<
>

Actitud positiva luego de la derrota fue vital para dominicanos en el preolímpico de béisbol

Borg y Rodríguez indicaron que la actitud positiva ha sido fundamental para el equipo dominicano. ESPN

Una mentalidad competitiva, el conocer fortalezas y sobreponerse a debilidades, así como tener una actitud positiva ante una difícil derrota ante Estados Unidos fueron claves en la clasificación de República Dominicana a la “súper ronda” del preolímpico de béisbol de las Américas

República Dominicana dio el primer paso en el camino hacia la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio, meterse en la “súper ronda”, luego de destrozar a Nicaragua en el tercer enfrentamiento de la etapa de grupos.

El país se vio en una situación de vida o muerte frente al conjunto de Nicaragua, luego de caer derrotados en un emocionante partido en contra de la selección estadounidense, la cual clasificó en primer puesto luego de la segunda jornada. Ese es el tipo de partidos que ponen a prueba el carácter de un equipo y definen hacía dónde se dirigirán luego del tropiezo, ahí entra el juego mental.

Desde el primer día, los jugadores de la selección dominicana han hablado del apoyo que reciben del dirigente Héctor Borg y de su equipo de entrenadores, lo cual ha creado un ambiente de armonía, muy necesario cuando se maneja a veteranos y jugadores jóvenes, mucho más cuando se es un mánager joven como Borg.

Es aquí donde entra la importancia del juego mental, la capacidad de manejar todas las situaciones y de llevar un mensaje de nunca rendirse a los equipos.

Al respecto se manifestó Borg durante la rueda de prensa posterior al partido, cuando fue cuestionado por ESPN Digital sobre las dudas que había con la ofensiva del equipo.

“Trabajamos cada pitcheo, cada turno. Se le da confianza a los jugadores de parte del staff. No hay mejor motivación de tener buenos turnos que pasar (de ronda) y representar a la patria. Yo considero que los muchachos están haciendo un tremendo trabajo y esperemos que se mantenga esa armonía y sigamos produciendo carreras en los próximos juegos”, dijo el dirigente dominicano.

Fue el elemento de saber por lo que se está jugando lo más destacado de la respuesta de Borg. El equipo sabe lo que está en juego, conoce la importancia de cada turno, de cada lanzamiento, de cada out y está preparado para responder, sin importar la situación en que se encuentre el partido.

En los mismos términos habló el prospecto número cinco de las Grandes Ligas y principal jugador de ligas menores de Seattle Mariners, Julio Y. Rodríguez, quien reconoció la importancia de una mentalidad positiva y del apoyo entre jugadores.

“Debemos ser nosotros mismos. Sabemos lo que tenemos entre manos, sabemos el buen equipo que tenemos y gracias a Dios hoy pudimos responder, eso fue lo más importante. Todo el mundo se mantuvo positivo; perdimos un juego ayer (contra Estados Unidos) pero vinimos hoy con más ganas de seguir trabajando duro y seguir joseando (esforzándose)”.

Es exactamente esta mentalidad y el apoyo entre el equipo lo que los ha hecho exitosos hasta el momento. Ciertamente, la ejecución en el terreno da los resultados, pero el juego mental, superando todas las dudas que se tenían sobre el conjunto, ha sido clave para la República Dominicana y lo continuará siendo en sus próximos dos encuentros.