Richard Sherman se ve jugando en otra posición a futuro

Richard Sherman cree que le restan cuatro o cinco años de NFL a buen nivel, aunque los últimos serían en otra posición. AP Photo

SANTA CLARA -- El esquinero de los San Francisco 49ers, Richard Sherman, recién cumplió 30 años de edad en marzo, pero ya ha empezado a pensar y conversar sobre cómo podría ser el resto de su carrera.

Durante su sesión semanal ante los medios, este jueves, Sherman ofreció el número que tiene en mente como edad para el retiro, y sugirió un cambio de posición desde esquinero a profundo libre antes de alcanzar ese número.

"Creo que probablemente 35 sea mi corte", dijo Sherman. "Les costaría mucho trabajo sacarme de la cama a los 35 para salir a jugar, así que creo que me restan unas cuatro o cinco temporadas más. En algún punto, todos hacen la transición a safety y si eres suficientemente inteligente para jugar allí, y probablemente haré eso un par de años o lo que sea que requiera el equipo".

Una movida potencial a safety podría estar a un par de años, pero Sherman dijo que ha empezado a investigar lo que requiere para el cambio, y lo que le llamaría la atención de él.

Como parte de su investigación, Sherman, a quien le restan dos años de contrato con los 49ers, dijo que ha hablado con el ex back defensivo All-Pro, Charles Woodson, sobre el cambio de posición. Woodson pasó sus primeras 14 campañas con los Oakland Raiders y Green Bay Packers como esquinero de Pro Bowl antes de mudarse a safety libre en el 2012.

Woodson, quien ahora trabaja como analista de NFL para ESPN, jugó sus últimas cuatro temporadas de NFL como safety, un periodo que incluyó una selección al Pro Bowl en el 2015 y nueve intercepciones a lo largo de sus dos años finales. Otros esquineros de primera línea, como Rod Woodson y Aeneas Williams, han hecho mudanzas similares hacia el final de sus carreras.

Sherman admitió este jueves que puede ver lo atractivo del cambio, notando que podría ver más acción como safety que como esquinero.

"Como esquinero, he tenido partidos donde no me miran, no me lanzan, y como safety puedes ver exactamente a dónde va el balón y puedes tener impacto", dijo Sherman. "Puedes participar en todas las tacleadas porque estás en el centro de todo, un poco como el MIKE [linebacker]. Pero es algo que definitivamente voy a considerar más adelante en mi carrera y espero ser tan buen ahí".

Participar en la acción es algo que Sherman no ha podido hacer frecuentemente esta temporada gracias a que quarterbacks rivales a menudo se enfocan en otras partes del campo, en lugar del sitio donde se encuentra. Sherman dijo este jueves que no ha habido una sola jugada este año donde ha sentido que tuvo posibilidad de intercepción.

Por ahora, Sherman está enfocado en finalizar los cuatro partidos finales de su primera campaña en San Francisco, y primera desde que sufriera rotura en el tendón de Aquiles en noviembre del año pasado.

Mientras que Sherman ha tenido algunos contratiempos en relación al tendón de Aquiles quirúrgicamente reparado y un problema en el tendón de la corva en la pretemporada, ha lucido más sano en semanas recientes. De hecho, Sherman no estuvo limitado en las prácticas ni apareció en el reporte de lesionados por la mayor parte del mes pasado.

"He estado peleando con ello durante toda la temporada, pero probablemente a lo largo de las últimas tres, cuatro semanas, ha sido astronómico", explicó Sherman. "Simplemente sentí que mi cuerpo finalmente había tenido tiempo de apretar el botón de reinicio y dar el siguiente paso. Es casi como un segundo aire porque cuando sales de la rehabilitación y haces esas cosas consistentemente, tu cuerpo está en un estado constante de fatiga".

A inicio de la campaña, Sherman dijo que se empezó a sentir bien solamente por tener práctica o algo más que dejara a su cuerpo de regreso en estado de fatiga. Eso se dificultó por el hecho de que pasó el receso de temporada rehabilitándose del tendón de Aquiles, en lugar de hacer algunos de los ejercicios básicos que son cruciales para esquineros de la NFL.

Sin tiempo para descansar, se dificultó para Sherman hilar partidos. Pero dio un salto cuando fue capaz de jugar frente a los Arizona Cardinals el 28 de octubre, y luego enfrentar a los Oakland Raiders solamente cuatro días más tarde.

Desde entonces, Sherman ha jugado en todos los partidos sin aparentes temas de lesión, y dijo estar sintiéndose nuevamente como acostumbra.

Por la campaña, Sherman suma 24 tacleadas, una captura, un balón suelto recuperado y cuatro pases defendidos apareciendo en 10 de los 12 duelos de los Niners.

"De algún modo sabía que iba a tener problemas en el primer año luego de la lesión que sufrí, pero también sabía que iba a poder jugar a un alto nivel", señaló Sherman. "Solamente no sabía si iba a poder hacerlo todas las semanas.

"Simplemente estar al 100 por ciento en este juego y hacerlo semana a semana, sucede algo, se sufren contusiones en el muslo, se tiene dolor en la rodilla, se tuerce el tobillo, es el desgaste normal a lo largo de la temporada. Así que nunca se sabe qué sucederá además de lo que ya padeces, pero me siento bastante bien, ahora".