Santiago Solari: "No hay que subestimar los empates"

MADRID -- El Real Madrid comenzó el año con el pie izquierdo. El conjunto merengue dejó tirados dos puntos vitales el jueves en Villarreal después de un empate 2-2 y ya son ocho partidos luego de tres empates y cinco derrotas en 17 jornadas. Además, ha dado una mala imagen que aunada a las actuaciones irregulares en los últimos encuentros frente a Huesca y Rayo Vallecano, ambos en zona de descenso, refuerza las dudas en torno a la ambición del equipo de Santiago Solari para pelear por la Liga.

El entrenador argentino, no obstante, se dice “contento” con la cuarta posición y ha pedido que no se “subestime” el punto cosechado en el Estadio de La Cerámica, pues considera que su equipo todavía tiene margen de maniobra para luchar por el título.

“Todos los equipos, y aparte tenemos una de las ligas más bonitas y competitivas del mundo. Aquí nadie te regala nada y todos tienen talento para hacer daño a cualquiera. Tampoco hay que subestimar los empates. Queremos ganar, y la competición está abierta. Tenemos que seguir recortando y dar batalla para ganar que es lo que hemos estado haciendo. Venimos con un punto no con tres, que era lo que queríamos pero trataremos de ganar los tres mañana”, señaló el técnico argentino en rueda de prensa previa al último entrenamiento de los merengues de cara al encuentro frente a la Real Sociedad.

Santiago Solari insistió en recordar que el Real Madrid ha logrado “recortar distancias del noveno (puesto) al cuarto” desde que asumió el mando hace dos meses, y que “el objetivo es seguir escalando posiciones” pues “de eso se trata el carácter ganador; enfrentar los momentos difíciles con todo”.

La realidad, sin embargo, deja poco espacio al optimismo: su equipo ha comenzado el año a siete puntos de distancia del líder Barcelona, y a cuatro del segundo clasificado, Atlético de Madrid. Real Madrid, tan temprano como enero, se ha quedado sin mucho margen y un tropezón más podría incluso dejarlo de nuevo fuera de la zona de Champions League.

Ante las críticas por la falta de compromiso de sus jugadores para hacer frente al torneo español, Solari ha salido en su defensa. El argumento: ningún equipo en España ha tenido más partidos este año, y menos vacaciones, que el Real Madrid toda vez que ha comenzado temprano la campaña disputando la Supercopa de Europa (en la que cayó por 4-2 ante el Atlético) y ha viajado a Emiratos Árabes Unidos para disputar dos partidos del Mundial de Clubes ante el Kashima japonés en la semifinal 1-3 y el local Al-Ain en la final para proclamarse campeón tras una victoria por 4-1.

“Nosotros afrontamos cuatro competiciones, una ya pasó que es el Mundial de Clubes, con nivel de energía y concentración al nivel específico que necesita ese partido, todos cambian. Los jugadores no son máquinas. No los enchufas y recargan inmediatamente. Hay que renovar energía cuando terminan los partidos. Nadie en este año ha tenido más competiciones y menos vacaciones que nosotros. Los jugadores in lugar a duda ponen compromiso”, señaló Solari, quien destacó en particular la implicación de varios titulares, la mayoría blanco de las críticas por su nivel irregular

“Hay que ver sus actitudes individuales en cada partido. Bale jugó en Vigo todo el segundo tiempo con un tobillo hinchado. Karim es uno de los más generosos que conozco, Carvajal tiene un corazón enorme. Modric tuvo fiebre antes del partido (en Villarreal) y dio la cara e hizo un gran partido. Lucas Vázquez corre 14 km por partido. El compromiso de los jugadores es innegable”, apuntó el entrenador.

BALE, A PRUEBAS MÉDICAS

Un dilema añadido para el encuentro de este domingo es la baja de Gareth Bale, uno de sus jugadores base, quien se ha unido a Marco Asensio y Marcos Llorente a la lista de lesionados y podría perderse las próximas dos semanas debido a un problema en el sóleo, además de la duda del suplente Mariano, ahora por problemas en la espalda.

Ante la nueva baja de Gareth Bale por problemas físicos, y ya van cuatro en lo que va de la campaña, Solari se mostró esperanzado en poder recuperarlo lo más pronto posible.

“A priori creemos que es algo leve, nada preocupante. Hoy (sábado) habrá más exámenes y esperemos que esté de vuelta rápido con nosotros porque es un jugador importante”, dijo.

A falta de un parte médico que confirme el alcance de la lesión luego de ser sometido a las primeras exploraciones el viernes, Gareth Bale podría estar fuera de los terrenos de juego al menos dos semanas, por lo que en principio se perdería los próximos partidos de Liga ante la Real Sociedad, Betis y Sevilla, así como la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey frente a Leganés.

Ante las bajas en ataque, el técnico podría dar una oportunidad a Isco Alarcón, que apenas ha participado en cinco de siete partidos de Liga bajo el mando de Solari, y en ningún caso como titular.

“Me parece que puede jugar en cualquier zona, tiene tanta calidad que lo puede hacer. No se tiene que ser determinante con la velocidad. Hay muchas maneras de serlo”, dijo Solari.

Asimismo, el argentino podría incluir en la convocatoria al atacante del Castilla de 21 años Cristo González, quien debutara con un tanto en la victoria por 0-4 sobre Melilla en el estreno de Solari y ha entrenado toda la semana con el primer equipo.