El receptor Antonio Brown enfrenta un par de demandas en Florida

PITTSBURGH -- Antonio Brown, receptor de los Pittsburgh Steelers, encara un par de demandas por $15,000 dólares debido a un incidente en el que, supuestamente, le gritó a un guardia de seguridad y después aventó objetos desde un departamento y un balcón en el sur de Florida, de acuerdo a documentos que obtuvo ESPN.

El tutor de un menor de dos años demandó al jugador All-Pro por "daño físico mental y emocional" debido a que los objetos que aventó desde un piso 14 en The Mansions at Acqualina estuvieron cerca de golpearlo, según se lee en un reporte de la corte del condado de Miami-Dade. El menor estaba con su abuelo cerca del área de la alberca en el complejo cuando dos artículos grandes, en el que se incluye un par de vasijas y mobiliario, cayeron cerca de ellos y desde entonces el niño muestra ansiedad y problemas para dormir.

El dueño del condominio que rentó Brown también presentó un caso por daños y perjuicios e incumplimiento de contrato.

Brown llamó a la policía de Sunny Isles Beach a las 10:08 de la mañana del 24 de abril y "estaba muy agitado" cuando llegaron los oficiales, acusando a la seguridad ya que creía que lo estaban acusando por robo el día anterior, según el reporte de la policía. Los objetos que hurtaron eran 80,000 dólares y una pistola, de acuerdo con TMZ.

"Aparentemente cuando el Sr. Brown se molestó empezó a aventar cosas en el departamento y se rompió el vidrio de una mesa junto con otras cosas. Aventó algunas cosas desde el balcón hacia el área de la alberca causando daños menores ahí también".

Eventualmente lograron tranquilizarlo y prometió que no habría otro problema.

Pero el daño estaba hecho, incluyendo quejas por "todo tipo de fiestas y molestias", según George A. Minski, abogado que representa al dueño del condominio.

"El departamento estaba en ruinas", agregó Minski. "Había vidrios destrozados, mesas rotas, daños y hoyos en las paredes. La unidad estaba amueblada con sillones de piel y todos estaban quemados y marcas de plumón negro. Parecía que habían peleado. Intentamos resolverlo amigablemente y no llegamos a ninguna parte, por lo que presentamos la demanda".

Mike Tomlin dijo que no tenía conocimiento sobre esto en su encuentro con los medios el martes. La franquicia no tendrá comentario al respecto, de acuerdo a un vocero.

Darren Heitner, abogado de Brown, quien presentó una moción para extender el caso, optó por no hablar del caso al momento.

ESPN le dejó un mensaje al abogado que representa a Ophir Sternberg, quien funge como tutor del menor en cuestión.

Minski dice que Brown firmó un acuerdo de tres a seis meses pero dejó la propiedad a los pocos días del incidente.

En primavera, el receptor se perdió una serie de entrenamientos voluntarios por la "constante" presión de los medios sobre su retorno.

"No puedo ir a ninguna parte y trabajar por mi cuenta. Los aficionados me encuentran y no puedo hacer cosas normales", dijo Brown. "Escriben todos los días sobre mí. Mi mamá y mis hijos lo ven. Tenemos que lidiar con este tipo de cosas y empecé a cuestionarme ¿realmente soy libre? No me puedo expresar como quisiera en este juego- No te puedo decir cómo me siento".