<
>

Las decisiones que merecieron revisión instantánea en MLB

play
Umpire recuerda cómo arruinó el juego perfecto de Armando Galarraga (6:25)

Jim Joyce revela cómo vivió la jugada que marcó safe y evitó que el lanzador de los Tigers tuviera en 2010 su juego perfecto en MLB. (6:25)

El 2 de junio se cumplen 10 años del ‘no-tan-perfecto’ Juego Perfecto de Armando Galarraga. Jim Joyce se equivocó en una última jugada que debió redondear la perfección del venezolano

Lamentablemente, en ese momento, no estaba en vigor la regla de revisión, que permite a los árbitros comunicarse con un centro de video para corregir sus decisiones a pedido de los managers.

El béisbol usaba la revisión instantánea desde 2008, pero solo para decidir si un batazo era jonrón, foul o interferencia de fanático. A partir de 2014, los managers tienen derecho a solicitar revisión en dos jugadas y luego de la sexta entrada, los árbitros pueden examinar jugadas confusas a su entera discreción. Para que se cambie la decision, esta debe mostrar suficiente evidencia de la equivocación del hombre de azul.

En un mundo paralelo con tecnología disponible, Galarraga hubiese sido el autor del juego perfecto número 20 en Las Mayores, y otras decisiones hubiesen cambiado la historia.

¿Sería out Jackie Robinson en aquel intento de robo de home de la Serie Mundial de 1955 como siempre insistió Yogi Berra? ¿Hubiese sido el ‘Flip’ de Derek Jeter un valiente, pero vano intento? ¿Serían los Atlanta Braves los autores del único triple play en la historia de la Serie Mundial? Con la ayuda de algunos jueces de oficina, evaluamos algunas de estas jugadas.

El ‘out’ 27 de Armando Galarraga

La discusión hubiese durado 30 segundos, incluyendo los 10 en lo que el árbitro principal se movía al área de replay y se ponía los audífonos. Con la cuenta en 1-1 y después de 26 retirados —incluyendo una atrapada monumental de Austin Jackson abriendo la novena— el novato Jason Donald bateó un incómodo rodado entre primera y segunda, Miguel Cabrera hizo una muy buena jugada y pasó la bola a Galarraga quien piso la base sin contratiempos. Todo el mundo en el Comerica Park —hasta el propio bateador Donald— la vio out, menos el árbitro de primera, Jim Joyce, quien decretó que Donald fue quieto en primera. Galarraga sonrió incrédulo y volvió a su posición en la loma, para terminar lo que podría ser el juego más perfecto de todos, 28 outs corridos. El venezolano manejó el asunto con una elegancia ejemplar tanto en el terreno como en el salón de entrevistas. Tiempo después al recibir una disculpa de Joyce, este respondió: “Nadie es perfecto”.

¿Triple play de los Blue Jays?

Juego 3 de la Serie Mundial de 1992. David Justice batea un cañonazo a lo profundo del central y Devon White hace una atrapada tan espectacular como la de Willie Mays en 1954. Con la ayuda de la tecnología, esta hubiese sido un triple play. Cuando Roberto Alomar hizo el relevo para lanzar a primera, ya Terry Pendleton había sido declarado out y en la confusión, Deion Sanders sale disparado hacia tercera. Kelly Gruber recibe la bola y persigue a Sanders, quien vuelve hacia segunda, se lanza sobre él y claramente lo toca en el talón. El árbitro John Shulock declara que es quieto. ¿Qué opinas? Te adelanto la mía: Shulock se perdió la oportunidad de hacer historia.

La interferencia de Jeffrey Maier, 1996

Derek Jeter, el entonces sensacional novato de los Yankees conecta un batazo por el jardín derecho del viejo Yankee Stadium. Tony Tarasco se pega a la pared, sube el guante para hacer un intento de atrapada, pero el guante del niño Jeffrey Maier aparece y la desvía a las gradas. En la repetición, se aprecia que la bola estaba bajando y no iba para las gradas. Es posible que Tarasco no la atrapara, pero tampoco era jonrón. La apelación de Davey Johnson, en estos tiempos, le hubiese ahorrado una caminata de unos 300 pies y una buena ronda de insultos al árbitro Rich Garcia. Dice el ‘juez’ invitado, Héctor Cruz: “Una de esas jugadas que te pueden cambiar el rumbo de una carrera, o de una franquicia. En este caso, esa 'no-atrapada' fue lo que le permitió a los Yankees empatar el marcador, para luego remontar y ganar el juego, y eventualmente la serie, rumbo al campeonato. Y para Jeter, otro ejemplo de que siempre estuvo, en el lugar preciso, a la hora precisa”.

¿Y si revisamos ‘The Flip’?

Ok, esta espectacular, inteligente y arriesgada jugada es mi favorita de todo el catálogo de Jeter, pero ¿y si la revisaban? Ocurrió en el Juego 3 de la Serie de División de 2001. El tiro de los jardines pasó por encima del ‘cut-off man’ y llegaría sin fuerza al plato, permitiendo anotar a un lento Jeremy Giambi. Anticipando lo que venía, “El Capitán” corrió desde su posición agarró la bola en la línea de primera y se la lanzó al receptor Jorge Posada, quien completo una de las jugadas más icónicas de “El Capitán”. La opinión concurrente del juez Damian D’Averhoff: “En un juego de esa magnitud (o en cualquier otro) era imperativo que Giambi se deslizara. Es el ABC del béisbol. Se merecía el out”.

The Call: ¡Qué hiciste, Don Derkinger!

Sexto juego de la Serie Mundial de 1985, San Luis en ventaja de 3-2 en la serie y 1-0 en la parte baja de la novena entrada. El cerrador Todd Worrell en la loma y el emergente Jorge Orta batea un débil rodado por primera, el inicialista Jack Clark le recoge y le pasa a Worrell quien pisa la base y aplica el o… ¡oh no! ¡El árbitro Don Derkinger declara quieto a Orta!

El manager Whitey Herzog hubiese ganado esta con las reglas de 2014 y Derkinger, quien se había dado cuenta de su error y hubiese deseado que Worell tuviera mejor suerte en los próximos minutos. No fue así. Las bases se llenaron y Dane Iorg, otro emergente, dio el hit de oro que empató la serie. Los Kansas City Royals ganaron el título en casa con una victoria 11-0 a la siguiente noche. Dice el ‘juez’ Victor O. Lopez: “La jugada es un claro ejemplo de la diferencia en tiempo que vive el béisbol. Dejando a un lado la repetición instantánea que hubiera cambiado las fortunas del juego, de la serie y de los equipos (los St. Louis Cardinals habrían conquistado su segunda Serie Mundial en cuatro temporadas), la decisión de Derkinger permanece como uno de los errores arbitrales más grandes en la historia de Las Mayores, uno que lo atormentó hasta sus últimos días”.

Una muralla llamada Reggie

Juego 4 de la Serie Mundial de 1978. Con hombres en primera y segunda, Lou Piniella batea una línea y el campocorto Bill Russell falla en atraparla de aire, pero la recupera a tiempo para forzar a Reggie Jackson en segunda. En la confusión, Jackson no corrió y se mantuvo en las cercanías de la inicial. Russell dispara a primera y Jackson, en la línea del tiro, no se mueve. La bola golpea levemente su fornida pierna derecha —una clara interferencia— y se va a terreno foul, permitiendo a Thurman Munson anotar desde segunda. Es posible que el árbitro de primera, Frank Pulli, no haya visto el roce de la bola con la pierna de Jackson, pero el de segunda, Joe Brinkman, guardó silencio. Las cámaras hubiesen inclinado la decisión hacia la interferencia. Tommy Lasorda debe haber llenado de tabaco la cara de Pulli en la acalorada discusión, pero su decisión prevaleció, los Mulos anotaron la del empate, ganaron eventualmente el juego con un sencillo de Piniella en la novena y varios días más tarde levantaron el trofeo de la Serie Mundial.

¿Fue out? Yogi dice que sí, pero…

No hubo quien convenciera a Yogi Berra de lo contrario. “Fue out”, dijo una y otra vez durante el resto de su vida de esa jugada en la que Jackie Robinson se robó el home en el Juego 1 de la Serie Mundial de 1955. Por el ángulo, es muy difícil decidir, por lo tanto, se mantiene la decisión, Robinson anota y los Dodgers terminan ganando la Serie Mundial. El ‘juez’ D’Averhoff apoyó a Yogi, pero no hay suficiente información: “Lo veo out, Berra pone la mascota en la esquinita de entrada del plato. Habría que buscar otros ángulos para determinar si la mascota estaba por encima del plato y la punta del pie de Robinson entro primero”.

Bono: ¿Y si falla el Replay Operation Center?

El Centro de Operaciones de repeticiones, ubicado en el Chelsea Market de Manhattan, es un cuarto de 900 pies cuadrados con toda la tecnología y los recursos para examinar las jugadas y dar a los oficiales toda la información necesaria, con todos los ángulos posibles, para decidir sobre una jugada controvertible. Pero aun así, hay espacio para la discusión y el error. Como por ejemplo, en esta jugada de la Serie de Campeonato de 2018. ¿Debió ser out o jonrón? ¿Qué opinan ustedes?