Gareth Bale iguala a CR7 y supera a Messi

play
Real Madrid, a la final del Mundial de Clubes con hat-trick de Gareth Bale (2:55)

El galés firmó el triunfo de los blancos ante Kashima Antlers (3-1). Real Madrid se enfrentará con Al Ain en la final. El 'merengue' busca obtener su cuarto título y ser el más ganador de la competencia. (2:55)

Gareth Bale alcanzó a Cristiano Ronaldo y también superó a Lionel Messi en la tabla de goleadores históricos en el Mundial de Clubes.

“Se comió el escenario”, tal y como se lo había pedido el técnico Santiago Solari al marcar los tres tantos del Real Madrid en la victoria por 3-1 del Real Madrid sobre el Kashima Antlers en la semifinal del Mundial de Clubes disputada este miércoles en Abu Dhabi.

Con su primer hat-trick desde 2016, el delantero de 29 años igualó el récord de Cristiano Ronaldo como el máximo goleador del Real Madrid en el Mundial de Clubes con seis goles.

Bale ya es el segundo máximo goleador histórico del torneo de la FIFA, a un tanto de igualar a su excompañero, quien marcara siete goles en ocho partidos, uno con el Manchester United y seis como merengue, y poniéndose por delante de Lionel Messi, Luis Suárez y César Delgado, con cinco tantos cada uno.

También es el tercer jugador, detrás de los dos portentos, que logra marcar en tres ediciones diferentes.

“Hoy se ha comido todo. Los focos, el escenario, las tribunas, las porterías, las redes. Hizo un partido sensacional. Ha mostrado lo que es él y lo que es capaz de hacer. Estamos todos muy contentos, especialmente él”, señaló sonriente Santiago Solari.

La sonrisa de Solari estaba justificada.

Gareth Bale, sin Cristiano Ronaldo haciéndole sombra perpetuamente, y (casi) en su mejor estado de forma, resolvió un partido que estaba a punto de salirse de control para los merengues.

El galés había llegado renqueante después de que un golpe en el tobillo le impidiera disputar el último encuentro frente al Rayo Vallecano. Tras el encuentro admitió que había jugado con “algo de dolor”, razón por la que Solari le dio descanso en cuanto cayó el tercer tanto.

Solari, que ha respaldado públicamente a Gareth Bale como no lo había hecho ningún otro técnico merengue – incluido Julen Lopetegui, que ya no tenía que preocuparse por egos heridos de otras estrellas – recordó de nuevo que más allá de su velocidad, Bale tiene cualidades “técnicas” que lo convierten en pieza clave.

No es la primera vez que Bale resulta el factor determinante en la victoria. Ni en los cinco años y medio que lleva en el Real Madrid, y mucho menos en un partido de relevancia. Ha marcado ya ocho goles en diez finales disputadas como merengue, desde la primera que jugó, aquella en que el Real Madrid se adjudicó la Copa del Rey en 2014 tras vencer al Barcelona por 2-1 gracias a un tanto suyo, hasta la última, en que se lució con un doblete y una chilena para vencer a Liverpool por 3-1 y sumar así su tercer título de Champions League consecutivo.

“El futbol que desarrollen los futbolistas depende de ellos. El futbol es de ellos. Los que estamos alrededor intentamos ayudar de acuerdo a la tarea que le toque a cada uno. Pero al final el último responsable es el futbolista. Hay veces que tardan más, hay veces que menos. Pero Gareth ha dado alegrías grandes y en momentos muy importantes. Y con el gol que es la parte más importante”, dijo Solari.

Bale ha disputado 210 partidos con el Real Madrid. Ha marcado sus 98 goles en 75 de ellos, menos de la mitad, pero solo uno de los encuentros en que logró ver puerta acabó en derrota merengue, un 4-2 ante la Real Sociedad en 2014.