<
>

Higuaín puede aportar mucho más que goles en Milan

play
Desopilante: Higuaín cantó 'Despacito' en su bautismo en Milan (0:47)

El Pipa hizo reír a todos en la concentración del equipo Rossonero. (0:47)

Dentro del gran paquete de inversiones que hizo el año pasado, AC Milan decidió invertir más de 60 millones de euros en total en Andre Silva y Nikola Kalinic para que aportaran los goles que volverían a meter al club entre los cuatro primeros de la Serie A y en la Champions League.

La dupla fue incorporada por su combinación de experiencia y promesa a futuro, para que se complementaran entre sí y encontraran un buen equilibrio con el joven Patrick Cutrone, de manera que el conjunto Rossonero pudiera competir en varios frentes.

Kalinic tuvo una pésima temporada con seis goles y seis asistencias en 41 partidos en total, mientras que Silva aportó 10 goles y dos asistencias en 40 partidos, aunque solamente marcó dos veces en 24 apariciones en la Serie A.

Ambos terminaron eclipsados por su compañero de 20 años, quien cerró la campaña como el máximo goleador del club con 18 tantos. Así que algo obviamente tenía que cambiar este verano para sumarle un goleador de clase mundial al plantel, figura que le faltaba a Milan desde que Zlatan Ibrahimovic se fue en 2012.

Se acordó el pase de Gonzalo Higuaín de Juventus a Milan como parte del intercambio de Mattia Caldara por Leonardo Bonucci, y si bien el as argentino aún no ha abierto la cuenta en su nuevo club, ya es evidente que podría ser la pieza que a Milan tanto le faltaba.

Higuaín nos dio una idea de lo que tenía para ofrecer en el último partido de la pretemporada contra Real Madrid el mes pasado, cuando marcó un golazo de larga distancia en el Bernabéu para demostrar que tiene lo que hace falta para ser clínico.

El jugador de 30 años no se lució en general contra Napoli en el primer partido de la campaña, pero sí planteó la idea de que hará mucho más que simplemente convertir goles. Eso fue aún más evidente contra Roma en el triunfo por 2-1 previo a la ventana internacional.

Donde Silva, Kalinic, Carlos Bacca y otros han fracasado estos últimos años, Higuaín parece preparado para tomar la batuta como goleador versátil, capaz de bajar y convertirse en un eslabón clave de la creación de juego ofensivo del equipo.

Gennaro Gattuso ha implementado una marca de fútbol más expansivo y elegante esta temporada, jugando desde el fondo y atacando con paciencia, tranquilidad y calidad técnica, e Higuaín se lució en el triunfo sobre los Giallorossi.

Con su trabajo en la posesión, su capacidad de bajar para encontrar espacios, conectar el juego en ataque y abrir la pelota con eficacia, o bien representar una amenaza con su movimiento arriba, el argentino mostró exactamente lo que Gattuso buscaba en esta posición desde que tomó las riendas del club en noviembre.

Dado que es un jugador que ha marcado 146 goles en 253 partidos desde que llegó a Italia en 2013, no cabe duda de que los goles van a llegar. Mientras tanto, el experimentado delantero puede seguir dando una clínica de cómo jugar arriba en una formación de 4-3-3.

Además, no hay muchos hombres más capacitados que él para ayudar con el desarrollo de Cutrone. El estelar italiano estará desesperado por seguir estableciéndose como una figura clave de Milan y será un aprendiz más que dispuesto ante un jugador con las credenciales de Higuaín en el ruedo.

La gran asistencia que Higuaín le facilitó a su joven compañero para el gol del triunfo contra Roma sugiere que la dupla también podría coexistir si Gattuso opta por jugar con dos hombres adelante, y fue otra señal de lo importante que podría ser la incorporación del argentino esta temporada.

Luego del gol que le anularon contra Roma, Higuaín debe estar ansioso por abrir la cuenta y comenzar a marcar los goles que Milan necesita para alcanzar su objetivo esta campaña.

Si Gattuso puede garantizar un equilibrio en el equipo para que su estrella no quede aislada en ataque, ni haya una dependencia excesiva en él, podría ser el hombre perfecto. La presencia de talentos creativos como Hakan Calhanoglu, Suso y Giacomo Bonaventura detrás de él deberían garantizarle muchas ocasiones este año.

Gattuso finalmente está aprovechando la calidad técnica de este conjunto de Milan con un estilo de fútbol que no se veía hacía mucho en el San Siro. Si sigue mejorando y los resultados son positivos, sólo crecerá la confianza con respecto a lo que Milan es capaz de lograr esta temporada, y no cabe duda de que Higuaín va a ser clave en el proceso.

Aunque Juventus lo haya considerado prescindible tras la llegada de Cristiano Ronaldo, su pérdida ciertamente podría ser una ganancia fundamental para Milan. Va a ser juzgado por sus goles, pero es importante reconocer el impacto que ya ha tenido.