<
>

Watch Dogs: Legion: Toma a los ciudadanos de Londres para luchar por su libertad

La espera de casi nueve meses ha valido la pena para disfrutar de la capital británica y la posibilidad de reclutar a cualquier persona por sus calles

Con un retraso cercano a nueve meses, Ubisoft ha demostrado que el tiempo de espera por Watch Dogs: Legion ha valido la pena, pues es la entrega más completa de la saga y su tarjeta de presentación es una recreación de Londres, que si bien se aprecia mucho menos concurrida y compacta que la ciudad real, es igualmente colorida, inmersiva y llena de detalles para deleitar al público.

Luego de un sinnúmero de videojuegos de mundo abierto en el que los peatones han sido diezmados al pormayor, Watch Dogs: Legion cambió la tendencia y hará que el el usuario se piense un poco el dejar el carril izquierdo de las calles -porque se trata de Gran Bretaña, por supuesto- y tome la acera como una opción, pues todos son reclutas potenciales para engrosar la cartera de personajes que pueden realizar misiones y han sido dotados con rasgos, talentos y armas, que pueden ser únicas. Esta cualidad es, sin duda, su mayor atractivo, pues un objetivo se puede tornar en distintos matices dependiendo de las habilidades del sujeto en cuestión.

Después de una breve misión inicial que pone en contexto y muestra una versión distópica de la capital británica que ha cedido su seguridad a una compañía con rasgos fascistas después de ser atacada por un grupo disidente extremista, la tarea principal del usuario es reconstruir a DedSec, un grupo de hackers activistas que son culpados y -casi- neutralizados por perpetrar dichos actos.

Una vez a nivel de calle y tras seleccionar al primer miembro que se encargará de limpiar el nombre de la facción utilizada como culpable para el ojo público, las opciones del mapa ofrecen un amplio abanico de actividades, que incluyen misiones secundarias, dispuestas a sumar horas de juego a la experiencia, así como personalización en torno a armamento y vestuario, que no estaría completo en pleno 2020 sin una selección de mascarillas disponibles para complementar el atuendo.

Cabe mencionar que es recomendable seguir un poco de la historia principal y posteriormente diversificar hacia las demás tareas y reclutamiento de NPC. En primera instancia, también es una buena idea andar por las calles a pie, para disfrutar del gran trabajo de los desarrolladores, y posteriormente tomar un vehículo para gozar de la experiencia detrás del volante, por supuesto, después de acostumbrarse al sentido 'opuesto' de las calles, salidas y unos cuantos choques que nutrirán la curva de aprendizaje.

En cuanto a música se refiere, ningún juego de este estilo puede decirse completo sin una banda sonora atractiva y variada. Watch Dogs: Legion también puso cuidado en estos detalles y, aunque no posee un amplio número de emisoras de radio para sintonizar en los vehículos, suma a intérpretes como Muse, Gorillaz, Lilly Allen, The Libertines y Fatboy Slim, así como piezas clásicas de Beethoven y Mozart.

Por si la campaña y lo anterior mencionado fuera poco, Watch Dogs: Legion tiene previsto un modo 'online' que, de acuerdo a la pantalla de menú, estará disponible en diciembre del 2020 y también ofrece Smart Delivery, por lo que su compra incluye la versión para las consolas de la próxima generación, cuya luz verde al público se encuentra a la vuelta de la esquina.