West Ham podría jugar a puerta cerrada el resto de la temporada

Invasión en estadio de West Ham 4 Getty Images

La invasión de campo que se produjo el sábado en el London Stadium durante la segunda mitad del partido entre el West Ham y el Burnley, que venció éste último por 0-3, podría traer graves consecuencias para el club hammer, que se enfrenta a una posible sanción que le obligaría a jugar varios partidos como local a puerta cerrada.

El equipo de David Moyes, en el que Javier Chicharito Hernández es pieza destacada aunque el último sábado solo disputó los últimos 20 minutos ante el Burnley, atraviesa una grave crisis deportiva que amenaza su permanencia en la Premier League, que se suma al explosivo clima social.

“Desde que se mudó de Upton Park el ambiente ha ido a peor”, explicó a ESPN una fuente periodística, solventando que el aumento de aforo y recaudación no ha sido la panacea que esperaban sus propietarios cuando sentenciaron el cambio desde su viejo y legendario estadio.

Una información de SkySports da cuenta este lunes de que la FA considera tal posibilidad, a la espera del escrito que le remita en descargo el West Ham, sobre el que ya pesaban algunos informes negativos por el comportamiento de sus aficionados en el pasado.

El asalto de hinchas al terreno de juego no fue el único suceso grave en el estadio. Trevor Brooking, ex jugador del club y que siguió el partido ante el Burnley desde el palco, descubrió que David Sullivan, uno de los propietarios del West Ham, fue alcanzado en la cara por el lanzamiento de una moneda en plenas protestas de los radicales, que crearon un ambiente “muy peligroso y tóxico”.

El club ha solicitado a la policía de Londres “vigilancia especial” en los próximos partidos, pidiendo un perímetro de seguridad alrededor del terreno de juego y, también, en las cercanías del estadio. De hecho, los dirigentes recbirán una mayor protección, con barreras especiales, para evitar disturbios.

AMENAZA

El club ha iniciado una investigación y convocado una reunión de urgencia en la que se citó a los encargados de seguridad para estudiar tanto las medidas a tomar como las razones de que la temporada esté siendo un auténtico calvario. Pero todas sus acciones podrían no ser suficientes.

Una comisión de tres miembros de la FA, de acuerdo con lo publicado por SkySports, se reunirá para decidir el castigo que se pueda imponer al West Ham si es considerado culpable… Y podría sancionarle con jugar los cinco partidos como local que le restan por disputar hasta el final de la Premier League a puerta cerrada.

Manchester United, Southampton, Stoke City, Manchester City y Everton son los cinco visitantes que restan por pasar por el London Stadium, con los hammers en una posición cada vez más peligrosa, solo tres puntos por encima del descenso, habiendo perdido los tres últimos encuentros disputados y sumando solo 5 de los 21 últimos puntos.

La mayor parte de los hinchas del West Ham no han ocultado su malestar por la mudanza de Upton Park al London Stadium en 2016, pero ese descontento ha venido acompañado de la proliferación de hinchas radicales en el nuevo recinto del club, que se enfrenta ahora a un castigo terrible.