César La Paglia tiene una obsesión

BUENOS AIRES (DyN) -- Deseoso de volver a los primeros planos, el volante de Boca Juniors César La Paglia aseguró que quiere demostrarle al entrenador Carlos Bianchi que puede ser titular y, en ese sentido, dijo que espera "con unas ganas terribles" el clásico del próximo domingo ante Independiente, en Salta, por el pentagonal del que participarán los cinco clubes "grandes".

"Quiero ponerme diez puntos en la pretemporada. Mi intención es lograr continuidad y sumar muchos minutos en cancha para poder rendir cuando me necesiten. Soy consciente de lo que puedo dar y quiero demostrarle a Carlos (por Bianchi) que estoy en condiciones de ganarme un puesto", aseveró La Paglia en diálogo telefónico con DyN.

El "Leche", un jugador de reconocidas condiciones técnicas que antes de volver a Boca tuvo un paso más que interesante por Talleres de Córdoba, quiere recobrar el protagonismo perdido en el último semestre de 2003 a causa de la operación a la que fue sometido en su rodilla derecha en agosto pasado.

Por lo pronto, el domingo seguramente será titular cuando Boca debute frente a Independiente, en Salta, en el pentagonal de verano, un partido que -afirmó- tiene "unas ganas terribles de jugar".

"Quiero demostrar que puedo serle útil al equipo. En Boca está lleno de grandes jugadores, pero yo también puedo aportar lo mío", señaló, ilusionado.

La Paglia dijo estar "muy motivado", al tiempo que resaltó "el orgullo que significa formar parte del plantel campeón del mundo". El volante ofensivo reconoció que para él "en parte es una contra" el hecho de que Bianchi haya terminado el año pasado jugando sin un enganche definido en el equipo.

"De todos modos, está en mí saber aprovechar las chances que se me presenten, porque sé que si rindo como pretende el técnico, seguramente voy a jugar", añadió.

Por último, La Paglia reconoció estar "al tanto" del supuesto interés del Torpedo de Rusia por contratarlo, pero indicó que no tiene "ninguna novedad" al respecto y se limitó a remarcar que su postura es la de "escuchar todo y después analizar qué es lo mejor".