<
>

Federer: "Llegar a 90 títulos sería un gran logro"

play
Federer sigue intratable (1:08)

Venció a Sock por 6-1 y 7-6. (1:08)

Roger Federer ya ganó un Masters 1000 sin perder su saque (Cincinnati 2012 y 2015) y este domingo tratará de conseguirlo por primera vez en Indian Wells.

El suizo se dio el lujo de no sacar como hubiera querido y, aún así, no enfrentó oportunidades de quiebre. “En el segundo set tuve que confiar mucho en mi segundo saque. Me alegro de que estuviera allí, porque no saqué particularmente bien en ese segundo set (49% de primeros saques). Las cosas se complicaron un poco, pero definitivamente fue bueno ganar en dos sets y estar de vuelta en otra final aquí”, aseguró el número 10 del mundo.

En las puertas de su quinto título en el torneo tras imponerse en 2004, 2005, 2006 y 2012 busca tomarse revancha de dos finales perdidas ante Djokovic en sus últimas dos participaciones (2014-2015).

“Los objetivos que me fijé para el año eran jugar hasta Miami y ver cómo me sentía. En este momento no puedo soñar con llegar a 100 títulos. Yo estaría feliz de estar jugando otros 10 torneos. Ahora estoy fuerte. Llegar a 90 ya sería un gran logro para mí y mi equipo”, explicó el suizo de 35 años.

En la final disputará el encuentro 23 frente a su compatriota Stan Wawrinka. Lidera 19-3 el historial y ganó los últimos tres choques (todas sobre cemento). “Él ha pulido su juego sobre canchas rápidas. Es el campeón reinante del US Open y en su primer torneo estadounidense después de eso está demostrando que no fue una sorpresa que ganó”.

En Indian Wells se enfrentaron en 2011 y 2013, con triunfo para 'Su Majestad'. ¿Cómo vencerlo esta vez? “Tengo una mentalidad ofensiva que está en mi ADN. Y a veces a un jugador como Stan (Wawrinka) le gusta tener un poco más de tiempo para pegar, tal vez pueda precipitarlo. Pero veremos si eso es posible”.

Su increíble semana en Indian Wells lo ayudaría a ascender en el ranking, como mínimo, hasta el séptimo puesto. Si se consagra campeón por segunda vez en el año desplazaría de la sexta posición a Rafael Nadal.

“Me encantaría volver a ser el número uno del mundo. Pero el ranking no es una prioridad en este momento. Se trata totalmente de estar saludable, disfrutar de los torneos que estoy jugando y tratar de ganar. No quiero exagerar y cansarme de viajar y de sólo jugar torneos y de estar allí sin aspiraciones. No es por eso que estoy jugando”, concluyó.

Un paso a la vez. Esa fue la clave de su exitoso regreso en 2017. Queda claro.