Manchester United despide a José Mourinho

play
Mourinho fue despedido del Manchester United (1:37)

Se rumora que el equipo ya no acreditaba el trabajo del portugés (1:37)

BARCELONA -- El Manchester United anunció este martes la salida de José Mourinho del club, después de dos temporadas y media al frente de los diablos rojos, en una decisión que dependiendo de las informaciones fue acordada por las dos partes o decidida por el propio club, que le habría cesado.

Una fuente cercana al club de Old Trafford, sin embargo, dio por hecho a ESPN que Mourinho fue despedido tras constatar que más allá del mal juego del equipo y el disgusto cada vez mayor de los aficionados, el técnico había perdido el favor de una plantilla que ya no creía en él.

La marcha del entrenador portugués se solventó dos días después de la derrota en Anfield frente al Liverpool por 3-1, que descolgó al equipo a la sexta posición en la Premier League, apartado definitivamente de la lucha por el título (queda a 19 puntos del liderato) y 11 por debajo de la cuarta plaza que ocupa el Chelsea, precisamente el último equipo que, por estas mismas fechas, le despidió en 2015.

El comunicado del Manchester United simplemente hizo mención a la finalización del contrato de Mourinho, agradeciéndole su trabajo en el club y deseándole suerte en su futuro profesional... Que inmediatamente comenzó a ser relacionado con el Real Madrid.

‘Mourinho abandona el club con efecto inmediato’ rezó el comunicado del United, pendiente aún de nombrar un entrenador ‘interino hasta final de temporada’ mientras busca un nuevo técnico con el que recuperar su papel protagonista en una Premier League que, dominada por el Manchester City, ha descolgado a los diablos rojos a una posición de secundario que ha acabado por provocar la caída del técnico luso.

Mou fichó por el Manchester United el 27 de mayo de 2016, firmando un contrato de tres temporadas y sustituyendo en el cargo a Louis van Gaal, con el objetivo de relanzar a un club apartado del primer plano desde la retirada en 2013 de Alex Ferguson. Su trabajo en Old Trafford, sin embargo, nunca dio los frutos esperados, a pesar de una inversión cercana a los 550 millones de dólares en el mercado de fichajes, y los malos resultados de esta temporada acabaron por empujar al club a romper un contrato que, en enero de este mismo año, se había prolongado hasta junio de 2020.

El entrenador portugués abandona el club después de 144 partidos y mostrando la peor estadística de victorias desde que en 2002 se hiciera cargo del Porto. Con 84 triunfos, 32 empates y 28 derrotas, apenas sumó un 58,3 por ciento de victorias, que le dieron para ganar la Europa League y la Copa de la Liga en la temporada 2016-17 y la Community Shield en 2016.

En la Premier League, sin embargo, cerró la primera temporada en sexta posición, a 24 puntos del Chelsea, y la pasada en segundo lugar, 19 puntos por detrás del Manchester City. Si esta temporada sufrió para superar la fase de grupos de la Champions, la pasada cayó en esa eliminatoria, superado por el Sevilla en su propio estadio de Old Trafford, derrotado por 1-2.

La paciencia se acabó en Manchester. Tres años y un día después de que el Chelsea le despidiera tras una humillante derrota en Leicester, el United siguió el mismo camino como respuesta a su derrumbe en Anfield.

SOLSKJAER SERÁ EL INTERINO
El ex delantero del Manchester United Ole Gunnar Solskjaer será nombrado como técnico interino tras el despido de José Mourinho, si el club puede negociar su liberación del club noruego Molde, aunque el club había anunciado a Michael Carrick en el comunicado.

Fuentes le han dicho a ESPN FC que el técnico del Tottenham, Mauricio Pochettino, sigue siendo el principal objetivo de United para convertirse en el próximo técnico permanente, pero el club está dispuesto a nombrar uno interino hasta el final de la temporada. Lo ideal sería que el United ocupe el puesto en las próximas 48 horas, a tiempo para que el técnico se haga cargo del juego contra Cardiff este sábado.

Solskjaer se unió al United en 1996 y se convirtió en el favorito del público en sus días de jugador, y más recientemente estuvo a cargo del equipo de reservas del club.

Se sabe que la falta de voluntad de Mourinho para trabajar con un Director de Fútbol contribuyó a su partida el martes, pero es poco probable que Solskjaer tenga un problema con esa configuración.