Jets convierten a Adam Gase en su nuevo entrenador en jefe

play
¿Cuál ha sido el mejor movimiento de Head Coach? (3:08)

Descubre el nombre de los mejores entrenadores para la próxima temporada a través de nuestro ranking. (3:08)

FLORHAM PARK -- Se espera que los New York Jets contraten a Adam Gase como su nuevo head coach, dijeron fuentes a Adam Schefter y Jeff Darlington de ESPN.

Los Jets contactaron a Gase poco tiempo después de que fuera despedido por los Miami Dolphins el 31 de diciembre. Se fue con marca de 23-25 en tres campañas, pero dominó a los Jets, ganando cinco de seis duelos.

Gase se convertiría en el primer head coach de los Jets desde Bill Parcells (1997) con experiencia previa de NFL en el puesto. También llena el requisito de ser un coach con mentalidad ofensiva, algo que no han tenido desde Rich Kotite (1995-1996). Se espera que Gase se encargue del mando de jugadas para los Jets.

Se trató de un proceso exhaustivo que incluyó innumerables discusiones, pero fuentes dijeron a Darlington que el CEO de los Jets, Christopher Johnson, recibió una llamada telefónica el martes por la noche de una referencia muy especial, abogando por Gase: Peyton Manning.

Con un potencial jugador franquicia en Sam Darnold, los Jets deseaban un coach con historial desarrollando quarterbacks. Gase ha trabajado con muchos, notablemente Manning, quien impuso récords como quarterback de los Denver Broncos en el 2013 con Gase como coordinador ofensivo.

Múltiples fuentes dijeron a Darlington que los Jets deseaban asegurarse que elegían a la persona correcta para ayudar a Darnold, y el quarterback cree que lo lograron.

Darnold no impuso su opinión sobre el gerente general Mike Maccagnan ni los propietarios del equipo, pero luego de charlar con Gase vía FaceTime el lunes por la noche, sintió personalmente que era el correcto, dijeron fuentes.

La jerarquía de los Jets optó por Gase sobre el ex entrenador en jefe de los Green Bay Packers, Mike McCarthy, y el coach colegial en ascenso Matt Rhule de Baylor.

Gase era considerado una estrella en ascenso en el 2016, cuando tomó control sobre los Dolphins y los llevó a una marca de 10-6 y su primera aparición en playoffs desde el 2008, pero el equipo involucionó a lo largo de las dos siguientes campañas.

Era considerado una mente maestra a la ofensiva, pero los Dolphins nunca terminaron por arriba del sitio N° 17 en puntos anotados o N° 24 en yardas durante su mandato de tres años. Inestabilidad en la posición de quarterback fue factor, con Ryan Tannehill jugandosolamente 24 de 48 partidos posibles por lesión.

Luego de un inicio 3-0 a la campaña, los Dolphins cayeron a una marca de 7-9, debido en gran medida a una ofensiva que se colocó en el sitio N° 31 en yardas.

La relación entre Gase y el propietario de los Dolphins, Stephen Ross, se erosionó hacia el final de la campaña, con Gase negándose a aceptar el deseo de Ross de ceder el control de la plantilla de 53 hombres, reportó Darlington. En un punto, Gase gritó a Ross, de acuerdo al Miami Herald.

Con los Jets, Gase no tendría control de la plantilla. Eso le corresponde a Maccagnan, quien arribó con Todd Bowles en el 2015 y consiguió liberarse del corte. Maccagnan y Bowles reportaban, ambos, directamente a Johnson, y seguirá la misma estructura de poder con Maccagnan y Gase.

Bowles fue despedido horas después del cierre de campaña de los Jets. Consiguió una marca de 24-40 en cuatro campañas, sin apariciones de playoffs.

Maccagnan y Gase no tienen relación previa.

Con Gase como coordinador ofensivo, los Broncos del 2013 tuvieron a la ofensiva más anotadora en la historia de la NFL, con Manning tirando para un récord con 55 touchdowns, pero fueron apaleados en el Super Bowl por los Seattle Seahawks. Gase fue coordinador ofensivo bajo John Fox, y siguió a Fox a los Chicago Bears en el 2015.

Ahora, hereda a un equipo que no ha llegado a la postemporada desde el 2010 y solamente cuenta con una victoria de Super Bowl en su historia, hace 50 años. Se trata del entrenador en jefe N° 14 de tiempo completo desde Weeb Ewbank, quien dirigiera a los Jets a su único momento de gloria con un triunfo en el Super Bowl III.

El empleo era considerado ampliamente como uno de los más deseados, en gran parte gracias a Darnold, quien mostró potencial en su año de novato. Más allá de Darnold y del safety de Pro Bowl, Jamal Adams, la plantilla requiere trabajo significativo, especialmente en las líneas ofensiva y defensiva. Pueden atacar esa debilidad gracias a 100 millones de dólares en espacio bajo el tope salarial y la tercera selección global del draft.

Los Jets condujeron al menos ocho entrevistas. Además de McCarthy y Rhule, los Jets se reunieron con el ex entrenador en jefe de los Indianapolis Colts y Detroit Lions, Jim Caldwell; coordinador ofensivo de los Kansas City Chiefs, Eric Bieniemy; entrenador de backs defensivos de los Dallas Cowboys, Kris Richard; coordinador ofensivo de los Tampa Bay Buccaneers, Todd Monken; y ex entrenador en jefe de Texas Tech, Kliff Kingsbury, quien fuera firmado por los Arizona Cardinals.