<
>

El médico del Sky en 2011, culpable por comprar sustancias dopantes

Chris Froome (der.) ganó la general de la Vuelta a España en el año 2011. EFE

LONDRES -- El jefe médico del Sky en 2011, Richard Freeman, ha sido declarado culpable por comprar testosterona, una sustancia prohibida, a sabiendas que era para dopar a un corredor.

Un tribunal ha declarado que Freeman, que comenzó a trabajar para el Sky en 2011, pidió testosterona sabiendo que "iba a ser administrada para mejorar el rendimiento deportivo de un corredor".

Previamente había admitido 18 de los 22 cargos de los que se le acusaban, aunque negaba el principal, en relación al propósito del pedido.

El Sky en 2011 se hizo con la general de la Vuelta España, que ganó Chris Froome, además de una etapa, así como dos etapas en el Tour de France.

El juicio, que continuará el 17 de marzo, lleva más de dos años en marcha y Freeman explicó que le obligaron a realizar el pedido de la sustancia porque el director de rendimiento del Sky, Shane Sutton, quería tratarse de una disfunción erectil.

El propio Sutton ha desestimado la acusación y el tribunal decidió que las quejas de Freeman eran una "elaborada mentira".

Freeman estuvo trabajando en el Sky hasta 2015, además de trabajar para la Federación británica de ciclismo, de la que dimitió en 2017 por salud.

No es el primer caso controvertido en el que se ve envuelto Freeman, ya que en 2017, la agencia antidopaje del Reino Unido cerró una investigación de 14 meses después de que Bradley Wiggins, medallista olímpico y ganador del Tour de Francia, recibiera un "paquete sospechoso" en la Dauphiné Liberé de 2011. Nunca se supo qué contenía el paquete, pero Freeman siempre insistió en que era un descongestionante y no una sustancia dopante.