<
>

La proyección de plantilla final de 53 jugadores para los Dallas Cowboys

Los equipos de la NFL no necesitan realizar sus recortes finales de plantilla hasta el 30 de agosto, pero nunca es demasiado temprano hacer un esbozo de cómo puede lucir la versión definitiva el club para el 2022

FRISCO -- Los Dallas Cowboys vuelan a Oxnard, California, el 25 de julio para abrir el campamento de entrenamiento, esperando convertirse en los primeros campeones divisionales en repetir en la NFC Este desde los Philadelphia Eagles del 2003-04, pero también, llevarlo un paso más lejos que la derrota de Ronda de Comodines sufrida en los pasados playoffs.

Para llegar allí, los Cowboys necesitarán que sus mejores jugadores -- como el quarterback Dak Prescott, linebacker Micah Parsons, tackle ofensivo Tyron Smith, guardia Zack Martin, ala defensiva DeMarcus Lawrence, esquinero Trevon Diggs, corredor Ezekiel Elliott y receptor abierto CeeDee Lamb-- jueguen como estelares. La profundidad será un tema, como suele suceder para la mayoría de los equipos. Lo mismo pasa con las lesiones. Los Cowboys también necesitarán que sus jugadores de rol, novatos y recién llegados, hagan algo más que solo ocupar una plaza en la plantilla.

Aquí está la proyección de la plantilla de 53 hombres de los Cowboys.

QUARTERBACK (2): Prescott, Cooper Rush

Prescott está 100 por ciento de regreso de la lesión de tobillo, y luce en mejor forme que nunca. Rush ganó un partido clave el año pasado en Minnesota, pero Will Grier podría meterse en la discusión con un trabajo sólido en la pretemporada.


CORREDOR (3): Elliott, Tony Pollard, Malik Davis

Elliott y Pollard están fijos, pero no esperen ver una gran diferencia en el modo en que son empleados en el juego terrestre. Estando sano, Elliott sigue siendo el corredor primordial, por mucho. Pero, Pollard será más utilizado en un rol de receptor, lo que deberá convertirlo en opción viable para ligas de fantasía. Davis recibe la anuencia por encima de Rico Dowdle, quien fue marginado del campo de prácticas en la primavera por una cirugía en la rodilla. En caso de estar sano, Dowdle podría quedarse con la posición.

FULLBACK (1): Ryan Nall

Los Cowboys no retuvieron a un fullback por la mayor parte de la temporada pasada, y cuentan con alas cerradas que pueden colocarse en el backfield, pero Nall posee algunas habilidades de equipos especiales y fue empleado en situaciones específicas durante la primavera.

RECEPTOR ABIERTO (6): Lamb, Michael Gallup, James Washington, Jalen Tolbert, Noah Brown, T.J. Vasher

Gallup podría estar listo para la Semana 1, pero deberá estar listo en algún momento de septiembre, así que recibe una plaza en la plantilla de los 53 en lugar de abrir la campaña en la lista de imposibilitados para participar por problemas físicos. Todos los ojos estarán puestos sobre Lamb al tiempo que asciende al rol de N° 1 con la partida de Amari Cooper. Se espera que Washington, Tolbert y Brown hagan jugadas para Prescott al inicio de la campaña. Vasher tuvo algunos momentos impresionantes en la primavera, pero el último puesto podría reducirse a equipos especiales, lo que podría brindarle a Dennis Houston, un jugador no reclutado, una oportunidad.

ALA CERRADA (4): Dalton Schultz, Sean McKeon, Jake Ferguson, Jeremy Sprinkle

Schultz suma 141 atrapadas en el último par de temporadas, y parece que jugará la próxima temporada bajo la etiqueta de jugador franquicia de 10.9 millones de dólares, lo que conduce a preguntas respecto a si estará de regreso en el 2023. La temporada pasada, McKeon fue una de las sorpresas del campamento de entrenamiento, pero un esguince en la parte alta del tobillo limitó su efectividad en la campaña regular. Ferguson, un recluta de cuarta ronda, podría ser el ala cerrada del futuro. Sprinkle es una sólida opción veterana, especialmente por el modo en que los Cowboys dependen de formaciones con múltiples alas cerradas.

LÍNEA OFENSIVA (9): Tyron Smith, Tyler Smith, Tyler Biadasz, Martin, Terence Steele, Connor McGovern, Matt Farniok, Matt Waletzko, Josh Ball

Tyler Smith, su recluta de primera ronda del 2022, abrirá el campamento en competencia con McGovern por el puesto de guardia izquierdo. Steele toma definitivamente el sitio de La'el Collins como tackle derecho. Tyron Smith no ha jugado una temporada completa desde el 2015 por lesiones, pero el plan ahora es descartar una opción veterana como suplente y quedarse con Tyler Smith, Ball o Waletzko de cara al campamento. Ningún grupo será observado más de cerca que la línea ofensiva, dado que su desempeño determinará en gran medida el camino que tome la temporada.

LÍNEA DEFENSIVA (9): Lawrence, Neville Gallimore, Osa Odighizuwa, Dorance Armstrong, Dante Fowler Jr., Carlos Watkins, Sam Williams, John Ridgeway, Quinton Bohanna

Los Cowboys creen que el trío de Armstrong, Fowler y Williams será suficiente para reemplazar la producción de Randy Gregory, quien firmó con los Broncos. Un saludable Lawrence es un gran impulso para la defensiva, mientras que Gallimore y Odighizuwa pueden ser activos en el interior. La plaza final se redujo a Trysten Hill, un recluta de segunda ronda del 2019, y Bohanna. La balanza se inclinó hacia Bohanna por su tamaño (6 pies y 4 pulgadas, 360 libras), pero se verá presionado por Ridgeway en el puesto de tackle nariz. ¿Tiene sentido quedarse con dos tackles nariz? Quizás Hill pueda ser material de canje más tarde en el verano.

LINEBACKER (5): Parsons, Leighton Vander Esch, Jabril Cox, Luke Gifford, Devin Harper

Esta proyección se basa en la suposición de que Cox, quien viene de una rotura de ligamento anterior cruzado en la rodilla derecha, estará listo para la Semana 1. Si no, entonces los Cowboys deberán hallar algo de ayuda, aunque podrían necesitar de un veterano de bajo costo de cualquier manera. Parsons será la piedra angular de la defensiva en su segunda temporada. Vander Esch acabó la campaña pasada jugando a buen nivel, y los coaches amaron el trabajo que invirtió en el receso de temporada. El novato Damone Clark (cuello) abrirá el año en la lista de lesiones no relacionadas al fútbol americano.

ESQUINERO (6): Diggs, Anthony Brown, Jourdan Lewis, Kelvin Joseph, Nahshon Wright, DaRon Bland.

Se trata del grupo más profundo que han tenido los Cowboys en algún tiempo. Diggs viene de una campaña de 11 intercepciones. Brown es consistente. Lewis es más que capaz en la ranura. La posible conexión de Joseph con un caso de homicidio en Dallas lo tiene sujeto a posibles sanciones legales y de la NFL, algo que podría impactar su lugar en plantilla. Dependiendo del resultado, los Cowboys podrían optar por otro safety en lugar de un esquinero.

SAFETY (4): Jayron Kearse, Malik Hooker, Donovan Wilson, Markquese Bell

Kearse lideró a los Cowboys en tacleadas (101) hace un año, brillando en el rol híbrido de safety/linebacker. Hooker está a dos años de haberse roto el tendón de Aquiles, y tiene la posibilidad de ser alguien que marque diferencias. Wilson puede iniciar, también, mientras que Bell obtuvo la plaza final sobre el recluta de draft del año pasado Israel Mukuamu. Los Cowboys garantizaron 200,000 dólares del salario de Bell como agente libre no reclutado.

ESPECIALISTAS (4) Jonathan Garibay, Bryan Anger, Jake McQuaide, C.J. Goodwin.

Anger viene de su primera campaña de Pro Bowl, y McQuaide es sólido como centro largo. Goodwin está entre lo mejor de la NFL a la hora de cubrir patadas de despeje y salida. Pateador de lugar es la mayor interrogante con Garibay, un agente libre no reclutado procedente de Texas Tech, teniendo la ventaja por ahora. Los Cowboys buscarán sumar competencia para el campamento de entrenamiento, pero los elementos disponibles conllevan tantas dudas como Garibay.