¿Cuáles son las necesidades de draft para los equipos de la AFC Norte?

Todo mundo quiere ver qué hará Pittsburgh para solventar la salida de Antonio Brown en la ofensiva. Getty Images

A días para que se lleve a cabo el Draft 2019 de la NFL, recorremos división por división para conocer cuáles son las necesidades más urgentes que deben cubrir los equipos en sus plantillas.


Baltimore Ravens

LINEBACKERS: La defensiva de Baltimore fue la unidad que menos yardas permitió en temporada regular (292.9 por juego). También fue el sexto equipo que más jugadas registró presionando al mariscal de campo (202), y el segundo mejor equipo en conversión de tercera oportunidad (34 por ciento). La unidad fue el factor determinante para que los Ravens regresaran a postemporada. Sin embargo, en la agencia libre dejaron ir a tres de sus mejores cuatro linebackers: C.J. Mosley, Za’Darius Smith, y Terrell Suggs. Entre ellos, sumaron 16 capturas, dos balones sueltos forzados y una intercepción. Por ahora, la responsabilidad de cazar a los quarterbacks recae en Patrick Onwuasor y Matthew Judon. Por otro lado, Mosley fue líder tacleador del equipo las últimas cinco temporadas desde el corazón de la defensiva. Baltimore extrañará su presencia en el interior de la unidad.

RECEPTORES ABIERTOS: Lamar Jackson necesita armas en el ataque para explotar sus cualidades como pasador. John Brown se fue de los Ravens y el cuerpo de receptores de quedó con Michael Crabtree y Willie Snead. Ninguno de los dos receptores alcanzaron las 700 yardas, y registraron cuatro touchdowns en temporada regular, entre ambos. Crabtree y Snead se caracterizan por ser receptores de posesión, mas no de ser velocistas. El brazo de Jackson requiere de un ala abierta que tenga la velocidad de expandir a las defensivas y superar a los profundos.


Cincinnati Bengals

QUARTERBACK: la NFL está demostrado que no puedes ser exitoso sin un mariscal de campo de la élite. Andy Dalton es un quarterback promedio que ganará entre seis y nueve partidos por temporada, pero que no cuenta el suficiente potencial para convertir a Cincy una franquicia ganadora. El egresado de TCU termina contrato con los Bengals hasta 2021, aunque el equipo podría dejarlo en libertad a partir de esta temporada sin penalización contra el tope salarial. En caso de seleccionar a un pasador, los Bengals podrían iniciar la próxima temporada con Dalton, y dejar en la banca al novato para que en el 2020 tenga mayor conocimiento de la ofensiva, e incluso con mejores armas. Nuevo entrenador en jefe suele significar nuevo quarterback. Zac Taylor es alumno de la escuela de Sean McVay; se ha caracterizado por desarrollar mariscales de campo titulares en la NFL, como es el caso de Ryan Tannehill y Jared Goff.

LÍNEA DEFENSIVA: Los Bengals fueron el equipo que más jugadas registró sin presionar al mariscal de campo la temporada pasada (926). Esto generó que terminaran últimos en yardas permitidas en 2019 (413.6 por partido). También fueron el equipo con peor porcentaje de conversión defensiva en tercera oportunidad (49 por ciento). Es evidente que el mayor problema está en el lado defensivo. Geno Atkins y Carlos Dunlap son los referentes de la unidad, sin embargo, ya pasan los 30 años de edad y no tienen compañía en la línea para generar presión.

LÍNEA OFENSIVA: Los últimos drafts de la era Marvin Lewis en Cincinnati podrían ser recordados por elegir a demasiados linieros con altas selecciones. Tal fue el caso con reclutas como Billy Price, Cedric Ogbuehi y Jake Fisher. Los últimos dos abandonaron Cincy por medio de la agencia libre, y se necesitan bloqueadores que abran huecos para Joe Mixon y compañía. Cordy Glenn y Bobby Hart están bajo contrato por al menos dos años más, sin embargo, los Bengals podrían deshacerse de sus respectivos vínculos con facilidad a partir de la próxima temporada.


Cleveland Browns

LÍNEA OFENSIVA: Kevin Zeitler fue canjeado a los New York Giants por Olivier Vernon y dejó un lugar abierto en la trinchera ofensiva de los Browns. El año pasado seleccionaron a Austin Corbett y está en fila para cubrir la ausencia de Zeitler. Sin embargo, se desconoce si su posición final será la de guardia --por Zeitler-- o eventualmente se mudará a tackle. Greg Robinson firmó como agente libre en 2018 y sorprendió a propios y extraños con su nivel en Cleveland hasta firmar una extensión por un año más para permanecer en La Perrera. La combinación de tackles entre Robinson, Chris Hubbard y Desmond Harrison resulta poco atractiva y podría sufrir problemas para mantener limpia la bolsa de protección de Baker Mayfield.

SECUNDARIA: Los Browns también tuvieron que desprenderse de Jabrill Peppers en el cambio por OBJ, situación que deja desprevenida a los profundos en el róster. Cleveland firmó a Morgan Burnett en la agencia libre para parchar la ausencia de Peppers, aunque la realidad indica que no es el mismo de su etapa en los Packers. El perímetro de Cleveland es sólido tomando en cuenta a Denzel Ward y Damarious Randall, aunado a Phillip Gaines y T.J. Carrie. El único eslabón débil sería la posición de profundo fuerte, que momentáneamente estaría en manos de Eric Murray o Burnett.

LÍNEA DEFENSIVA: En el papel, Cleveland presume de una de las mejores trincheras defensivas en la NFL, con Myles Garrett y Olivier Vernon a los costados, y Sheldon Richardson acompañado de Larry Ogunjobi en el interior. Se deshicieron del ala defensiva Emmanuel Ogbah, y en caso de una lesión, la falta de profundidad detrás de los titulares se puede convertir en problema.


Pittsburgh Steelers

RECEPTOR ABIERTO: Antonio Brown terminó por desesperar a la familia Rooney y fue traspasado a los Raiders a cambio de una selección de tercera y quinta ronda. JuJu Smith-Schuster ocupará el lugar de Brown como el receptor estelar de los Steelers, aunque detrás del egresado de USC hay pocos jugadores con el talento para convertirse en titulares. Por ahora, James Washington e Eli Rogers figuran para pelear por el puesto al lado opuesto de Smith-Schuster, y el equipo firmó a Donte Moncrief como póliza de garantía.

ESQUINERO: La defensiva permitió 27 touchdowns por aire contra ocho intercepciones, quinta cifra más baja en la NFL la temporada pasada. Los números a comparación del 2017 empeoraron drásticamente, y la defensiva aérea jugó un rol fundamental, ya que habían permitido 20 anotaciones e interceptado 16 pases en esa campaña. Joe Haden ha jugado muy bien en el perímetro desde su llegada, sin embargo, hace falta un complemento del otro lado para fortalecer el juego por aire.

LINEBACKER: T.J. Watt se ha convertido en uno de los pilares defensivos del equipo pero le falta compañía para presionar al mariscal de campo. Bud Dupree y Anthony Chickillo son los otros linebackers externos del equipo, y no les vendría nada mal un poco de ayuda por medio del draft.

Información de Javier Sáenz Negrete fue utilizada en la redacción de esta nota.