Lamar Jackson, QB novato de Ravens, afirma estar listo si lo necesitan

OWINGS MILLS, Md. -- Lamar Jackson no sabe si será el quarterback titular de los Baltimore Ravens el domingo, pero el novato y selección colegial de primera ronda está listo por si se le necesita.

“Siento que estaría muy preparado. Intento absorber todo. Lo que pase, que pase”, dijo Jackson.

Joe Flacco, quien lidia con una lesión en la cadera, no entrenó el miércoles ni habló con los reporteros para ir a su tratamiento.

El coach John Harbaugh dijo al inicio de la semana que Flacco no tiene que practicar para ser el titular el domingo en el duelo entre Ravens (4-5) y los Cincinnati Bengals (5-4), pero, el miércoles, el estratega no quiso hablar sobre el estatus incierto de su pasador.

“No siento que le debamos respuestas a nadie”, dijo.

Hay emoción entre varios aficionados de los Ravens por ver a Jackson, la selección colegial global número 32 en el Draft 2018. Es el único de los cinco pasadores reclutados en la primera ronda que aún no inicia como titular.

Jackson, ganador del Trofeo Heisman en 2016 con la Universidad de Louisville, es el único jugador en la historia del futbol americano colegial en correr para al menos 1,500 yardas y lanzar para al menos 3,500 en temporadas consecutivas.

En nueve juegos con los Ravens en 2018, Jackson ha participado principalmente en la formación Wildcat, en la que ha completado siete de 12 pases para 87 yardas y un touchdown. Es el segundo con más yardas por tierra en los Ravens con 139.

Los jugadores de los Ravens señalan que, actualmente, Jackson tiene más confianza en la ofensiva.

“Ya es un jugador completo”, dijo el receptor Willie Snead. “Una vez ue que tenga el esquema y todo quede listo a su alrededor, verán al jugador que vive en él”.

Harbaugh no ha descartado usar a Robert Griffin III si Flacco no puede jugar. Griffin, la segunda selección colegial global en el Draft 2012, ha estado inactivo en el papel de quarterback de tercer equipo y no es titular desde el último juego de la temporada regular 2016.

Incluso si Jackson es el titular, Griffin podría jugar para quitarle presión a Jackson.

“Si me dan la oportunidad de jugar, la aprovecharé al máximo”, dijo Griffin. “Mostrarle a estos jugadores no sólo lo duro que he trabajado sino cuánto confío en ellos”.

Los retos más grandes para Jackson son la precisión y lanzar desde la bolsa de protección. En tres años como titular en Lousiville, lanzó para 9,043 yardas y 69 touchdowns, pero nunca llegó a completar el 60 por ciento de sus pases en ninguna campaña.