Sergio Busquets: "Barcelona estaba dormido"

Con el cobro de un penal, Coutinho evitó un desastre para el club blaugrana. AP

Sergio Busquets lamentó el inicio lento del Barcelona y que sus aspiraciones de una quinta victoria consecutiva en la Copa del Rey fueran contenidas por el Levante, el jueves, en el partido de ida en la ronda de octavos de final.

Goles tempraneros de Erick Cabaco y Borja Mayoral ayudaron al Levante a tomar una sorprendente ventaja de dos goles en los primeros 18 minutos ante un Barcelona que hizo rotaciones y que batalló para encontrarse sin Lionel Messi.

Sin embargo, el líder de La Liga mejoró después del descanso y el cobró de un penal por parte de Philippe Coutinho hacia el final del juego les da esperanza de caminar hacia los cuartos de final en el partido de la próxima semana en el Camp Nou.

"El empate estaba abierto después del gol de Coutinho", le dijo Busquets a los reporteros tras la derrota por 2-1. "El equipo lo merecía, por la forma en que jugamos en la segunda mitad. En el primer tiempo, salimos dormidos y ellos tomaron ventaja de eso, nos pusieron contra las cuerdas con dos goles".

"Perdieron su intensidad después de eso, sin embargo. Tuvieron la oportunidad con José Luis Morales (de hacer el 3-0), pero pienso que en general fuimos mejores y merecimos nuestro gol. Tuvimos oportunidades".

Busquets fue capitán de un Barça sin experiencia, con Messi, Luis Suárez, Ivan Rakitic, Gerard Piqué y Jordi Alba ausentes, sin siquiera hacer el viaje a Valencia.

El técnico Ernesto Valverde realizó cambios, particularmente, en la defensa, con el debut de su nuevo fichaje, Jeison Murillo, al lado de jugadores del equipo B, como Juan Miranda y Chumi.

"Pienso que fue el mejor equipo que pude reunir para el juego", dijo Valverde tras cuestionarle si se arrepentía de sus elecciones.

"El juego también sirvió para revisar el nivel de algunos jugadores en La Liga. En un riesgo, quizá, pero son riesgos que tomamos".

Valverde añadió que estaba "feliz" con la primera actuación del central Murillo desde que fue firmado a préstamo del Valencia, pero concedió que fue una "prueba difícil" para Miranda y Chumi, ambos sustituidos.

Coutinho se había quedado en la banca en los últimos cuatro juegos del Barcelona. El brasileño, segunda firma récord del club, por 160 millones de euros, vivió una noche frustratne antes de anotar en el cobro de un penal.

"Cuando Ousmane Dembélé no estaba jugando, todo el mundo estaba preguntando por él", respondió Valverde, cuestionado sobre si Coutinho está contrariado por la falta de minutos.

"Ahora, Dembélé está jugando, Coutinho, no, y está pasando lo contrario. Lo que los jugadores tienen que hacer es trabajar fuerte para revertir la situación. Ambos han jugado esta noche. Y si alguno de los dos no está contento, tiene que trabajar para cambiar la situación.

"Pero, vamos, uno u otro están cerca de jugar siempre. Coutinho nos ha dado mucho y seguirá haciéndolo".

Sobre Coutinho, Busquets añadió: "Todo el mundo quiere jugar. Hay una competencia dura (por los lugares). Hay muchos mediocampistas y sólo hay tres posiciones.

"También es difícil llegar al equipo cuando no has estado jugando (regularmente) y tienes menor confianza y ritmo. Pero, pienso que Philippe nos ayudará en lo que resta de la temporada".