Así jugó el Real Madrid; Keylor Navas brilló bajo palos

Real Madrid once inicial ante Barcelona Getty Images

BARCELONA - Así jugó el Real Madrid en el partido de ida de semifinales de Copa del Rey, disputado contra el Barcelona en el Camp Nou.

Keylor Navas (8): como es habitual en Copa del Rey, fue el portero elegido y se reivindicó en el Camp Nou con una gran actuación. Sacó un mano a mano con Malcom para empezar que disparó su confianza, se alió con la fortuna en un testarazo al travesaño de Rakitic, voló para sacar la mejor de Luis Suárez y nada pudo hacer en el tanto del Barcelona.

Dani Carvajal (6): su labor fue más defensiva de lo habitual, cumpliendo en el marcaje a Coutinho, pero con muy pocas incorporaciones al ataque. Duro al choque con rivales, exhibiendo casta pero impreciso en varias acciones con el balón.

Varane (7): dejó una imagen de firmeza y seriedad Y transmitió siempre calma cuando el rival apretó. Respondió bien cuando le exigieron en el uno contra uno, especialmente ante Messi en carrera. Potente en el juego aéreo y sacando del partido a Luis Suárez

Sergio Ramos (6): condicionado todo el partido por una cartulina rigurosa a los 10 minutos, el capitán ejerció liderazgo defensivo. Seguro con el balón, firme en los marcajes, evitó bajo palos el primer tanto del rival pero vio pasar tras su rechace el balón a la red. Pudo ser expulsado en la recta final del clásico.

Marcelo (2): no logró cambiar la preocupante línea que ha mostrado en sus últimos partidos y el Barcelona abusó atacando su zona. Relegado a la Copa del Rey, sufrió en el marcaje a Malcom, incapaz de frenarlo y necesitado de ayudas continuas. Lento, fuera de forma, no aportó en ataque y sufrió en defensa. Su impotencia la acabó expresando con una patada evitable a Piqué en terreno rival que le costó la cartulina.

Marcos Llorente (6): realizó una labor oscura para tapar las carencias de Marcelo con coberturas a la espalda de su compañero cuando tardaba en bajar. No estuvo fino con el balón en los pies y acabó sufriendo su segunda lesión muscular de la temporada. No pudo seguir a los 63 minutos.

Toni Kroos (8): dejó una exhibición en la primera parte, dominando el centro del campo, incorporándose con peligro al ataque y dando ritmo al juego cuando lo pedía. Ejecutó el primer disparo del Real Madrid a puerta a los cinco minutos con un disparo centrado y tuvo otra para marcar. Bajó su nivel en la segunda mitad pero dejó una de sus mejores actuaciones del curso.

Luka Modric (6): con menos participación con el balón de lo que es habitual, cometió faltas reiteradas en el centro del campo. Sufrió el desgaste de realizar presión alta, corriendo demasiados kilómetros y restando frescura a los momentos en los que entró en contacto con el balón.

Lucas Vázquez (8): apareció por sorpresa para la defensa barcelonista a los 6 minutos para marcar su primer tanto en un clásico, anticipándose a todos y leyendo la acción de Benzema. Cumplió con su gran labor del partido, frenar las subidas de Jordi Alba hasta que no llegó por milímetros a la ayuda defensiva en la acción del gol del Barcelona. En ataque fue valiente y siempre encaró.

Vinícius (7): encaró a Semedo desde el primer balón que recibió. Participó en todas las jugadas de ataque, desacertado en la última decisión pero voluntarioso en su primer clásico. Desperdició alguna ocasión clara en momentos de superioridad madridista, como un tres contra uno que se jugó teniendo a Kroos solo. Fue un dolor de cabeza para el rival hasta que se marchó a los 63 minutos tras rebajar su influencia en el segundo acto.

Benzema (6): cortó su racha goleadora de cuatro partidos consecutivos pero no rebajó su influencia. Apareció para inventar el tanto del Real Madrid, a espalda de la defensa rival y con un pase preciso. Jugó siempre bien de espaldas hasta que en la segunda parte desapareció.

---

Casemiro (4): entró al partido frío tras la lesión de Llorente. Cometió varios errores en salida de balón, con perdidas peligrosas. Un error grave por buscar un túnel, impreciso y frío le robaron la cartera en acciones con Messi que pudieron costar caras. Se fue entonando.

Bale (4): cambió el estilo de juego del Real Madrid al ofrecer movimiento y desmarques continuos en ataque, obligando al pase en largo pero sin generar peligro por sí solo. Tuvo la gran ocasión para dar el triunfo a su equipo a nueve del final, en un balón que le dejó Benzema con todo para marcar pero no optó por chutar con la zurda y perdonó con la derecha.

Marco Asensio (6): intentó aportar velocidad en los últimos minutos de partido cuando su entrada volvió a instalar en campo rival al Real Madrid para acabar buscando el tanto del triunfo. Le faltó tiempo para brillar