Molesta al Barça la lesión de Arthur, tras ir a fiesta de Neymar

play
Clásico intenso y parejo que tuvo a los DTs como protagonistas por sus aciertos (2:02)

Real Madrid dominó la primera parte, y Barcelona lo equilibró en la segunda parte. (2:02)

BARCELONA -- Arthur Melo sufrió una lesión en el bíceps femoral de la pierna izquierda que le mantendrá alejado de los campos un mínimo de tres semanas y el percance cayó como un jarro de agua fría en el seno del FC Barcelona, donde el disgusto fue evidente a todos los niveles.

La lesión se conoció dos días después de jugar frente al Real Madrid… Y al cabo de cuatro de que Arthur se marchase por su cuenta y riesgo a París a disfrutar de una fiesta de aniversario de Neymar. A partir de ahí, la molestia en el Barça este viernes no quedó fuera del plano.

El futbolista brasileño ya sufrió una lesión muscular en noviembre que le mantuvo apartado de los campos dos semanas, aunque su propensión a este tipo de heridas era conocida en el club azulgrana, puesto que se perdió cerca de tres meses de competición con el Gremio a finales de 2017 por el mismo motivo… Y es a partir de estos precedentes que en el Camp Nou se considera que el mediocampista ha cometido un error de juventud pero nada inocente.

Neymar celebró el lunes su cumpleaños con una fiesta por todo lo alto en París… Y hasta allí se fue Arthur, invitado por su amigo, en su jornada de fiesta y sin atender a que al cabo de 48 horas el Camp Nou era escenario de un Clásico frente al Real Madrid.

Las imágenes del jugador azulgrana en la capital francesa, bailando y divirtiéndose con su amigo del PSG, no gustaron en el Barcelona, aunque no existe noticia de que oficialmente fuera amonestado por su desplazamiento. Valverde, al menos públicamente, también pasó por alto el asunto y Arthur, de hecho, no solo fue titular frente al Real Madrid, sino que completó los 90 minutos del partido.

ENFADO

Hasta ahí nada anormal, más allá de cierta incomodidad en los despachos del Barça y el rumor, no confirmado, de que algún compañero hubiera podido decirle que su viaje no había sido adecuado… Pero cuando este viernes a Arthur, que ya terminó el Clásico con algún dolor, se le diagnosticó la rotura del bíceps femoral la incomodidad dio paso al enfado.

Hubo disgusto en los despachos y también, con más motivo, en el vestuario, donde Valverde recibió con indisimulado enfado la lesión del jugador brasileño.

Tanto por el perjuicio que provoca su baja personal como, también, por lo que afecta al grupo en este momento de la temporada.

Entrando en un tramo trascendental del curso, Arthur, cuya figura se había convertido en casi intocable, era uno de los jugadores más frescos de piernas entre los trascendentes para Valverde, quien el miércoles ya dio señales al sacar del campo a un fatigado Rakitic, al que podía plantearse dar descanso, y rotar en lo posible las plazas del mediocampo en los siguientes partidos.

Lo sucedido con el futbolista afectará a estos planes y siendo un percance molesto por sí mismo, el hecho que llegase tras un viaje de placer para asistir a una fiesta en París 48 horas antes de un partido de máxima exigencia provocó un profundo malestar a todos los niveles del club.