Alex Cora descarta división en los Red Sox ante visita a la Casa Blanca

BALTIMORE -- El manager de los Boston Red Sox, Alex Cora, rechazó la reciente discusión en los medios sobre lo que podría percibirse como una división racial en el club de Boston antes del viaje del equipo a la Casa Blanca el jueves.

Cora y varios jugadores de los Red Sox no asistirán a la ceremonia con el presidente Donald Trump para honrar a los campeones de la Serie Mundial. El manager, quien habló después de una victoria de 2-1 en extra innings sobre los Baltimore Orioles el miércoles, dijo que esas ausencias no deben interpretarse como un club dividido.

"Se ha hablado mucho sobre lo que estará sucediendo mañana y la sede del club y que estamos divididos con la raza y la política", dijo Cora. "Esos chicos salieron y jugaron con todo su corazón. Sabemos quiénes somos en la casa club. Sé que mucha gente lo duda, pero hicimos lo que hicimos el año pasado y cancelamos el ruido. Nos presentamos todos los días, y jugamos."

En enero, Cora habló abiertamente sobre la necesidad de alivio de su nativo Puerto Rico después de que el huracán María matara a unas 2,975 personas allí. En ese momento, Cora indicó que consideraría saltarse la visita a la capital de la nación en respuesta al manejo de Trump del huracán, y Cora anunció oficialmente el domingo que no asistirá.

"Para todos los que hablan de nosotros y de la situación y nos aplastan durante toda la semana: jugaron extra innings, no se dieron por vencidos y celebran a [relevista] Heath [Hembree] por su primer salvamento y celebran a [el jardinero] Jackie [Bradley Jr., quien hizo una atrapada para salvar el juego], y nos vamos", dijo Cora el miércoles. "Hay un grupo que va a casa. Hay un grupo que va a la Casa Blanca. El viernes, volvemos a jugar béisbol".

Entre los jugadores de los Medias Rojas que se retiran del viaje del jueves están Mookie Betts, Xander Bogaerts, Jackie Bradley Jr., Rafael Devers, Sandy León, Eduardo Núñez, David Price, Christian Vázquez y Héctor Velázquez. Aproximadamente otros 20 jugadores asistirán a la ceremonia en la Casa Blanca.

"Políticamente, no importaba quién estaba en la Casa Blanca", dijo Hembree. "Si tengo la oportunidad de ir a la Casa Blanca y reunirme con el presidente, voy a ir. Nadie intentó convencerme. Tienen sus razones para no ir".

El lanzador Eduardo Rodríguez, un nativo de Venezuela, dijo: "Para mí, no es un gran problema. Es tu decisión. Haz una elección. Lo respetaré. No creo que sea un gran problema. Si quieres ir o No quieres ir, esa es tu decisión".

Según Boston.com, Rodríguez no ha dado a conocer su intención del viaje a la Casa Blanca.

The Associated Press contribuyó a este informe.