía será implacable, lo que dará poco tiempo a Tom Brady para lanzar.

¿Cuántas veces se ha apostado en contra de Patriots en las últimas 17 temporadas? Muchas y casi siempre encuentran la forma de salir victoriosos. Esta vez no será la excepción, aunque no debe resultar nada sencillo. (Patriots por 3)

AM: Cuando Tom Brady y los Patriots abren temporada en casa, la misión de vencerlos es prácticamente imposible, pues han ganado ocho de los pasados nueve compromisos de este tipo.

La buena noticia para los Texans es que Deshaun Watson volverá a estar al frente de la ofensiva, pero, la mala es que su defensiva no podrá contra Brady y Rob Gronkowski. (Patriots por 9)

CHIEFS vs. CHARGERS (-3.5)

PV: Los Chiefs inician la era Patrick Mahomes con una ofensiva muy talentosa, además de la experiencia del entrenador Andy Reid. El ataque luce con muchas armas y con el ritmo con el que iniciaron la campaña anterior, no será un rival fácil para los Chargers en su pequeña casa, el StubHub Center. La debilidad de Kansas City es la defensiva, que sufrió la baja de Marcus Peters en la secundaria.

Los Chargers terminaron con marca de 9-7, a un paso de meterse a Playoffs y con una línea que se reforzó con Mike Pouncey (centro) pretenden mejorar el ataque terrestre para darle más balance al ataque que comanda Philip Rivers. La defensiva tiene que mejorar y tendrá una gran prueba contra la ofensiva explosiva de Chiefs.

Los Angeles no será una aduana de paso para nadie en la NFL y en la AFC, los Chargers tienen la oportunidad de enviar un tempranero mensaje desde la Semana 1 de que su objetivo de llevarse la AFC Oeste va en serio. (Chargers por 8)

CN: Los Chiefs arrancan una nueva era de la mano de Patrick Mahomes, pero lo hacen ante una de las defensivas más agresivas para presionar quarterbacks, la de los Chargers. Joey Bosa y Melvin Ingram fueron la pareja que mas capturas logró en la NFL la temporada pasada y enfrente tendrán a una línea ofensiva fuera del Top 10 y que, además, perdió a Zack Fulton.

A la ofensiva, los Chargers, que terminaron 2017 con seis victorias en sus últimos ocho partidos, también tienen más talento en el roster que los Chiefs. En el ataque aéreo tienen a Keenan Allen, por tierra a Melvin Gordon y cuentan con el regreso del eterno ala cerrada Antonio Gates. (Chargers por 4)

IA: Por lo que mostró en la pretemporada, particularmente contra el juego aéreo, seguramente Philip Rivers, Keenan Allen y Antonio Gates se frotan las manos para atacar a discreción a la defensiva de Kansas City.

En grupo, la defensiva de los Chargers es mejor que la de los Chiefs y en un duelo que podría ser de muchos puntos, lograr frenar un par de ocasiones al rival es clave y el equipo angelino tiene más armas para lograrlo que Kansas City. (Chargers por 6)

AM: Pese a las bajas por lesión sufridas por los Chargers en pretemporada, Philip Rivers y compañía empezarán a mostrarse como una de las gratas sorpresas de 2018.

Joey Bosa será una pesadilla todo el partido para Patrick Mahomes, quien ya estará al frente del ataque de los Chiefs, con lo que los Chargers romperán la racha de ocho derrotas ante al odiado rival divisional. (Chargers por 6)

(-4.0) RAMS vs. RAIDERS

PV: Los Raiders tienen de regreso a Jon Gruden, quien sacará mucho provecho de un joven con mucho talento como Derek Carr, a quien le ha dado armas como Jordy Nelson, además de la presencia de Amari Cooper. El problema se presenta en la defensiva, donde perdieron a su mejor hombre, Khalil Mack, a una semana de iniciar la temporada regular. Mack les hará mucha falta.

Los Rams son uno de los equipos a vencer en la NFC. En 2017 dieron la gran sorpresa y demostraron que tienen mucho talento en su juvenil roster. Con las adiciones en la defensiva de jugadores veteranos, la experiencia puede ser clave en la guía de un equipo con buen equilibrio entre veteranía y juventud. No hay otra forma de describir a este equipo que, además, es balanceado a ambos lados del balón.

Los Rams son mejor equipo que Oakland. (Rams por 4)

CN: Los Rams tienen una ofensiva explosiva que sumó al receptor Brandin Cooks, quien es mejor que Sammy Watkins, quien emigró en la agencia libre. Además de tener al Defensivo del Año, Aaron Donald, sumaron el talento en la línea defensiva con Ndamukong Suh, en el perímetro a Aqib Talib y a uno de los dos mejores esquineros jóvenes de la actualidad, Marcus Peters.

Los Rams juegan contra un entrenador que estuvo fuera más de una década, Jon Gruden, a una ofensiva cuyos mejores refuerzos son dos veteranos con una década en la liga, el receptor Jordy Nelson y el ala cerrada Jared Cook, y una defensiva sin Khalil Mack. (Rams por 7)

IA: Marcus Peters, Aqib Talib, Ndamukong Suh. Aaron Donald necesitaba ayuda y los Rams le dieron más que eso en la defensiva.

Si bien el talento abunda en los Rams, el primer examen real entre tantos jugadores de alto nivel suele ser una incógnita y quizá el roster de los Rams tarde unas semanas en cuajar, pero, la realidad es que Los Angeles tienen un mejor equipo que los Raiders, que tuvo que dejar ir a su mejor defensivo, Khalil Mack, lo que da tranquilidad a Jared Goff. (Rams por 6)

AM: La emotividad y reflectores estarán del lado de los Raiders y el retorno de Jon Gruden como entrenador, sin embargo, el talento y la efectividad los pondrán los Rams de la mano de la espectacular dupla formada por Jared Goff y Todd Gurley.

Otro dato poco alentador para Raiders es que la última ocasión que enfrentaron a Rams en el Coliseo de Oakland (30 de noviembre de 2014), fueron vapuleados 52-0. (Rams por 10)