<
>

Donaldson, Castellanos, Ozuna y Puig siguen desempleados

play
Lo mejor del día en BBEN: Eric Thames firmó con los campeones por una temporada (0:58)

El inicialista, quien viene de vestir el uniforme de los Brewers, llegó a un acuerdo con los Nationals para la 2020 y tres millones de dólares. Además, José Iglesias se fue a los Orioles y Michael Fulmer evitó el arbitraje con Detroit. (0:58)

El antesalista Josh Donaldson y los jardineros Nicholas Castellanos, Marcell Ozuna y Yasiel Puig son los más brillantes integrantes de la lista de los 50 mejores agentes libres de ESPN, que aún permanecen desempleados para la próxima temporada de las Grandes Ligas del béisbol estadounidense.

De ese listado (), los polivalentes Brock Holt y Ben Zobrist y los jardineros Cameron Maybin y Hunter Pence, el lanzador Ivan Nova y el intermedista Brian Dozier tampoco han firmado contratos para la campaña que arrancará el 26 de marzo.

A casi un mes de que abran sus puertas los cuarteles de entrenamientos en Arizona y Florida, cerca de la mitad de los 168 jugadores que se declararon agentes libres en noviembre, de acuerdo al conteo de la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas (MLBPA), alcanzaron nuevos acuerdos que totalizan cerca de $2,000 millones de dólares.

La lista completa de jugadores sin acuerdos oficiales para el 2020 está aquí.
Los San Diego Padres darán el campanazo de salida a los ejercicios de preparación con una convocatoria para lanzadores y receptores en su campamento de Peoria, Arizona, el lunes 10 de febrero. Para los últimos días de la segunda semana de febrero, todos los clubes estarán practicando y el día 21 se jugarán los primeros encuentros de exhibición.

En las dos temporadas anteriores, muchos agentes libres firmaron nuevos contratos en medio de los entrenamientos primaverales y/o de la serie regular. Y aunque en esta ocasión los mejores jugadores disponibles ya fueron contratados, aún queda mucha gente en el limbo.

Donaldson, el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 2015, es la joya de la corona entre los jugadores que aún están disponibles. También es el único en posición de demandar un contrato de alrededor de $100 millones de dólares garantizados.

Después que las lesiones lo limitaron a 52 partidos (y a sus peores números desde que es un jugador regular) en el 2018, Donaldon logró un OPS de .900 con 37 jonrones y 94 carreras impulsadas con los Atlanta Braves en 2019.

A los 34 años, el antesalista está siendo cortejado por varios equipos contendores, incluyendo los campeones Washington Nationals, lo que es una muy buena noticia para él, incluso si ninguno estuviera dispuesto a cumplir con sus exigencias económicas.

Castellanos tiene 27 años de edad y viene de mostrar de lo que es capaz en un ambiente más ofensivo como el que ofrece el Wrigley Field de Chicago (.321 con 16 jonrones y 1,002 de OPS en 51 partidos) al que tenía en el Comerica Park de Detroit, donde promedió 20 jonrones y OPS de .783 por cada 162 partidos en un poco más de cinco temporadas completas.

Incluso si no es un extraordinario jugador defensivo, Castellanos es un pelotero que no debería tener inconvenientes para ganar cerca de $15 millones anuales en las ligas mayores de estos tiempos.

Tras acudir a su segundo Juego de Estrellas consecutivo y poner los mejores números de su carrera en el 2017, cuando además ganó el Guante de Oro y el Bate de Plata, los bonos de Ozuna se estancaron ligeramente. De todos modos, el dominicano, que promedia 26 jonrones y 94 impulsadas por cada 162 juegos en siete años en las ligas mayores, no tendrá inconvenientes para firmar un convenio de años múltiples.

El pelotero dijo a ESPN Digital en diciembre que su preferencia era quedarse con los St. Louis Cardinals, pero no está claro si estaría dispuesto a sacrificar dinero para seguir jugando en el Busch Stadium.

Los Cincinnati Reds, Texas Rangers y los San Francisco Giants han sido mecionados como posibles nuevos hogares para Castellanos y Ozuna, y los últimos dos también para

Puig, quien es considerado por los Miami Marlins como una apuesta atractiva para halagar a su fuerte base de aficionados cubanos.

Puig es una apuesta intrigante. El jardinero cubano posee todas las herramientas físicas para ser una fuerza destructora en el terreno, pero el jugador no ha podido conectar cuerpo y mente desde su primera temporada, en el 2013, cuando bateó .319 con OPS de .925 y quedó en segundo lugar en la votación del Novato del Año de la Liga Nacional con los Los Angeles Dodgers.

La temporada pasada bateó 24 jonrones y remolcó 84 carreras en los paraisos ofensivos que son Cincinnati y Cleveland, pero solo dos de esos jonrones lo logró en sus 49 encuentros con los contendores Indians.
Quizás firmar un contrato de un año para buscar recomponer su mercado sea la mejor opción para Puig y el equipo que lo firme.

Salvo un acelerón importante en las próximas cuatro semanas, muchos jugadores podrían estar desempleados cuando arranquen los entrenamientos primaverales, lo que podría forzar a la MLBPA a ofrecer instalaciones alternas a sus agentes libres por tercer año consecutivo.