Pacheco, un oro para su cumpleaños

TORONTO - La primera medalla de oro para México en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 llegó de la mano del clavadista, Rommel Pacheco, quien se impuso en la competencia de salto de trampolín en tres metros tras lograr una marca de 483.35 puntos. Su compatriota, Jahir Ocampo se hizo con la medalla de plata gracias a una marca de 442.15 puntos.

El ganador de la competición supo sobreponerse a un primer salto en el que quedó el último clasificado. Lejos de achantarse, remontó el vuelo y logró superar a los rivales canadienses, que llegaron fuertes a esta competencia. Finalmente, Pacheco alcanzó el oro con una puntuación mejor que la que logró el viernes en preliminares y lo hizo un día antes de su vigésimo noveno cumpleaños.

"Estoy muy contento con la medalla de oro. No empecé de la mejor manera pero fui remontando. Concentrado en lo que tenía que hacer y no concentrado en dónde iba, bueno un poquito no, para ir midiendo. Pensando en qué hacer, en cada movimiento", señaló el clavadista. "Muy contento por ser el primer oro, por poder hacer mi deporte porque llevo muchos años en esto, y por demostrar que todavía tengo mucho, que me va bien. Ahora cuando reciba la medalla, que se escuche el himno, todo el esfuerzo, años, todo se ve recompensado en este momento", apuntó el experimentado atleta, que con 26 años de edad ha participado en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y Atenas 2004, además de haber logrado preseas de plata en plataforma, 10 metros, en Río de Janeiro 2007 y Guadalajara 2011.

Su primer salto tuvo una dificultad de 3.4 y su cabeza pasó a escasos centímetros del trampolín, luego no pudo ajustar y se llevó la peor puntuación de su ronda. Supo sobreponerse al contratiempo y finalmente acabó con una actuación brillante.

"Hasta al mejor cazador se le va la liebre. Pasa, es una competencia, tienes que hacer todo perfecto. Fue un segundo, te agachas, son pequeños errores que no deben pasar en ninguna competencia. Fui remontando y haciendo los demás como debía y acabé en primer lugar", explicó. "La clave es todo, el estar físicamente bien, mentalmente bien, el trabajo, la experiencia, los años. Somos humanos y se sienten los nervios pero hay que tratar de disfrutarlo, tratar de estar contento en la competencia, disfrutarla hacer lo que te gusta hacer", agregó.

Pacheco logró su segunda medalla de oro en unos Panamericanos, después de que la primera llegara cuando tenía 17 años de edad. Según indicó hay muchas diferencias entre aquella "inesperada" presea y la actual.

"Cada medalla se disfruta de una manera diferente. La primera fue un poquito más inesperada, le gané al campeón mundial, que fue canadiense en ese momento. Ahora sabía que tenía más posibilidades, que debía estar tranquilo y hacer mis clavados como debía. Siempre es muy bonito tener la medalla de oro y disfrutar.

OCAMPO QUISO MÁS

Ocampo, por su parte, no quedó satisfecho al cien por cien con su resultado. El clavadista, vencedor de la medalla de plata, afirmó haberse sentido al cien por cien antes de encarar la final, sin embargo algunas malas decisiones le impidieron superar a su compatriota.

"No estoy del todo satisfecho con mi resultado porque sé que lo puedo hacer mejor, pero no siempre se gana, no siempre se pierde y hay que seguir trabajando", comentó tras reconocer que en la jornada de preliminares se sintió más débil. "Ayer estaba más flojo en los músculos y hoy me sentía mucho mejor. No estoy del todo contento, mi entrenamiento fui muy bueno y a la hora de la competencia quería brincar de más y tenía que ajustar más", reconoció.

La razón fue que la noche anterior a los preliminares, Ocampo se acostó tras tomar unos relajantes musculares para calmar contracturas en los hombros. Sus músculos no estaban listos de cara a la competencia, algo que no repitió para la final, donde sí llegó preparado.

"Estoy físicamente bien, yo sé que la competencia va a salir. Ayer desde el entrenamiento me sentí flojo y sabía que iba a estar así. No me exijo demasiado cuando sé que físicamente no voy a estar al cien", apuntó.

Ocampo ya apunta alto y su pretensión es hacer un buen papel en el Mundial de Kazán y llegar a los Juegos Olímpicos.

"Yo siempre voy con el objetivo de estar en Juegos Olímpicos y con la mira en el Mundial de pelear por el oro. Hoy hemos hecho las cosas bien", sentenció.