Sharapova puso fin a la carrera de Pennetta; Radwanska, a semis

SINGAPUR -- Maria Sharapova no detiene su paso en Singapur. La rusa, con escasa actividad en los últimos meses por una doble lesión, derrotó por 7-5 y 6-1 a Flavia Pennetta y sumó su tercera victoria en el Grupo Rojo de las Finales WTA. La italiana, con la derrota, le puso fin a su carrera. A su vez, Agnieszka Radwanska se quedó con el segundo boleto gracias a su éxito por 7-6 (5) y 6-1 ante Simona Halep en el primer turno del día.

Tercer paso ganador para Sharapova, quien llegó a Singapur con apenas un puñado de games (en Wuhan) desde Wimbledon. La rusa dejó bien atrás sus lesiones en una pierna y en la muñeca, sin dudas. Este jueves no tuvo contemplaciones ante Pennetta a pesar de las circunstancias planteadas de antemano: ya tenía el N°1 de la zona asegurado -por la caída de Halep- y estaba la posibilidad de que sea el último partido de la italiana, quien había anunciado su retiro post Finales WTA.

La rusa, para colmo, mostró una versión aguerrida en cancha. Supo reponerse de un comienzo adverso, levantó un 2-4 y se quedó con 11 de los últimos 13 games del partido para aferrarse al éxito tras una hora y 27 minutos de acción.

Un poco antes, Agnieszka Radwanska daba señales de supervivencia en Singapur. Tras un paso irregular en sus primeras dos presentaciones, la polaca vencía a Simona Halep por 7-6 (5) y 6-1 y se mantenía sus chances de clasificarse a las semifinales de las Finales WTA.

Radwanska, tal vez empujada por su pálida versión mostrada ante la italiana, tuvo un comienzo con dudas: quiebre y 2-0 abajo. No obstante, tuvo reacción y pudo plasmar el nivel que la llevó, hasta ahora, a ser la única que le arrebató un set a Sharapova. Dio vuelta la historia, se puso 5-4 y llegó a tener dos set points. Tuvo que esperar un poco, hasta el tiebreak, para inclinar la balanza a su lado.

Con la ventaja en el marcador, todo suyo. La polaca desinfló por completo a Halep a partir del tercer juego. Rotura en cero que impactó en lo anímico. Radwanska se adueñó de las acciones y se quedó con los últimos cinco games del partido, apenas cediendo cinco puntos (20-5 el rally final). Primer éxito en Singapur y, gracias al triunfo de Sharapova, boleto a la próxima ronda.